Compañeros de viaje...

domingo, 17 de mayo de 2015

Stop it!



Esta Luna nueva en Tauro nos invita a la calma… a detenernos. Y aunque todo lo lunar nos impulsa de manera automática y actuamos (o dejamos de hacerlo) por inercia, hoy estamos invitados a detenernos conscientemente.

Cuesta parar… cuesta romper rutinas (aunque sean taurinas) y sobre todo callar a la loca de la casa que es la mente y nos va desordenando el panorama mientras viajamos por la vida.

Qué es detenernos? – es apretar el botón de pausa en el diario vivir y quedarnos así… en suspenso… viendo como el mundo no se viene abajo porque no vamos apurados. Sorprendernos de que la Tierra sigue girando a pesar de que hemos preferido cancelar algunas citas y quedarnos en casa… haciendo nada… disfrutando…

Pero… ¿para que detenernos? Para conectar… más bien para re-conectar con nosotros mismos, con la esencia, con eso que realmente somos y que olvidamos a diario por identificarnos constantemente con nuestras máscaras –egos– y perder así la conexión con el alma.

Mercurio, el planeta de los procesos mentales, inicia su retrogradación este lunes 18 confirmando así que el cielo conspira en favor de nuestra detención.
Es cierto, el mundo enseña que hay que actuar, movernos, ir de aquí para allá, laburar, estudiar, divertirnos… y aprendemos a no parar, por eso sentimos que “no hacer”, es perder el tiempo… más aún, el “no hacer” nos descoloca, no sabemos que hacer en el no hacer… Y es porque estamos programados en el hacer, pensar, hablar, actuar… y no hacerlo equivale a no estar…
Entonces empecemos a desprogramarnos y practiquemos la dulzura de no hacer nada.

Tiempo para:

Re-lajar el cuerpo, la mente y todos los sentidos .

Re-visar nuestras vidas ¿Hasta donde hemos llegado? ¿Estamos en el lugar donde queremos estar?

Re-flexionar acerca de lo que realmente anhelamos en esta vida.

Re-conectar con la esencia, con ese espíritu inmutable, con ese niño interior que permanece siempre ahí esperando que lo invitemos a jugar.

Re-parar en nuestra pereza. Esa inercia que nos impide empezar –o re-comenzar– desde un punto cero.

Re-plantearnos la vida entera.

Re-modelar nuestros sueños… Cuántos de nuestros sueños son condicionados por otras personas? Aprovechar este instante para limpiar cada uno de esos sueños de energías ajenas y conservarlos puros… nuestros…

Re-armarnos… Todavía estamos medio destruidos por los aconteceres últimos que nos han estado purificando para seguir avanzando. Ahora volvemos a componernos pedacito a pedazo.

Re-cordar cual es el propósito de esta existencia. Cuando nacimos lo teníamos muy claro, pero con tanta información innecesaria que nos agregaron lo olvidamos…

Re-sucitar… claro, porque ya nos hemos dejado morir y queda resucitar a una nueva vida, como la que siempre soñamos, como la que trajimos abocetada al nacer…

Re-irnos… reírnos mucho porque este es un tiempo de mucha alegría, de felicidad y de permitirnos fluir… desde el alma… desde el corazón…

Por eso, nada más termines de leer esta nota para… detente… Aprieta el botón de pausa a tu vida y quédate así… Disfrutando… No te arrepentirás.

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

martes, 14 de abril de 2015

Bendito Otoño



Ustedes ya me conocen, soy adicta a las charlas y los silencios, a las reuniones y los viajes interiores, a lo mundano y lo divino… y eso no me vuelve una bipolar como muchos creen. Soy capaz de estar aquí y allá, de reír y llorar, de bailar y rezar… Me debato entre alegrías y melancolías… entre luces y sombras… entre primaveras y otoños…

Despedí este verano llena de expectativas por encontrar al fin un espacio para poder fluir… Ha sido un tiempo muy intenso (en lo personal y colectivo) y la vida me brindó el regalo de cosechar una siembra energética de hace muchísimos años y me mantuve ocupada recogiendo tantos sabrosos frutos que colmaron mi alma de gratitud… y mi cuerpo de cansancio…

Y llega Otoño trayendo la bendición del relajo… y este otoño es muy especial porque me encuentra en un proceso muy importante de mi vida (cosechando), cierro el ciclo de soltar a mi hermano fallecido el otoño anterior e inicio un tiempo soñado, creado en mi mente desde el momento en que tuve conciencia en este planeta y es algo así como vivir mi propio cielo. Se podría decir que al fin la Mariposa de la felicidad se ha posado en mi hombro, tal vez porque dejé de perseguirla… y tengo el tiempo para disfrutar mirando por la ventana caer las hojas del durazno y el cerezo mientras desprendo vivencias innecesarias y recuerdos inútiles… Suelto, suelto y suelto… porque necesito aligerar los pesos del cuerpo, la mente, el alma y la vida… y me preparo para recibir todas estas bendiciones que el Otoño me regala… Genero el espacio para que llegue lo nuevo…

