domingo, 7 de febrero de 2016

2016, un Año muy Mono…



Sí, el lunes 8 de febrero del 2016, junto con la Luna Nueva, celebramos el Año Nuevo Chino y comienza el año del Mono de Fuego que volverá nuestras vidas sumamente entretenidas. ¿Alguien puede aburrirse teniendo como compañía a un mono?

Mono es un nombre genérico que se da a todos los primates o simios que preceden al hombre en su evolución y podríamos decir que este año invita a dar ese gran salto evolutivo que vinimos todos a dar en esta encarnación… Tal vez hasta encontremos el eslabón perdido ya que los recursos con que contamos en este tiempo son ilimitados.

El mono es el noveno signo del zodiaco chino y es quien invita a la expresión plena del SER. Podemos comparar al mono con un joven adolescente que descubre la vida y se entrega a vivir deseoso por conocerlo todo y experimentar…
La rebeldía (en algunos dormida) despertará para crear conciencia de que todos poseemos el don de la libertad y aprenderemos a hacer uso de el.

Los expertos en horóscopo chino dicen que nacer bajo la influencia del Mono es de buena suerte y que un año Mono de fuego trae abundancia y buena salud, aunque también muchos conflictos y enredos.

El mono llega para enseñarnos espontaneidad. Nos hace valorar la importancia de ser honestos en nuestras expresiones tanto verbales como de acciones… Este tiempo es para vivirlo desde el corazón y en eso no podemos tener mejor maestro que a este alegre primate.

Se tiende a llamar ‘monos’ a quienes están guapos y agraciados y en el año que iniciamos pronto, no habrá quien se sienta feo o poco agraciado porque la verdad es que la belleza es algo que se proyecta desde el alma y al mono, aunque lo llamen feo y mal oliente, proyecta tanta gracia que nadie se queda en mirar esos cuerpos peludos y esa caras llenas de muecas sino que ven la pureza, la inocencia y alegría que regalan con sus monadas…

Se dice monería a esas acciones graciosas que nos brotan del alma o a objetos bellos que vemos por ahí… y a eso quiere invitarnos el mono este año: a poner el foco en las cosas buenas de la vida… a poder distinguir lo bello que hay en cada situación y a no tomarnos tan en serio… a reírnos de todo y por todo.

Los monos suelen ser agotadores. Si has visitado cualquier zoo sin duda que quedaste extasiado mirando durante varios minutos las constantes monerías de este mamífero del cual dicen que descendemos… y algo de mono todos tenemos.

Y este año será bien ‘mono’ porque iremos de sorpresa en sorpresa o de monada en monada… Arriesgar y osar serán nuestros dos verbos favoritos y crearemos un santuario –espacio– para la diversión y el goce porque la mejor lección que aprenderemos es que no todo es esfuerzo y trabajo en la vida.

Al ser fuego el elemento gobernante en este año podemos sufrir ataques de desmesurado optimismo y atrevernos a realizar lo que antes creíamos imposible… Adelante… porque en eso el mono tiene mucha razón: Nada es imposible… y quitaremos la barrera de lo posible e imposible que solo existe en nuestra mente.

Y si en algo tiene maestría el Monito de fuego es en el maravilloso arte de FLUIR… de dejarse llevar por los ritmos y aconteceres de la vida sin oponer resistencia y disfrutando de cada prueba que se pone en su camino… ¿Han visto ustedes a algún mono conflictuado o deprimido? No, porque ellos fluyen desde su sentir inmediato y no se estancan en el pasado ni especulan con el futuro… Ellos están siempre presentes aquí y ahora.

Un año que invita a hacer monadas, experimentar y aprender el, hasta hace poco, complicado arte de vivir a pleno.
Un año que no dará espacio al aburrimiento ni a la queja…

Un año muy mono que invita a hacer monerías y a sentir que somos una monada!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

viernes, 1 de enero de 2016

2016 y el Tarot




Todo en la vida se puede seccionar… las energía también y por eso vamos a separar la cifra 2016 en dígitos. Como ya lo hemos hecho en años anteriores lo dividiremos en dos: 20 y 16 y tendremos dos arcanos muy importantes ‘El Juicio’ y ‘La Torre’…

Durante el siglo en que nos asiste el arcano 20 (desde 2000 a 2099) tendremos  un creciente despertar colectivo… Podemos ver signos de despertar en cosas simples como escuchar a las personas hablar de ego, de chacras, de conciencia, de alma, de meditar, de medicina natural… y eso se lo debemos al arduo trabajo de este arcano que ha hacho sonar muy fuerte sus trompetas para despertarnos en masa… Si quieres conocer más del arcano Nº 20 puedes leer aquí y acá.

