Compañeros de viaje...

sábado, 1 de agosto de 2015

Me lo dijo la Luna…



Desde hace un par de meses, justo cuando se formó la Luna Nueva de Géminis, cada noche la luminaria ha venido a susurrarme… Y como no! si paseando por Géminis, escoltadísima por Mercurio y Marte no pudo contener sus ansias de comunicar ciertas cosas que le parecían importantes…

Me ha dicho que vivimos tiempos sagrados y se hace imperioso mantenernos conscientes. Estamos abandonando una dimensión mientras nos adentramos en otra y ese cruce o choque de energías nos provocan vértigo, perdidas de memoria, falta de sueño, temores… y sobre todo incertidumbre… pero nos pide que mantengamos la calma porque esto también pasará apenas nos ajustemos a la Nueva Frecuencia planetaria…

Me ha dicho también que aún caminamos a tientas por caminos desconocidos y para muchos no elegidos en el nivel de la razón y esta pérdida de control, este no saber que hay más adelante nos provoca desasosiego y angustias… Nuestro satélite nos aconseja parar… Crear un tiempo-espacio para detenernos y revisar hacia donde nos dirigimos, cual es nuestra meta... porque las tenemos ¿O no? Conviene evaluar si todo nuestro andar nos acerca a metas colectivas, que otros trazaron para nosotros, o avanzamos hacia   metas personales y impulsados a elegir nuestro propio camino con esa brújula interna que tan poco hemos usado: El Corazón…

No lo digo yo… lo dice la Luna…

También me ha comentado que debemos honrar a nuestro Corazón que él es nuestra conexión divina porque a través de este, para mucho simple órgano, podemos ver, oír, sentir y hasta oler… Estamos descubriendo el verdadero poder que yace en nuestro centro cordial derrocando así la dictadura de la mente (o ego)… No importa que seamos menos prácticos, menos lógicos y hasta menos convenientes… lo importante es volver a la conexión primaria, no solo con nuestra alma, con nuestra esencia sino que también con todo el entorno, con los demás, con toda la creación, con el Universo… El corazón irradia con tanta fuerza que contagia y así muy pronto estaremos todos sintonizados y en comunión…

Dice la Luna que ella nos acompaña y guía durante toda nuestra vida terrestre y en esta transición, especialmente, nos ilumina con mayor fuerza, empoderándonos para poder sostener la nueva frecuencia en la que empieza a vibrar el planeta.
Este tiempo no es para es para seguir viviendo alocados yendo y viniendo sin detenernos ni un instante. Solo podemos ser conscientes creando un espacio nuestro, haciendo un stop para mirar, mirarnos… Sentir, sentirnos… 

Este periodo luminoso solo puede vivirse en total conciencia. Seguir dormidos es perderse un espectáculo sin igual… 

La misma Luna, me dice, que atrás se van quedando esos seres que apenas existen. Ahora se vive, se respira, se vibra, se ríe, se juegas, se baila… se fluye… Hay presencia en el ahora… y la no presencia es ausencia… no solo del presente sino de la vida misma.

También me ha susurrado la Luna que en este plano lo más importante es el AMOR.. y que todo el amor que necesitas para vivir lo portas desde siempre contigo… es el amor propio… Y agrega que, honrarse, cuidarse, respetarse es no permitir la entrada en tu campo áurico a otros seres que no vibren en la frecuencia amorosa que tú… Que no autorices a nadie a dañarte, porque esas actitudes que tienen los demás contigo no es un problema para ti… es un asunto que deberán resolver ellos…

Pero lo que siempre me recalca este astro luminoso es que abandonemos la vestidura del ego… que podemos SER nosotros mismos sin miedo y eso empieza por amarnos en tal medida que no seamos capaces de traicionar ni por un instante a nuestra esencia… Solo hemos venido a ser nosotros mismos y no tenemos que ser como nadie más, por maravilloso que éste sea...

Y eso mis queridos amigos lectores… Hoy he querido contarles lo que me ha dicho la Luna…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

A una Madre muy especial…



Hoy, 1 de agosto es el día de la Pachamama, palabra quechua que significa Madre Tierra y he querido honrarla con esta nota.

