Compañeros de viaje...

jueves, 23 de octubre de 2014

Renacidos: Frutos del eclipse



…Y no era cuco… el eclipse se empezó a anunciar dos días antes sacando a la luz muchas oscuridades.

Y es que no se puede con el Señor Escorpio porque llega revisando armarios, quitando motas de polvo, ventilando hasta el subterráneo obligándonos así a hacer una revisión general con un fuerte aseo en nosotros mismos… y si no lo hacemos, él lo hará por nosotros –sin mucha piedad– revelando esas partes oscuras que nosotros intentamos barrer bajo la alfombra con la ilusión de que nadie más las notará…

No es que sea malo Mr. Scorpio, sucede que a él le gusta lo real, lo genuino. Le abruma lo falso, lo superfluo, lo intrascendente. El tiene un contrato perenne con el Universo para trabajar en la transformación de los seres humanos y lo cumple a cabalidad.
No hay excusa que valga para retrasar la limpieza energética profunda que ya empezó a hacer Don Escorpio en cada uno de nosotros, en la sociedad y en todo el planeta. Esta es la razón por la que hemos muerto –transmutado– y recién empezando a renacer…

Para muchos esta muerte ha sido dolorosa. No es fácil en esta cultura afuerista* (centrada en lo exterior) empezar a mirar hacia adentro y descubrir que todo pasa internamente y que lo que afuera es solo la proyección. Pero lo más difícil es reconocer que no somos la proyección, por mucho que la mayoría se identifique plenamente con su decir, su hacer, su tener, su parecer, su deber ser y todo lo que se puede ver desde afuera… lo que somos está dentro de nosotros, oculto –por eso escorpio se fascina con el tema– para muchos y es tan maravilloso que una vez que lo conoces ya no puedes ignorarlo.

Y bueno, este renacer va intrínsecamente ligado a descubrir el SER y empezar a vivir desde él.

El dolor más profundo lo están viviendo quienes se creían de lo más despiertos y que vivían su espiritualidad a pleno porque leían cuanto libro de autoayuda caía en sus manos o porque tomaban cursos de todas las terapias en su versión mix… o porque soltaron sus valores, su religión, su trabajo y hasta su vida familiar… pero no es así de fácil la espiritualidad y eso lo deja muy en claro Mr. Scorpio con cada una de sus visitas anuales a nuestras vidas.
La espiritualidad es un aprendizaje, pero no del intelecto (aunque el conocimiento ayuda) sino del alma. La espiritualidad no se actúa, se vive y no hay otra forma de experimentarla así que si crees ser espiritual porque entonas mantras todo el día o porque tu casa huele a incienso, vistes de naranja y  te pasas el día haciendo asanas… O si vas por la vida con ojos lánguidos repitiendo que “todos somos uno” y “que viva el cambio” o dejaste de comer carne y no quieres oír hablar de sexo, el Sr Escorpio te demostrará empíricamente que te has situado en el lado opuesto a la espiritualidad y te ayudará –en su estilo nada sutil– a situarte en el lugar de la verdad… y así, un poco a palos descubrirás que la espiritualidad no se vive para afuera diciendo o demostrando cosas sino que es un trabajo interior constante y solitario.

Y cuando descubres lo que es SER y dejas de parecer recién puedes sentirte encaminado…

Y todavía queda mucha más limpieza… hay tanto que sacar a la luz, hay que aprender a trascender lo dual y vivir desde la unidad… Difícil… Titánico… pero no imposible.
Todavía nos quedan 29 días con el temido Escorpio gobernando desde el firmamento y hay que hacer la tarea sí o sí…

Sigo agradeciendo todos los días los regalos que el Universo nos envía y estos dos eclipse han sido de una potencia energética tan purificadora que no puedo dejar de repetir ¡Gracias, gracias… gracias…!

Y todavía viene mucho más…

En Amor y Conciencia.

*afuerista: Relativo al afuera.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

martes, 21 de octubre de 2014

Ritual de Eclipse Solar en Escorpio: Renacer



Así como los eclipses lunares siempre son en Luna Llena y marcan el final de una etapa. Los eclipses solares ocurren en Luna Nueva y son una señal de inicio… y nosotros estamos a punto de comenzar o dar un giro importante en nuestras vidas.

Escorpio nos hace trabajar las oscuridades que llevamos dentro y nos impulsa a poner luz justo allí donde la sombra es más densa… Se requiere de mucho valor para poder mirar esa sombra y aceptarla. El Águila también nos pide desprendernos de nuestro pasado, abrazar el cambio, cerrar este ciclo y abrirnos a lo nuevo emprendiendo el camino hacia el renacer.

Apenas entramos a vivir la energía escorpiana –23 de octubre a las pasadas las 18 hrs. de Chile– sentiremos como internamente todo cambia. Nacen deseos de trascender, de transformar la vida que hemos llevado y nos sentimos fuertes, valientes y poderosos para lanzarnos en esta gran aventura de morir para renacer.