Ahora nos enfocaremos en el arcano Nº 16, la carta de La Torre, temida por muchos… amada por otros, pero siempre una bendición para todos.

Observemos la lámina 16 de este Libro de Sabiduría llamado Tarot que nos grafica uno de los procesos más fuertes que como humanos podemos vivir: La Torre… Vemos la imagen de una construcción material en medio de la naturaleza. Este edificio recibe un rayo desde el cielo que los rompe y resquebraja dejando caer todo lo que estaba dentro, entre ellos, humanos y una gran corona de oro…

El Rayo viene de lo alto por lo tanto es por voluntad divina que ocurre esta destrucción. Es una construcción humana, así que damos por sentado que hemos sido nosotros quienes confeccionamos mal esta obra y por lo que el resultado es defectuoso.
La verdad nos hemos construido mal y por eso debemos derribarnos y reconstruirnos.
La Torre somos nosotros. Cada uno de ustedes, queridos lectores ha levantado una torre creándose a si mismo… y a veces nos construimos mal, muy mal, dejando que sea el ego quien tome las decisiones respecto de cómo debemos ser, lo que tenemos que hacer y con quienes convivir.

De pronto descubrimos que no somos felices. Que nuestra vida es la suma de lo que los demás esperaban de nosotros, los consejos de personas ‘de respeto’ algunas oportunidades aprovechadas, muchas conveniencias, pero nunca pusimos el corazón para decidir…
O un día nos despiden de un trabajo en el que habíamos apostado todo y nos quedamos así… en blanco… casi en estado catatónico sin poder imaginar como seguir adelante… o nuestra pareja de años nos confiesa que ya no nos ama, que nos quiere dejar…
O puede ser que descubras que toda tu vida ha sido una mentira, que no eres hija de quien creías o que tu madre es una alcohólica o tu padre un mitómano estafador…
¿A alguien le ha sucedido alguna de esas circunstancias? Pues esa es una Torre personal:  es como un terremoto que remece inesperadamente nuestras vidas y deja a su paso los escombros y… el despertar.

Sí porque la Torre no es un castigo (nunca nada lo es) como muchos creen. El proceso Torre viene a liberarnos de una vida equivocada y sobre todo muy infeliz para que podamos partir nuevamente pero así como soñamos desde niños, no como cuando elegimos desde el ego.
La corona que yace derribada junto a la Torre es la suma de todas nuestras vanidades. Una diadema que nos hemos ceñido nosotros mismos y que cae porque fuimos coronados nada menos y nada más que por ‘the ego king’. Una mala construcción porque todo lo valioso para Mr. Ego es poco luminoso y nada crecedor.

El rayo que cae sobre nosotros es iluminador… es la Luz de la Conciencia que entra de improviso, nos despierta y permite que veamos la realidad tal cual es… y a todos nos ha pasado alguna vez que despertamos con este rayo y nos empiezan a caer fichas… y a pesar de que en su momento sentimos pesar, pasado un tiempo agradecemos este rayo liberador y nos volvemos fan de La Torre. Y…

 ¿Qué nos trae La Torre en este año?

Despertar… remezones en todos los niveles. Desestabilidad en el trabajo, desajustes con la pareja, insatisfacción general y un gran deseo de volver a comenzar… de hacer todo de nuevo.
Cuántas veces te has dicho: Si pudiera volver atrás haría todo distinto… y no es necesario retroceder, estás ahora en capacidad de hacer todo de nuevo, de recomenzar, de reconstruirte, de reinventarte…

En el nivel colectivo seguiremos despertando, corriendo viejos velos de secretos, descubriendo verdades, derribando imperios… pero esa verdad nos hace cada vez más libres para situarnos en este plano y avanzar hacia otros.

No creas todo lo que te han contado: No es mala La Torre, es solo ‘una cachetada de Dios’ para ponerte en el camino… y eso es siempre una bendición…

Así que recibe la experiencia ‘Torre’ y empieza desde ahora a preguntarte ¿Qué has construido mal en tu vida? Y cuando me refiero a ‘bien’ o ‘mal’ no hago un juicio valórico sino que me estoy refiriendo a esas cosas que puse en mi vida motivada por fuerzas distintas al amor y tomadas muy de la cabeza sin permitirle opinar al corazón…

Y pues felicidades! Llegó el momento de construir muy bien tu obra y sobre todo de darle espacio en tu vida al corazón y sobre todo ser feliz…

Bienvenida La Torre… Bienvenido 2016… Bienvenido la Nueva Conciencia!!