Tuve el honor de ser nieta de una mujer de la Tierra, una bruja inocente de sus poderes pero que poseía la fuerza de un Tifón –era Cáncer– y me enseñó desde el mismo día que llegué a este planeta a cuidar de este SER maravilloso que me ofrecía de todo para poder vivir.

Recuerdo un par de veces haber dibujado la tierra plana y a mi abuela explicando dulcemente que el planeta era en realidad un globo gigante que giraba alrededor del sol que era como una enorme bola de fuego… Me costó entenderlo pero recuerdo que después dibujaba al sol como una gran llamarada siempre anaranjada y roja y a la Tierra como una pequeña bolita azul…

En el colegio me enseñaban que la Tierra era un montón de rocas sin vida, pero mi abue me explicaba que el planeta estaba vivo, que respiraba, se reía, lloraba, se quejaba, cantaba y hasta bailaba… por eso no me asustan los temblores, porque para mi la Tierra está bailando y eso siempre es bueno… a pesar de que me duele que para otros este baile terrestre sea una desgracia.
Recuerdo algunas tardes de verano, vacacionando en campos sureños, presas de un silencio absoluto haber escuchado un leve sonido, como un pito o una pulsación y mi abue me decía “la Tierra está respirando” y yo lo creía ciegamente… Muy pocas veces he vuelto a escuchar ese pitito… pero ese ruidito me conectaba tanto a la Tierra, yo la sentía mi amiga, le hablaba, le contaba cosas y nunca dejé de cuidar árboles y plantas porque ellas eran la prueba fehaciente de que la Tierra estaba viva… algo que no tiene vida no puede generarla y con tanta belleza, infantilmente razonaba.

Pensé en hacer un ritual pero creo que por hoy ya tendrá muchos ya que en todos los continentes hacen hermosas ofrendas, cantan, danzan y honran a esta Gran Madre… ¿Y el resto del año?
Yo quiero rendir tributo a la Pachamama, hacerle ofrendas todos los días del año y regalarle a la Tierra mi enorme gratitud por ser esta madre acogedora e incondicional que nos cuida como a hijos y nos perdona todo el daño que le hemos hecho.

Todas las mañanas le agradezco poder posar mis pies sobre ella. Respirar este aire, caminar por sus prados… Si me pongo a enumerar todo lo que tengo para agradecer a la mamita Tierra creo que escribiría millones de páginas… Pero mi intención es solo invitarlos a no homenajear un día al año a esta Mamacita sino que todos los días ser conscientes de que el planeta nos acoge tan generosamente, nos brinda sus bellos paisajes, su colorido, sus variados aromas y sabores, la versatilidad del clima y el paisaje…

Creo que no hay mejor regalo para el planeta que la consciencia y ofrecerle tan solo unos minutos cada día para honrarla y bendecirla con nuestra gratitud. Ser conscientes de que habitamos un lugar sagrado. Que bosques y mares son un regalo para conectar con el alma… que la Luna y el Sol son unos guías poderosos para quien quiera conocer sus señales… que nubes y lluvia rompen la rutina con su tarea purificadora… que el reino animal está para amarlo y no para destruirlo… que las estaciones son signos de que nada es eterno, que todo pasa, y los ciclos son eternos…

Yo ahora voy a rendirle mi diario homenaje a mi mamita Tierra mientras paseo con mi perro y conecto con lo más esencia de la vida… mi aquí y mi  ahora… porque nada más existe…

Gracias Madre Tierra por concederme el privilegio de ser uno más de tus hijos y ser consciente de que eres una Maestra en mi vida…