Y todos estamos ahora soltando la vieja vida que tuvimos hasta hace poco y avanzamos hacia un espacio de mayor conciencia y plenitud, esa Tierra Prometida por nosotros mismos en algún instante de consciencia…

Atrás se quedan, como hojas desgastadas por los vientos, viejos hábitos que creíamos tan nuestros, personas que considerábamos parte de nosotros, ese trabajo que conservamos por años solo por cobrar a fin de mes y hasta la vieja casa que nos cobijó desde la infancia… Abro los brazos para dar la bienvenida a todo lo nuevo que llega hasta mi, especialmente a estos espacios de mayor expansión, de conciencia elevada, tan luminosos que no dejan lugar para el ocultamiento. Todo está a la vista, nada puede esconderse porque a mayor conciencia se vive en plena honestidad.

Las estaciones son ciclos sagrados que la naturaleza nos regala para avisarnos de inicios y cierres… cuando pasamos a otra vuelta en la espiral ascendente… y todo se inicia pero con otras experiencias, otros espacios para crecer y un nivel siempre más elevado en la conciencia, en el alma y en el corazón…

Disfruten de este tiempo maravilloso y entréguense con total confianza a la experiencia de soltar todo lo que debe quedar atrás… Abracen lo nuevo… Abracen la vida naciente, abracen sus sueños…

Gracias tibio y colorido espacio que me regalas la oportunidad de crecer soltando… 

¡Gracias Bendito Otoño!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

viernes, 20 de marzo de 2015

Ritual para Recomenzar



Los tres eventos celestes que el cielo nos regala son el punto de inicio a una nueva vida… y todos los comienzos nos cuestan. Dar el primer paso es siempre más difícil que dar el segundo y el tercero…

Ahora vamos a unirnos energéticamente en este ritual que nos ayudará a todos a dar el primer paso por este nuevo mundo que comienza justo hoy, cuando el cielo baja el telón de la actuación –magistral– de la era pisciana y lo abre nuevamente para que comience la obra Acuariana.

Este Nueva Era se caracteriza por ser más consciente, más lúcida. Ya nos hemos despertado en los más diversos niveles y podríamos decir que los últimos soñadores están descorriendo también el velo del maya y viendo la realidad que se presenta muy clara ante todos.

Haremos este ritual cada mañana (la mejor hora para recomenzar) durante los días y el tiempo que estimes conveniente. Es solo para conectar con las energías de comienzo y desarrollar la voluntad de avanzar.

Solo necesitas sentarte en un lugar tranquilo por las mañanas para poder meditar acerca de lo que quieres vivir en tu nuevo mundo y escribir en pequeños trozos de papel todo lo que anhelas ser… y no seas ambiguo, no pongas “quiero ser feliz” o “quiero ser millonario”, ya sabes que al Universo le gusta que seamos específicos y le encanta el detalle. Mejor escribe todos los pasos que darás para llegar a “ser feliz” y los que tienes que dar para “ser millonario”. Tal vez descubras que lo que te hace feliz de verdad sean otras cosas.
Una vez que tengas escritos todos tus papelitos (no tienen que ser los mismos deseos todos los días, aunque pueden repetirse) los lanzas al aire para hacer la siembra energética… Para regar ese sembradío deberás imaginarte, visualizarte y vibrar como si ya lo hubiese obtenido…

Haciendo este ritual varios días seguidos serás mucho más consciente de lo que anhelas en tu nueva vida y así será mucho más fácil poder manifestarlo.

Toda esta energía que el Universo nos regala hoy proporciona una poderosa fuente creadora y todos podemos ir a beber de esa fuente para potenciar nuestro poder de creación. Sí, podemos ser los dioses que nuestro propio mundo y tener nuestra propia creación. Ya no es sacrilegio aseverar que somos dioses porque llevamos la semilla de la divinidad dentro de nuestros corazones.

Ponle todos los ingredientes que quieras a tu Nuevo Mundo y recuerda que deben ser de alta vibración. Si quieres sembrar tu campo con semillas de negatividad (rabias, odios, rencores, envidias, maledicencias, competencia, orgullo, egolatría) te advierto que no germinarán porque los campos del mundo nuevo vibran en tonalidades bien diferentes a eso y no son aptas para tan bajas frecuencias.