Un abrazo a todos mis queridos y entrañables lectores…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

domingo, 27 de diciembre de 2015

2016 y la energía de El Ermitaño...


Este año el Tarot nos invita a vivir nuestro aprendizaje iluminados por la energía del Arcano 9 ‘El Ermitaño’.
Un año para rescatar desde dentro de cada uno la Sabiduría, desarrollar la virtud de la paciencia y vivir a plena voluntad.

En esencia somos todos sabios. Llevamos en el alma la sabiduría adquirida durante tantas encarnaciones vividas. Pero la mente –Ego– nos mantiene engañados haciéndonos creer que la única sabiduría posible es la que puede entregarte ella almacenando conocimientos que muchas veces no sirven de nada. Estamos repletos de datos que ingresamos solo para fortalecer nuestro ego porque te sientes muy bacano demostrándole a tus amigos que conoces las medidas exactas de la carretera austral, la ecuación de la composición del Sol o quien ganó el primer mundial de futbol…

El arcano 9 del Tarot es ‘El Ermitaño’ un anciano que toma la opción de vivir retirado del mundo aburrido quizás de la vida mundana que rinde honores al ego y por ello olvida su alma.

Este anciano se ha divorciado de su ego a tal punto que no le importa pero ni un ápice lo que opinen de él y muchos le llaman loco, otros le atribuyen actos terribles porque vive alejado del mundanal ruido, sin radio ni televisión, rodeado de algunos libros –quizás los ermitaños de hoy tengan un computador para escribir, leer o investigar los temas que le apasionen– y como compañeros tiene a algunos perros, conejos, los pájaros a los que alimenta al amanecer y come frutos secos, legumbres y verduras porque rechaza el acto de violencia que le significa matar a un animal para alimentarse.

No goza de mucha popularidad ya que siempre dice lo que piensa y siente, cosa muy mal vista aún en esta época… Se ha quitado la mayor parte de las máscaras que construyó como ego y solo recurre a ellas en caso de necesidad. No es muy parlanchín. Cuando acude al almacén donde compra sus víveres habla lo justo y se retira sabiendo que a sus espaladas es la comidilla de todos los lugareños.

El Ermitaño es un Mago reinventado. Un día despertó, salió a conocer el mundo y aprendió tanto de la vida, de las personas, del alma humana que decidió crear su propio mundo y así abandonó el sistema para vivir de manera que complace a su alma y disgusta al ego.
No es una persona huraña, aunque tampoco es un romántico que va sonriendo y cortando flores para su amor platónico. El Ermitaño tiene los pies muy puestos sobre la Tierra y su cabeza en lo divino…
Este hombre vive sus días muy conscientemente en su vida ha decidido ser el jinete y no el caballo.
La lámina que lo representa lo muestra llevando una lámpara  que es la luz de su conciencia iluminando el camino suyo y el de los demás... El es un guía.

Bueno ¿Y? Vamos al punto

¿Qué significa vivir un año bajo la influencia de El Ermitaño?

Vivir un año con la carga energética del Arcano Nº 9 de El Tarot es un tiempo de pausa y reflexión. Es retirarse un poco de la vida (no necesitas irte a una montaña o lejos de la cuidad) en tu vida cotidiana puedes sentirte motivado a hacer un retiro de lo mundano y no salir de copas o ir al estadio tan seguido… Es una necesidad del alma de encontrarse contigo por lo que no tendrás que hacer esfuerzos para hacer ese retiro sino que tú mismo crearás esa pausa para silenciarte… y escuchar-te

Puede que decidas estudiar para aprender eso que hace tiempo te está gustando y quieras convertirte en Coaching, terapeuta, sanador, tarotista o astrólogo… El Ermitaño siempre necesita integrar conocimientos ancestrales que le ayuden a aflorar la Sabiduría que esconde dentro de si.