Gracias… Gracias… Gracias…

En Amor y Conciencia…

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

jueves, 30 de julio de 2015

Ritual de Luna Llena Acuariana… Sanando el Corazón



El Sol se encuentra en Leo mientras la Luna hace su llegada a Acuario… El Sol nos pide ir hacia el centro mientras la Luna nos impulsa hacia la periferia… Esas son las principales tareas de esta ruta evolutiva llamada vida.
Debemos ir hacia el encuentro de nosotros mismos, conocernos, abrazarnos, amarnos infinitamente para poder irradiar eso hacia fuera y conectarnos sanamente con los demás. Pero cada vez se hace más difícil mantener relaciones sanas con los otros porque nos relacionamos desde las carencias, desde lo que nos falta. Yo busco en ti lo que a mi me falta. Cuando debería ser Yo encuentro todo en mi y lo comparto contigo

Y para eso haremos este ritual… Sencillo, simple, como la Sabiduría misma.
Es tan solo detenernos para hacer consciente que llevamos iniciado un proceso de sanación colectiva pero que también podemos sanarnos individualmente.

Vamos a sanar nuestros corazones para poder AMAR –así, con mayúsculas– y no seguir enroscados en historias de suplir las carencias propias y ajenas. Despertaremos suavemente el centro cordial que tiene la capacidad de DAR amor incondicional e ilimitadamente y así podemos empezar a mirar el mundo con otros ojos… con los ojos del corazón.

Habiendo creado un espacio de calma y armonía en la noche del 31 de julio, en el silencio de tu habitación pide perdón a tus ancestros… a todos los que estuvieron aquí antes que tú y dejaron una huella que has seguido. Hónralos, bendícelos y agradéceles encendiendo una velita de cualquier color para que lleve luz a todas las almas que han colaborado en tu crecimiento. Tu madre y tu padre, tus abuelos, bisabuelos y los que estuvieron antes, han dejado alguna herida en ti y tú en ellos. No te culpes, es parte del aprendizaje de vida. Ellos hicieron su aporte desde lo que pudieron y no está en nosotros juzgar su tarea.

Vamos a sanar todas las creencias que nos entregaron y que nos han alejado de nuestro crecimiento. Sanaremos el machismo en que fuimos educados (porque nuestras madres y abuelas fueron muy machistas sin siquiera darse cuenta), sanaremos la necesidad de buscar que otro nos complete y nos haremos conscientes de que nacimos ya completos, somos enteros y llevamos dentro la semilla de la plenitud. Sanaremos el egoísmo, ese que nos hace poner la atención en lo que recibimos más que en lo que damos… Sanaremos el alma.
Consigue una piedra de amatista o un cuarzo rosa… si no los tienes busca una piedra común y corriente de esas que están tiradas en la calle o en la playa. Nadie sabe cuando nace una piedra pero sabemos que estuvo desde antes que tú y todos tus ancestros en este planeta. Una piedra ha sido montaña, luego roca, más tarde piedra, para volverse guijarro y terminar como arena o polvo en esta Tierra. Esa piedra lleva en si misma la memoria de nuestra historia como humanidad y a través de ella puedes sanar toda tu generación hacia delante y hacia atrás… porque la piedra seguirá estando aquí cuando tú tengas que partir.

Si eres artista escribe sobre la misma piedra, si no, escribe en un papel todo lo que esperas sanar con esta generosa Luna Azul y envuelve tu piedra en ese papel. Luego empúñala en tu mano y repite 7 veces:
Poderosa y sanadora Luna Azul, pido que sanes a mi planeta y a todos mis ancestros de las heridas que llevamos en el alma y que nos impiden amar. Esta es mi ofrenda para que en futuras generaciones podamos relacionarnos desde el corazón y practiquemos la maravilla de dar, darnos y ser felices…
Así es y así será…

Hecho esto pon la piedra al lado de la vela y apenas amanezca busca un lugar donde enterrarla, puede ser en el jardín, en una maceta o si vives en la costa puedes simplemente lanzarla al aire o arrojarla al mar… Esa piedra ya conserva todo la energía sanadora que le has puesto ayudada por la luna azul y cada persona que la toque podrá sanarse a si misma y a todas sus generaciones…

Eso es todo queridos lectores… Solo me queda invitarlos a reflexionar lo siguiente: ¿Se imaginan si cada día eligiéramos un momento para estar conscientes y tomar una piedra, una semilla, abrazar un árbol o tomar entre las manos un poco de agua de río o mar y repitiéramos 7 veces la invocación sanadora? Impregnaríamos el planeta entero del poder curador de muchos y una luz sanadora envolvería a la Tierra… ¿Por qué no hacerlo?

