jueves, 20 de septiembre de 2012

Ritual para neutralizar las energías negativas



La vida, así como la naturaleza, está  compuesta de polaridades: yin–yang, bien–mal, claro–oscuro, calor–frío, nos acompañan a todas partes y es así como tratamos de mantener las más elevadas vibras en nuestros hogares, pero si atraemos las vibraciones positivas, ellas traerán consigo también las negativas (los opuestos se atraen) y por eso debemos limpiar nuestras viviendas cada cierto tiempo… 

Ahora que se inicia el ciclo de renacimiento en nuestras almas, debemos estar limpios de toda energía negativa para poder recibir todo ese caudal de energías renovadoras que nos trae la estación de las flores y la alegría.

En la primera semana de la Primavera, una mañana entre el 22 y el 27 de septiembre, asearás muy bien tu casa y abrirás todas las ventanas. Luego  pondrás una música de alta vibración y tomarás una campana, una flauta, algún cascabel, pandero y si no tienes instrumentos en tu casa puedes usar una copa de cristal y una cuchara para empezar a hacer ruido por toda la casa, desde la puerta de entrada hacia las habitaciones interiores y siguiendo el movimiento contrario a las agujas del reloj recorrerás toda tu vivienda terminando en el mismo punto donde empezaste… Luego rocía cada rincón con agua, en donde has dejado reposar ramas de canela, hojas de ruda y de romero.

Luego abre tus brazos hacia el cielo y agradece…

Ahora invita a las energías positivas a entrar en tu casa… Puedes empezar invitando a los ángeles, comandados por el Arcángel Miguel a que habiten en tu hogar y te protejan de toda negatividad… Abre las puertas de tu hogar y de tu corazón a todos los seres de luz para que formen en tu casa una red de protección amorosa.

Una vez hayas terminado puedes tomar un baño de tina en donde pondrás una  cucharada grande de miel y pétalos de algunas flores… Relájate… disfruta… Medita…

Ahora estás lista para vivir la primavera desde lo profundo de tu alma.

¡Felicidades!


Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...