Compañeros de viaje...

domingo, 7 de septiembre de 2014

Entrenando Alas...



Cuando la Primavera está anunciándose nosotros ya estamos cumpliendo un ciclo de estrenando alas y no ha sido nada fácil elevarse por sobre lo ilusorio o terrenal para poder vivir desde la trascendencia… A todos nos ha costado despegar y emprender ese sublime vuelo. No hemos entrenado debidamente esas alas que permanecen muy débiles para sostenernos porque aún no nos convencemos de que somos capaces de volar y mirar la vida desde otra perspectiva.

Volamos cuando nos elevamos hacia vibraciones superiores porque optamos vivir una vida de excelencia. Volamos cuando entendemos que el amor no es apego. Volamos cuando soltamos esas amarras que nos mantienen aún densos y atados a la mera existencia. Con nuestras alas podemos dejar de existir para  empezar a vivir.

A continuación les entrego el plan de entrenamiento para fortalecer este maravilloso par de alas que el Universo nos regaló la primavera recién pasada y, ya sea que puedas verlas o no, las sientas o no o las uses o no, están ahí esperando a que te animes a usarlas.

Ejercicio Nº1:
Desprográmate: Quita de tu memoria todo el condicionamiento que llevas cargando por años. Procura volver a ser ese niño que recién salía al mundo y se esforzaba por conocerlo todo. Vacíate de ideas, conceptos, creencias, apegos, ilusiones, relaciones sobre todo de tu antigua percepción de la realidad. Eras el producto de tu historia familiar, tu país e idioma, tu educación, tu religión… Desde ahora empiezas a ser tu propia creación.

Ejercicio Nº2
Amate incondicionalmente. Mimarte y regalonearte es la manera que tienes de expresarte amor. Y los mimos no consisten en comprarte regalos todos los días o atiborrarte de golosinas, eso es más bien un flagelo para los órganos del cuerpo y carecen de amor hacia ti mismo. Debes  brindarte alegría, paz, armonía, desarrollo y abundancia a tu vida. Aprende a regalarte tiempo y espacio para ti y a rodearte de energías positivas.

Ejercicio Nº3
Confía en ti. Toma conciencia de tu divinidad y de que no estás solo en este viaje: A todos nos acompañan miríadas de seres de luz que nos guían y escoltan hacia la evolución. Camina con confianza en que tienes todo el derecho de estar aquí en la Tierra aprendiendo, creciendo y evolucionando. Tú no eres peor ni mejor que nadie, eres un engranaje más de esta enorme maquinaria cósmica, pero una pieza importante porque sin ti nada podría funcionar.

Ejercicio Nº4
Empieza a fluir… suéltate y muéstrate tal y como eres… Has estado oculto por mucho tiempo tras esa cárcel que ha sido el condicionamiento que recibiste. Es hora de empezar a fluir desde el corazón, expresarte desde el alma y manifestar tu pensar, tu sentir y tu actuar sin miedo a lo que digan los demás. Eres libre por derecho y lo único que puede coartar tu libertad es realizar actos en contra de tu prójimo.

Ejercicio Nº5
Limpia tu cuerpo de toxinas y tu mente de basura emocional para elevar las vibraciones del traje que llevas puesto en esta vida y también las del alma. Selecciona las comidas y bebidas que ingieres y elige siempre productos naturales que aportan energías puras y positiva en tu vida y sobre todo vigila tus pensamientos y sentimientos para mantenerte vibrando en las más altas frecuencias.

Ejercicio Nº6
Conéctate con la naturaleza. Haz vida al aire libre. Deja de visitar centros comerciales y lugares oscuros y con poca ventilación. Camina por campos, bosques, playas o montañas. Respira aire puro y abraza a los árboles y convérsale a las plantas, a las aves, al viento, a la lluvia… ¿Dirán que estás loco? Y qué más da si es una bendita locura…

Ejercicio Nº7
Mantente consciente. No te duermas… y me refiero a conservar la conciencia despierta. Si estás leyendo esto es porque ya estás despierto y eso no es garantía de que te mantendrás siempre en ese estado. Podemos dormirnos en cualquier momento y a veces más profundamente de lo que estábamos. Mantenernos despiertos es un esfuerzo consciente y constante.

Ejercicio Nº8
Agradece. El estado de gratitud es un gran elevador de la frecuencia vibratoria. Agradece por todo y en todo momento. No esperes a ganarte el gordo de la lotería para darle gracias al Universo, solo agradece por tener salud, por tu familia, por tus amigos, por los alimentos, el trabajo, el día soleado o lluvioso, la sonrisa del chofer del taxi, la rapidez con que avanzó la cola del banco, el dulce aroma de la primavera que ya se anuncia o simplemente por estar aquí ahora…

Con este plan de ejercicios realizados todos los días y si puedes en todo momento, no dudes que muy pronto podrás lanzarte en vuelo hacia alturas que jamás sospechaste…

Recuerda perseverar

No dejes de entrenar.