Y con esto me despido enviándole un abrazo luminoso y azul a todos,  agradeciendo el poder contar con ustedes para continuar juntos sanando el alma…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

miércoles, 29 de julio de 2015

Luna Llena y Azul: Volvernos Acuarianos…



El 31 de julio habemus segunda Luna Llena en este mes (la primera fue el 1 de julio en Capri), fenómeno al que llamamos Luna Azul y esta vez se forma en su tránsito por Acuario, signo reformista, que impulsa –más bien obliga– a cambiar la mirada que damos al mundo.
Desapegarse de ideas, creencias arraigadas, posturas, visiones de vida o formas de manejarnos cuesta tanto… No es que un día decidas dejar de juzgar a los demás y al día siguiente te levantes incapaz de emitir un juicio. Hay que poner consciencia y conciencia en ello para no pillarte enjuiciando a la vecina porque bebe o a tu jefe porque grita todo el día e incluso al clima porque amaneció lloviendo…

Tiempo de ampliar la mente hacia lo ilimitado del amor… porque por más que creas que amar es un sentimiento, el más puro Amor es un estado de conciencia al que debemos llegar como meta en esta ascensión evolutiva. Y hablamos del amor Universal, compasivo, ese que une a todos los seres humanos y no ese remedo de amor que se vive sentimentalmente, que generalmente no se vive desde la conciencia, sino desde los sentidos, guiados por el ego.

Con Quirón en trígono con Marte nos acercamos a la recta final de este proceso sanador que iniciamos hace casi 40 meses (el 40 es un número esotérico) y solo resta limpiar la mente (Acuario) para aceptar que somos puro corazón (Leo) y desde ahí empezar a vibrar para manifestar nuestro SER. No es fácil porque desde la más tierna infancia nos prepararon para funcionar desde el cerebro y ahora toca retroceder… volver a ese punto de partida en que optamos por los caminos de la mente, dejando atrás la ruta del amor… Y es que la mente tiene un socio mayoritario llamado Ego que nos lleva a la división, a clasificarnos entre humanos, a alejar a los que no me sirven y acercar a los que me pueden ofrecer algo… En cambio el corazón no discrimina, para él todos somos lo mismo, solo que en diferente etapa del proceso. Unos más adelante, otros más atrás, pero una misma chispa con destino de llamarada.

Esta Luna acuariana además de conectarnos con esa libertad intrínseca que todos poseemos pero que no rescatamos porque la mayoría no sabe que la portamos dentro, nos invita a aceptar ese lado único, quizás diferente que todos tenemos. Es el momento justo de quitarnos el uniforme que la sociedad nos impuso y sacar lo verdadero. Eso que es quizás especial o raro para otros, pero que forma parte de nuestro ser esencial y es el regalo divino otorgado para poder cumplir la misión individual que traemos todos, sin excepción, al nacer… Sin atrevernos a SER nosotros mismos esa misión quedará inconclusa.
Como ritual para esa noche  podemos hacer un paquete imaginario con todos nuestro pudores y timideces para lanzarlo al Universo porque se acabaron los días de ocultamientos y miedos. Se impone esa la Luz brillante que brota desde el centro del corazón y FLUYE… ENTREGA…

Y con el regente de Acuario, Urano en viaje de retroceso podemos hacer una parada para re-visar y re-flexionar como nos está yendo con el cambio –cambio de paradigma, de ideas, de amistades, de residencia, de trabajo, de look, de conciencia…– y si no has hecho las debidas modificaciones, estás a tiempo de entrar en esta vuelta superior de la espiral para acceder al próximo nivel de conciencia hacia el que nos abre la puerta esta luna acuariana.