Ser un Ermitaño requiere de mucha valentía. Se precisa una buena dosis de valor para abandonar un sistema tan cerrado y celoso comenzando a buscarse la vida, sin un trabajo que lo empuje a levantarse cada mañana, sin un jefe que lo tenga bajo presión… sin una esposa que le gobierne sus días… Sin que nada en el afuera lo impulse a moverse… Por eso este es el año para rescatar nuestro coraje que yace durmiendo desde hace mucho para empezar a vivir valientemente.

Tenemos 365 días para cuidar la salud alimentándonos conscientemente ya que este viejo sabio come para nutrirse, otro poco para disfrutar, pero nunca para castigarse o destruirse.
Sería ideal pasar muchas horas al aire libre. Caminar en presencia, sin llevar puestos los audífonos, ni watsapeando… solo caminando en presencia aquí y ahora…

Un Año repleto de aprendizajes y quizás nos toque guiar a otros…

Les deseo a todos ustedes, mis ilustres lectores un 2016 maravilloso, lleno de alegrías, crecimiento, amor y mucha consciencia…

Abrazos afectuosos para cada uno…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

2016 y la vibración 9


2+0+1+6=9

El año 2016 viviremos cobijados por la energía del Nº 9. Un tiempo para aplicar todo el aprendizaje adquirido viviendo bajo la energía del año 8 que nos sacó bastante trote en todos los aspectos de nuestra vida.

El 9 es el final de un ciclo ya que es el último número (del 0 al 9). Vivir bajo la auspiciosa energía 9 es haber pasado y conocido las vibraciones de los números que le preceden (del 1 al 8) por lo que se ha adquirido mucha experiencia e integrado tanto aprendizaje que nos lleva a sacar las propias conclusiones respecto de la vida, las personas, las relaciones… Por eso se percibe como una energía de calma, de prudencia y reflexión. No ha perdido su capacidad de asombro pero mira la vida con aceptación, humildad y agradecimiento.

Se dice que el 9 es un número egoísta por que siempre se da a si mismo ya que multiplicado por cualquier número la suma del resultado siempre dará 9 (18, 27, 36, 45, 54, 63, etc)… y eso resulta un valor agregado justo en este tiempo en que aprendemos a conocernos, cuidarnos, amarnos y darnos a nosotros mismos aquello que por siglos, buscamos que nos den los demás.

El peligro de esta energía 9 que siempre se da a si mismo, cuando está mal aspectada, puede ser la vanidad y egolatría… y lo contrario a la sabiduría es la ignorancia y ¿Hay algo más altanero, prepotente y vanidoso que la ignorancia? Así que mantenerse atentos a que aspecto del 9 estamos viviendo.

La novena energía es la que orienta a los demás, la que abre caminos y les ayuda a descubrir el suyo propio. Es una energía, más que generosa, altruista ya que busca ayudar a crecer a los demás… encaminarlos en su propia evolución.

Por todo lo mencionado anteriormente podemos concluir que en lo colectivo viviremos un año muy especial. Un tiempo para la conciencia y el amor. Un término de ciclo donde toca aplicar todos las enseñanzas integradas en los 9 años anteriores… Se acabó la etapa de la teoría y entramos de lleno a practicar… Si antes teorizamos respecto a la tolerancia toca aplicar… si nos encanta versear con el perdón, llegó la hora de perdonar… Si damos conferencias sobre el amor propio vamos a tener que demostrar-nos que estamos dándonos todo el amor que precisamos… y en todo orden de cosas haremos carne la palabra.

La energía del número 9 irradia sapiencia y eso vuelve a todo lo que vibra en 9 un tanto magnánimo para comprender los fallos de los demás. Y es que donde existe la Sabiduría reina la comprensión y la compasión bien entendidas.

Es un periodo para la aceptación el ‘no juicio’ ya que no nos corresponde juzgar las acciones de los demás en ningún sentido. Respeta… no entres en el hogar de otros para criticar o enseñar. Cada cual sabe lo que ha venido a aprender y vivirá de acuerdo al modo que mejor convenga a su evolución por terrible que a ti o a mi nos parezca…

La energía novena es valiente y viajera así que no sería raro que durante este tiempo decidas ir a conocer esos lugares que siempre has soñado.
El nueve no se apega a anda ni a nadie por lo que pasará por muchos lugares y muchas personas sin generar un lazo profundo con nadie.

En cuando al Amor de pareja, el 2016 te mostrará el porque estás cansado/a de relaciones que no llevan a ningún lado… Llegó la hora de vivir el amor consciente que tiene todos los ingredientes que todos soñamos, pero elevado al nivel superior de la conciencia.