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Ritual de la Súper Luna Llena en Piscis



Una Súper Luna no puede pasar sin hacer un Súper ritual que nos ayude a  plasmar esa energía en nuestra experiencia de crecimiento.

Como comentábamos en el post anterior, estamos listos para el gran cambio y recibir la gran cosecha y solo queda confiar en que la semilla con la que nacimos ha germinado para florecer y está pronta a entregar el fruto de la nueva conciencia.

La Súper Luna Llena en Piscis será el martes 9 de septiembre y puedes hacer el ritual ese mismo día o durante los tres días siguientes, antes de que la energía lunar empiece a menguar.

Vivimos una fase de comienzo o reinicio y podemos tomar la energía de nuestras luminarias para ayudarnos en ese proceso. Muchos no se atreven aún a explorar en los nuevos espacios que el Universo les está presentando. Con la energías de este Sol en Virgo y la Luna en Piscis vamos a atrevernos a incursionar en este nuevo mundo que se está presentando ante nosotros. Un mundo tan nuevo como los seres en que nos estamos transformando…

Elige un espacio de tranquilidad y silencio que puede ser en tu cuarto o en la sala donde no tengas ruidos distractores. Puedes escuchar música suave o algún mantraCrea un portal energético con dos velas (da lo mismo la forma o el color) colocadas en el piso como pilares del portal… siéntate frente a ese portal y visualízate viviendo esa vida que tú mereces: con la figura que deseas, el trabajo anhelado, haciendo lo que te hace feliz, compartiendo con tus seres queridos, viajando a lugares soñados, concluyendo algunos proyectos, alcanzando metas, logrando éxito… Vívelo desde el corazón, siente la profunda emoción que te provoca lograr vivir como siempre quisiste… Acepta que eres merecedor de todos esos regalos del Universo, vibra en alegría y emoción por alcanzar esos logros… Siente como te crecen las alas… Son alas de libertad, de confianza, de entrega, de amor propio, de autovaloración, de optimismo...  Y agradece…
Luego cruza ese portal que has formado con ambas velas y estrena tus alas … baila, danza en gratitud al Universo por concederte lo que deseas y deja que tu corazón te dicte el ritmo y los pasos y … Ahora puedes volar hacia las alturas… te has transformado en tu potencial… eres por fin lo que siempre has querido SER y lo que viniste a SER… Sigue bailando y agradeciendo hasta que tu corazón te lo diga…

Puedes terminar este ritual cuando tú lo desees… ya cruzaste el portal y no puedes volver atrás. Eres un ser humano nuevo, renacido y conectado a su divinidad… Solo deja que las velas se consuman (no importa cuanto se tarden) y tú puedes seguir bailando en ese espacio las veces que quieras y por el tiempo que tu corazón estime conveniente. Eso dará más fuerza a tu ritual y te ayudará a entrenar tus alas…

Deja unos momentos para la gratitud y agradece al Universo por poder estar aquí y ser parte de este colectivo que sigue avanzando hacia la evolución de la conciencia. Eres un eslabón muy importante en esta cadena de seres humanos a quienes les toca conducir al resto de la humanidad…

Te deseo un buen ritual y una feliz Luna Llena, tan llena de fe, misticismo y alegrías como tu corazón…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

sábado, 6 de septiembre de 2014

Súper Luna Llena en Piscis



Desde la madrugada del martes 9 de septiembre tendremos la Súper Luna Llena en Piscis que nos acompaña a cerrar este ciclo del despertar de las conciencias que se inició hace más de una década. Es una Súper Luna porque la Tierra se sitúa exactamente entre las dos luminarias y el hemisferio visible de nuestro satélite alcanza su mayor iluminación por lo que influenciará a nuestro planeta de manera potente y podremos sentirla en la fuerza de las mareas y la exaltación de nuestras emociones.

La Luna Llena es el periodo de mayor plenitud e iluminación; es el enfrentamiento del Sol a la Luna, es decir, ambas luminarias quedan frente a frente y el astro rey baña con su poderosa energía a nuestro satélite… Es un acontecimiento importante. El Sol en Virgo –Limpieza, Depuración, orden– y la Luna en Piscis –Fusión con el todo, misticismo, magia– permiten que nuestra mente racional empate con nuestras emociones, abriéndole la puerta al corazón, una entidad muy importante en estos tiempos…

Siempre que es Luna Llena podemos abrazar la armonía entre nuestros mundos consciente e inconsciente y cuando la tierra (practicidad) de Virgo conecta con el agua (sensibilidad) de Piscis es el momento de hacer realidad eso que creíamos imposible hasta ayer… y hasta hace poco estábamos convencidos de que éramos simples marionetas dirigidas por un temible Dios dispuesto a castigarnos ante la menor infracción a sus leyes... pero no... ahora estamos muy conscientes de que somos nosotros quienes creamos y guiamos los hilos de nuestra vida. 