Justo en el momento del eclipse –a las 18:57 en Chile y puedes ver los horarios en otros países aquí– muere el Sol al ser opacado por la Luna desde la perspectiva de la Tierra, para renacer a los pocos minutos en todo su esplendor y con renovados bríos… y lo mismo ocurrirá con nuestro sol interior… morirá a la vieja energía para poder renacer a la luminosidad ya instaurada en el planeta. Por eso no es metáfora cuando decimos que todos renaceremos después de este eclipse.

Este ritual nos ayudará a fijar la energía en el Universo porque ya lo hemos repetido hasta el cansancio: Si somos capaces de sostenerlo en la mente, seremos capaces de verlo materializado… y eso haremos durante estos día en que duran los efectos de Luna Nueva eclipsada en Escorpio: Imaginaremos como muere lo caduco que hay en nosotros y visualizaremos como renace una energía nueva y sostenedora de lo que seremos desde ahora. Escorpio también simboliza la magia y nos convertiremos en magos para crear la alquimia vital.

Escoge una prenda de ropa que no uses y puedas desechar. Una vela té blanca que te ilumine en el momento del ritual y una hoja de papel donde escribirás todo lo que dejarás morir en tu vida o desecharás y a lo que esperas renacer. Una bandeja de metal u olla donde puedas quemar.
En el día del eclipse –de preferencia a la misma hora y si no puedes en el momento que dispongas– ponte la prenda que desecharás, haz unas cuantas respiraciones profundas para inducir un estado de paz y enciende la vela mirando hacia donde está el Sol… Invocando el poder del Universo y la luz del espíritu repite 7 veces lo que has escrito que deseas soltar y desprenderte de ello, por ej: Poderoso Universo, amados guías espirituales, Eterno Sol, amada presencia Yo Soy en mi, hoy me dejo morir a la crítica, a los juicios, a la propia desvalorización, a la queja, al desgano, a la impaciencia, al sufrimiento, a los malos pensamientos, a los automatismos, al culto al ego, a la melancolía, a …. (todo lo que tú quieras eliminar de tu vida) y renazco la comprensión, al no juicio, a mi autoestima, a la aceptación, al entusiasmo, a la paciencia infinita, a la entrega, a los pensamientos positivos, a la voluntad, a la espiritualidad, a la alegría, a … (todo lo que tú quieras ver en tu vida). Junto con recitar tu ofrenda, te irás desprendiendo de la prenda de ropa que desecharás como símbolo de todo lo viejo que estás dejando atrás y lo pondrás en la bandeja u olla y lo quemarás como símbolo de esa energía que dejas morir en tu vida…

Puedes hacer una pequeña meditación luego de esto visualizando tu nueva vida y puedes también entonar un mantra… Dejas consumir la vela hasta el final y eso es todo…

¿Por qué 7 veces? Porque el 7 es un número mágico, porque es la energía que rige este año 2014 y porque todo lo que sea repetido 7 veces creará magia…

Después de este ritual te sentirás muy fuerte, vigorizado, con ganas de emprender… es porque estás renaciendo…

Te deseo un feliz eclipse, una luminosa Luna Nueva y un dichoso renacer…

En Amor y Conciencia.
Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

domingo, 19 de octubre de 2014

Flic Flac Cósmico



Nos seguimos transformando de forma radical.. Ni siquiera nosotros mismos  nos reconocemos y estamos en el lugar opuesto de donde planeábamos llegar…

Nos dejamos llevar por la ola de los acontecimientos y nos distrajimos con tanto acontecer en nuestras vidas, en la de los vecinos, en la tv, con el sistema, con la rutina… y de pronto todo empieza a moverse como en un constante rodar por la vida que no se detiene.

Hemos estado girando en un salto, como un flic flac continuo… En medio de tantas vueltas de pronto estamos con la cabeza abajo como colgando y luego giramos y volvemos a poner los pies en la tierra… para volver a encontrarnos cabeza abajo… Es la vertiginosa energía que nos agita, nos saca de nuestro  territorio confortable para despertarnos y permitir que aflore la esencia soltando la vieja energía.

Imagina que desde que naciste te has movido en ciertos espacios y tu vida transcurre –digamos placida– en medio de la creencia de que eres casi un elegido y tu existencia es la que todos debieran imitar… Toda tu educación se ha centrado en mantenerte firmemente anclado a esa región que para ti es conocida y por lo tanto muy segura… hasta que un día sucede algo inesperado que te saca de esa zona de comodidad y descubres que hay otros mundos, otras maneras de vivir, otras creencias, otros valores, otras miradas… eso es despertar…
Y cuando abandonamos la zona de confort debemos aprender a movernos en esas otras regiones y todo lo aprendido anteriormente no es aplicable en lo nuevo. Entonces ahí despierta el Ser, lo que somos en verdad. Nuestra pureza intrínseca. El Espíritu o esencia que es esa luz que habita siempre en nosotros.