Allí en el área donde tienes al signo del aguador en tu carta será donde debas focalizar la atención por estos días y poner la energía necesaria para integrar –y vibrar en– esas características que simbolizan la gran revolución acuariana que irrumpe en la vida de cada uno: Libertad, Igualdad y Fraternidad… que podríamos resumirla en UNICIDAD…

Aprovechemos este regalo cósmico volviéndonos cada día más acuarianos…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

lunes, 27 de julio de 2015

Intensa actividad cósmico-juliano



El séptimo mes del año se mantuvo con una intensa actividad cósmica y seguro quedará en la historia de muchos de nosotros porque con todo ese despliegue de poder nos deja como regalo (entre otros) mayor conciencia.
Iniciamos el mes con el plenilunio del 1 y lo finalizaremos con otra Luna Llena el 31.

Si aún quedaban en pie caducas estructuras que eran obstáculos para nuestra evolución, los vientos julianos se encargaron de derribarlos. Y mientras algunos se resistieron a osar, otros dieron el gran salto y se encuentran en otro aro de la espiral luminosa… Los que prefirieron seguir andando por caminos ya conocidos se quedan atrás y no los volveremos a encontrar en mucho tiempo…

Sí… ha habido separaciones de todo tipo… Amigos que no se verán más, parejas que tomaron distinto rumbo, familias que se disgregaron, subordinados que le dijeron chau al jefe o jefes que dejaron sus trabajos… y lo más importante: una vieja forma de vida quedó atrás… y es que esas estructuras no daban para más y terminaron desmoronándose solitas ayudadas por las brisas julianas…

Y estamos aquí: abandonando los escombros mientras avanzamos esperanzados hacia lo que viene ayudados por estos mensajeros celestes. Venus y Júpiter formaron una alianza cósmica en Leo (corazón) que nos impulsó a desarrollar la conexión con el otro y también con nosotros mismos así como silenciarnos, viajar hacia adentro para ir al rescate de esa sabiduría interior que habíamos dejado olvidada… Abandonamos la búsqueda exterior porque somos cada día mas conscientes de que todo, absolutamente todo lo que necesitamos para evolucionar en este planeta lo llevamos dentro.

Muchos planetas retrogradando nos arrastran con ellos para re-tornar a casa… o a ese punto de nuestras vidas donde perdimos el camino para poder re-tomarlo. Re-valoramos la forma en como nos relacionamos con los demás y con el dinero (Venus). Re-spiramos profundo para hacernos cargo de todo lo que hemos lanzado hacia el Universo y nos re-torna multiplicado (Saturno)… Paramos… hacemos stop y nos miramos al espejo para ver si nos está re-flejando a nosotros mismos o a algún ser que hemos creado para ocultarnos ¿Estamos conquistando la libertad? (Urano)… y los ideales, las creencias, lo que nos inspira ¿Son validos? (Neptuno)… y el tan mentado cambio que se generó en nosotros es real o solo un barniz superficial pero por dentro seguimos estando en el mismo punto donde nos encontrábamos ese día que creímos despertar? (Plutón).

Ya no son tiempos de engañar a nadie y menos a nosotros mismos. Se impone la honestidad y la, para muchos dura y para otros cruel, verdad…

Somos energía y como tal vibramos, así que por más que nos vistamos con túnicas, comamos solo verduras, entonemos mantras, hagamos rituales, manejemos algún oráculo, hagamos sonar cuencos y saludemos con Namaste… si no vibramos en consonancia con lo que decimos o hacemos el Universo entero lo percibirá… El tiempo del engaño quedó atrás porque todas las verdades ocultas ya  están viendo la Luz…

Julio ha sido una revolución en cada uno de nosotros… y es solo el comienzo.

Todos los planetas trabajan para elevar nuestra frecuencia y nos preparan para cuando el Sol brille a través de Leo poder sintonizar el Corazón y la voluntad… Si antes creíamos que de la conjunción mente/voluntad salían cosas maravillosas, imagínense todo lo que seremos capaces de hacer si aunamos el Corazón con la Voluntad… Nos convertiremos en verdaderos Creadores

A todo mis queridísimos lectores les mando un abrazo, de corazón a corazón… de alma a alma y les deseo un feliz re-torno a casa…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...