Y seguro quieres saber como andarán las finanzas… te diré que cuando se cierran ciclos se hacen cuentas y ponemos en la lista lo invertido, lo ganado y lo perdido… pero si estás en el camino de la evolución sabes que nunca se pierde porque aunque los números estén rojos, tú aprendiste una lección. Pero no te asustes porque este es un año de muy buenas cosechas así que siembra en el fértil terreno de la imaginación o en tierra que tus semillas darán muchos frutos…

El noveno número ama la incertidumbre. En su camino se acabó todo lo conocido (del 0 al 8) y tiene por delante toda una aventura para si...
Después haber recorrido el 9 no sabemos que viene… se inicia un nuevo ciclo y podemos empezar desde ya a sacar lo mejor de nosotros para comenzar a vivir la versión 2.0 de cada uno. Tiempo ideal para reinventarnos… Así que si tienes un modelo de vida que aún no has podido cumplir esta es la hora de sacar tu sabiduría y dejar que ella maneje tu vida.

Y esa, mis queridos lectores, es la energía poderosa del número nueve…

Solo me queda desearles un muy feliz año 2016 y que la Paz y Sabiduría reinen en sus vidas…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Luna Llena en Cáncer: Regalo Navideño...



La luna en su fase de ‘Llena’ se encuentra repleta de Luz para derramar sobre todos nosotros justo en la mágica madrugada del viernes 25 de diciembre cuando en muchos lugares del mundo despertarán almas deseosas de ver los obsequios que ha dejado el niño dios junto al pesebre…

Nada es casualidad, por eso este año el Universo nos hace guiños tremendamente potentes enviándonos, entre tantos regalos, esta Luna Llena alojada en el signo que representa la maternidad, el hogar, nacimientos, cuidados, nutrición, protección y el amor…

Para quienes ven la Navidad como una festejo religioso puede llegar a impactarles saber que el lugar en que se encuentra la luna en ese momento sea justo el signo donde todo tiene nacimiento porque es la zona del zodiaco en que la energía se encuentra por primera vez con los sentimientos y se abre para dar y recibir.

Y para quienes celebramos Navidad como fiesta espiritual nos emociona comprender que esta sincronía es un mensaje cósmico para enterarnos oficialmente que durante este periodo nacemos… a una energía luminosa que nos ha esperado por siglos a que nos encontremos preparados para sintonizar con ella: la misma energía crística que esperó para recibir a Jesús y convertirlo en el Cristo que veneramos hoy y a quien festejamos en su aniversario el mismo día.

Cada año, junto con el solsticio se abre un portal que espera por nosotros durante siete días (se cierra el 28 de dic) a que lo crucemos.. pero este año hemos sido nosotros quienes estuvimos esperando que el portal se abriera para poder avanzar por él… Estamos más que listos y así continuamos nuestro crecimiento.

Toda persona tiene dos nacimientos: cuando viene al mundo y cuando toma conciencia de lo que vino a hacer… y nosotros estamos en el proceso de segundo nacimiento porque despertamos, tenemos los ojos, la mente y el corazón muy abiertos para comprender el verdadero sentido de nuestro viaje terreno..

En Nochebuena la Tierra dará a luz y naceremos como una humanidad más consciente, vibrando más alto, conectados al alma, con sueños y esperanzas, recobrando la unicidad, expresando al SER…
La Luna en Cáncer nos pone mucho más sensibles y conectados por lo que no sería raro que empecemos a recordar… ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Cuál es la razón de la existencia?  Miles de recuerdos deambulan por nuestra mente esperando ser sacados a la luz... Recordar quienes somos nos devolverá la alegría, la confianza, la inspiración... la energía canceriana siempre nos mantiene ligados con todo el pasado que lleva en su alma.

Sin lugar a dudas que este será uno de los más bellos y poderosos regalos navideños que hemos recibido en años y no hay porque esperar a desarmar el moño y abrir el paquete, podemos empezar ya mismo a prepararnos para este maravilloso cambio que empezó a gestarse hace mucho dentro de ti y en toda la humanidad.

Recibamos el gran obsequio del Universo con los brazos abiertos, como señal de apertura. Miremos al cielo y repitamos con todo el corazón: Gracias, gracias, gracias… porque un corazón agradecido es siempre bendecido…

Feliz Navidad para todos mis queridos lectores!

En Amor y Conciencia…

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...