martes, 25 de septiembre de 2012

Amanecer Espiritual



Los milagros ocurren a diario en esta maravillosa aurora espiritual que vivimos como humanidad… La energía que baña al planeta va ampliando las conciencias de todos y me encuentro con personas que ni en cientos de años luz hubiera imaginado que cruzaran el umbral hacia el corazón… Todos, de una u otra forma preparan su retorno a casa. 

 Anoche me llamó una persona de esas que tienen el hemisferio cerebral izquierdo tan desarrollado que atrofia su lóbulo cerebral derecho y siempre me miraba como bicho raro. – Oye, Mere ¿Tú sabes cómo se activa la pineal? – menos mal que estaba agarrada del teléfono sino me hubiese ido de espaldas… pero feliz, porque nuestra familia sigue creciendo… Contentísima le di los datos de quienes podrían ayudarlo y nos prometimos un gran abrazo este sábado cuando nos veamos.

Hoy se me acerca una vecina, quien me bautizó como “Bruja” porque antes solía tener mi consulta de Astrología y Tarot en mi casa  y me dice: Mercita ¿es verdad que se acaba el mundo el 21 de diciembre? – Al ver sus ojitos vidriosos no pude resistir abrazarla y decirle que no lo creía, que los cambios están sucediendo y que solo se que algo maravilloso sucederá, que ya está ocurriendo porque ella bajó su barrera y se acercó a confiarme sus inquietudes… Admite estar muy asustada – no hay porque temer - la consuelo… “Dios cuidará de todos nosotros” le digo al oído apelando a su fervor religioso.

Hace unos días recibo un extenso mail de una antigua íntima amiga, que fue mi maestra del desapego hace algunos años, cuando yo vivía en Bs As y me “arrebató” a quien yo creía era el amor de mi vida… Me pide perdón y me dice que “ha pagado caro su traición”… Estuve a punto de contestarle dándole las gracias por haberme sacado de ese limbo en el que vivía en aquel tiempo, pero no quiero que lo interprete como un sarcasmo y solo le respondo: “Todo está bien”… Y es verdad… todo está bien, todo es perfecto porque todo sucede en una maravillosa armonía para nuestro crecimiento y evolución.

Y ahora viene mi sobrino de 20 años, que es quien inspira esta nota y me dice – Tía ¿Es verdad que nos vamos a morir? – a mi se me sale mi Mercurio en Escorpio y le respondo: - claro que sí, todos moriremos algún día… - No pos tía, yo quiero saber si nos morimos el 21 de diciembre…
- Ahhh… es que no lo creo… sabes que la muerte no existe,  es un cambio… dejas esta dimensión y naces en otra…
-       ¿Cómo en Avatar? – me pregunta ansioso…
-       Sí, le respondo… como el Avatar, solo tu conciencia se traspasa a otra vasija distinta…
-       - Qué heavy,  me responde él entusiasmado - Ojala no tenga que estudiar en esa otra dimensión.

… Y así… poco a poco vamos creciendo en conciencia… Vamos despertando y asumiendo nuestro rol en el planeta escuela de la tridimensionalidad.

Se respira ansiedad en el aire… todos estamos expectantes y ya queda poquito… Solo nos queda entregarnos a esta experiencia y no ofrecer resistencia. No hay nada más que hacer… solo tumbarnos ante la vida y no observarlo, sino sentirlo… VIVIRLO DESDE EL CORAZÓN…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...