Si estás cruzando este portal es porque has hecho el trabajo y elevaste tus frecuencias. Ahora tienes que mantenerlas y eso cuesta más trabajo porque en cualquier momento alguien detona en ti la rabia o en enojo y bajas nuevamente tu tono vibratorio. Por eso es bueno ayudarte con este ritual. Para ser muy conscientes de que mantenernos en la alta vibración es un trabajo constante. A nadie se le ha regalado su ascensión hacia los planos superiores.

Eso es todo mis amados y fieles lectores. Se les ha entregado la llave para entrar en el Nuevo Mundo. A ustedes les toca abrir las puertas y entrar.

Feliz Recomenzar…

En Amor y Conciencia.

 Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

jueves, 19 de marzo de 2015

Cruzando el portal hacia la Nueva Vida.



No es casualidad que justo cuando el Sol completa su viaje por la banda zodiacal, en el 29º de Piscis, se produzca este eclipse total y a las pocas horas iniciemos el equinoccio de Primavera en el lado Norte del planeta y de Otoño en este cono sur tan querido. No, nada es casualidad, todos los acontecimientos de la vida obedecen a una perfecta sincronía universal y, como siempre les comento, el cielo nos habla, siempre está trayendo mensajes maravillosos que pocos –y no siempre– están en capacidad de descifrar.

Ahora el cielo nos avisa que se cumplió el plazo y estamos ya viviendo en  dimensiones superiores. Abandonamos definitivamente la vibración pisciana que nos acompañó por más de dos mil años y estamos ya vibrando más sutil y alto porque estamos sintonizados con la energía de la era de Acuario. Por eso todo nuestro pasado se disuelve ante nuestros ojos… Muchos amigos se quedaron atrás. Personas, lugares, experiencias, sensaciones y sueños ya no van más… Todo ha cambiado porque energéticamente no somos los mismos y hemos perdido la capacidad de conectar con esas viejas energías. Nos sentimos algo extraños, pero no hay dolor… solo esa sensación de estar como perdidos, como recién llegando a un mundo nuevo donde no sabemos como nada funciona… Tal vez la primera vez que encarnamos en la Tierra nos embargó la misma sensación… Tanto por descubrir, tanto por vivenciar…

Como recién nacidos, llegamos sin caretas a estos espacios de luz. Ansiosos y rebosantes de energías lo exploramos todo porque cada cosa se presenta ante nuestros ojos como algo nuevo. Una luz radiante lo ilumina todo, nada podemos enconder y sentimos como vibra nuestro centro cordial.

Nos hemos limpiado para llegar a este estado de purificación que nos permite vibrar más alto. Han sido 36 meses de aclarado, centrifugado, secado y recalibrado… Un tiempo que nos volvió hacia adentro para encontrarnos con alguien que habíamos perdido: Nosotros mismos. Hemos aprendido a conocernos, aceptamos nuestra dualidad, que somos yin y yang y nos abrazamos. Experimentamos una depuración total y soltamos todo aquello que no somos para conservar solo a ese SER que de verdad somos.

Estamos de verdad iniciando una nueva vida y así como en año nuevo nos llenamos de propósitos y deseos, en este recomenzar de la vida podemos sembrar las semillas de lo que queremos SER en realidad. Tenemos la oportunidad de rearmarnos, de reinventarnos y podemos reconstruirnos como siempre soñamos. Ya somos conscientes de nuestro poder de manifestación y es hora de crear nuestro propio Universo. No dejes que divague tu mente. Ponle conciencia a cada pensamiento y desde ahora cédelo el mando a tu corazón: él si que sabe pensar bien.

Y desde ahora te alineas con ese estado de Gratitud que siempre estuvo latente dentro de ti y empiezas a vibrar en agradecimiento eterno. No solo por esta gran oportunidad que nos regala el Cosmos sino por todo lo vivido, lo por vivir y por cada instante en este mundo. Vivir en Gratitud es la llave secreta que te permite ascender en niveles de conciencia.

Así que a todos los que esperaron pacientemente el cambio les aviso que el cambio llegó y a quienes temían la llegada del fin del mundo se les comunica que el mundo se acabó y que estamos en un Mundo Nuevo, uno que todos juntos construiremos y, aunque suene utópico, es un mundo sin egoísmos, ni vanidades, sin abusos de poder y mezquindades porque esa baja vibración no resiste vivir aquí.

A todos mis queridos lectores les doy la bienvenida a esta nueva vida y les deseo que osen cumplir sus sueños…

En Amor y Conciencia.

Me®

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...