Es muy aconsejable hacer una meditación para terminar de limpiar nuestra mente de los desechos acumulados y crear el espacio para recibir nuevas ideas, conocimientos, proyectos… sueños… Es la tarea de Virgo, separar el trigo de la maleza para conservar solo lo esencial, la pureza, lo trascendente y elevarlo hacia las alturas más sublimes del espíritu, que es la misión de Piscis.

La Luna en el signo de Piscis pone nuestra sensibilidad al limite y conectamos con ese inconsciente colectivo repleto de emanaciones emocionales y mentales con que lo hemos cargado los seres humanos y podemos aliviarlo, purificarlo de energías tóxicas para curar así el planeta y nuestro medio ambiente. Sintonizamos con el todo para recordar que todos somos uno –Piscis– y olvidamos la separación –Virgo– en que hemos vivido hasta ahora.

Quirón apoya esta Luna enviando su influjo sanador/luminoso sobre todos los seres humanos para que podamos sanar las heridas del alma y del planeta dejando atrás una pasado que nos acompañó en nuestro crecimiento pero que ya no necesitamos porque el paradigma ha cambiado radicalmente y es tiempo de cruzar el portal que conduce a lo nuevo.

La cosecha está casi lista… solo queda atreverte a brindar esos frutos que ya están madurando dentro de ti. Tú eres el fruto, eres la planta, eres la flor, eres la semilla y eres el segador… Eres un TODO completo y desde mañana serás mucho más consciente de ello.

Feliz Súper Luna Llena, tan llena de magia y sanación…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

lunes, 1 de septiembre de 2014

Preludio Septembrino



Similar a la transición de diciembre a enero –Sagitario a Capricornio– es la energía de cambio de agosto a septiembre –Leo a Virgo–  porque pasamos de las energías del fuego a las de tierra recibiendo un fuerte impulso para reiniciar y poder concretar esos proyectos que nacieron al comenzar el año…

Septiembre es un mes importante en la vida de todo ser humano porque habiendo ya vivido la mitad de nuestro año astrológico –de Aries a Piscis– podemos hacer una revisión minuciosa de lo que hemos caminado porque nos sentimos en plena capacidad de evaluar nuestro año y programar lo que aún nos queda por avanzar.

Este mes de equinoccios –Primavera en el Sur y Otoño en el Norte– nos conduce hacia la conclusión de esas metas que fueron nuestros sueños (Piscis) al despedir el año astrológico anterior. Ya tuvimos suficientes distracciones y gastamos mucha energía en eso, ahora nos enfocamos en poner la semilla de esos sueños porque pronto debemos cosechar.

Así como al comenzar el año nuevo astrológico asignamos los 12 primeros días a cada mes del año recién iniciado (21 marzo, marzo; 22 marzo, abril, 23 marzo, mayo; 24 marzo, junio; 25 marzo julio y 26 marzo agosto) los seis primeros días de septiembre pueden ser el indicador de cómo serán los meses de septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero y febrero). Habiendo recorrido la mitad del camino anual, conocemos ya la energía dosmilcatorceana y con la entrada de Virgo nos ponemos serios y tomamos verdadera conciencia de nuestras tareas anuales y nos aplicamos de lleno a ellas.

Todos los días tenemos la oportunidad de comenzar de nuevo, especialmente aquellos que den los primeros pasos en la primera semana septembrina tienen un porcentaje muy alto de probabilidades de alcanzar  exitosamente todo lo que se han propuesto al comenzar el año.

La Luna creciente llega el 2 de septiembre a iluminar y acompañar nuestro reinicio astrológico anual y a llenarnos de su magia entregándonos la posibilidad de triunfar en todo propósito que nos lleve a crecer en cualquier área de la vida.

Virgo es limpieza y purificación así que no dejes de asear profundamente tu cuarto, tu casa y tus ropas. Desecha lo que no sirve y desocupa cajones y estantes para recibir lo nuevo. Haz una dieta depurativa y si necesitas perder peso, este es el momento de perseverar en ello. Inscríbete en un gimnasio, ponte a practicar Yoga y realiza al menos 5 minutos de meditación cada día para reconectar con tu ser. Organiza tus espacios de trabajo y renueva tu closet o armario.

Ordena tu mente, tu cuerpo, tus emociones… tu vida…

Recuerda que esto es solo el preludio… lo mejor está por venir.

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...