Todos estos cambios vertiginosos nos conducen al Nuevo Tiempo. El Universo, las estrellas, el Cielo, la tierra, la naturaleza y toda la energía cósmica están mandando señales para despertarnos y los que ya están despiertos desde antes colaboran en este proceso entregando verdades y remeciendo las conciencias.

Nos acostumbramos a llevar una existencia monótona en donde todo estaba previsto y en medio de la somnolencia nos sentíamos muy seguros… pero ya sabemos que eso no es verdad… que la seguridad es una gran falacia producto del sueño existencial y que es la incertidumbre lo que nos mantiene en estado de alerta. Nos mantiene vivos.

Y por todo esto es el flic flac que vivimos ahora… Nos movemos, somos agitados, remecidos… Somos despertados para poder seguir avanzando. Los que quieran seguir durmiendo pueden hacerlo, pero se quedarán muy atrás de nosotros y se perderán la gran fiesta galáctica que está a punto de empezar.

Siente como ante ti se abren caminos desconocidos y puertas amigables… Todo encaja de manera perfecta porque elegiste estar aquí ahora y vivenciar todo este acontecer energético. Eres parte de todo este proceso evolutivo y sanador.

Entrégate a todo este movimiento que estamos viviendo y sintonízate con los ritmos vertiginosos que nos trae este flic flac cósmico…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

viernes, 17 de octubre de 2014

Eclipse de Sol en Escorpio – Dejarse morir para renacer…



El jueves 23 de octubre Sol y Luna se reunirán en el 0º de Escorpio para comunicarnos que ha llegado el momento de morir… Venus sirve de celestina en este encuentro que marcará un antes y un después en nuestras vidas. Mercurio se prepara para reiniciar acciones directas después de darnos apenas el respiro necesario para reunir fuerzas y continuar con este aprendizaje del alma…

Sí… es una muerte la que vivenciaremos todos… y no es que quiera meterles cuco (miedo) sino que hasta el concepto de muerte está cambiando. Morir es transformarse, es transmutar, es renacer hacia otro estado.

Un eclipse solar siempre sucede cerca del nodo del karma y es como una campana para despertarnos y recordarnos la misión de vida. Nos remece e impulsa a retomar el rumbo de la vida que habíamos pactado.

Escorpio siempre invita a dejarse morir para poder renacer. Y eso implica dejar atrás el viejo ser y la vida que llevamos hasta hoy para poder comenzar a vivir desde la trascendencia.

Toda vida se gesta en la oscuridad. Las semillas brotan desde el fondo de la tierra, el embrión se desarrolla en el útero y el espíritu se manifiesta una vez que conocemos nuestra propia sombra. Sin haber bajado al infierno no podemos ascender hasta el Cielo.
Esa es la tarea cuando pasamos por Escorpio: conocer ambos extremos para poder optar si nos expresamos desde la propia oscuridad o desde nuestra luminosidad… y una vez que hemos optado recién podremos renacer.

Todos, sin excepción, hemos estado esperando en posición de salida ese disparo inicial para lanzarnos en la carrera de la trascendencia. Y el momento ha llegado. Será justo en estos días de eclipse… Y partimos…

Será una carrera energética. Estanos compitiendo con nosotros mismos en la eterna lucha de la esencia y el ego…  y esta vez se lleva la copa el espíritu porque al fin lo reconocemos y eso lo fortalece, lo vuelve  invencible. Se instaura la era espiritual y dejamos atrás la era del intelecto. Dejamos morir a la razón que se retira cansada y satisfecha por la labor cumplida después de años de gobernar en este sistema. Muchos le seguirán rindiendo honores, pero las energías nos han movido a todos hacia adentro y hemos despertado nuestro centro amoroso que nos reconecta con el Ser Esencial o Yo Soy… Nos reconocemos como seres espirituales y soltamos la pesada carga del ego… De ese modo nos hemos dejado morir

Morimos a una vida centrada en el afuera y renacemos a la verdadera vida sustentada en el interior… Morimos como seres mecánicos para renacer como seres voluntarios… Dejamos morir todas las heridas que llevamos en el alma para renacer en sanación plena… Se muere la ilusión de la estabilidad para permitir que nazca en nosotros la realidad del cambio constante… y muchas cosas en nosotros se están muriendo solo para darnos el espacio de renacer…

Por ahí leía que los eclipses solares son puntos donde el destino de cada uno se cumple… pero yo creo que es el punto donde nosotros podemos retomar el camino. Podemos recordar –en el nivel del alma– nuestro propio pacto con el Universo y avanzar.

El efecto del eclipse durará con toda su fuerza por tres meses y creo que serán 90 días en que puedes hacerte consciente de tu poder interno, de tu fortaleza, de tu capacidad de transmutar y sobre todo de renacer de tus propias cenizas.

Agradece al Cielo por enviarnos este tremendo obsequio y permítete una muerte para poder renacer…

Feliz renacer de la oscuridad a la luz…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...