Compañeros de viaje...

lunes, 17 de noviembre de 2014

Luna Nueva en Sagitario



Después de cruzar por profundas aguas escorpianas y, en medio de la oscuridad, reconocer también nuestra luz, quedamos listos para integrar los fuegos de la  experiencia sagitariana, plenos de confianza y con la visión puesta en las grandes alturas.

Sagitario es el encargado de conectar los cielos y la tierra con sus flechas de arquero lanzadas hacia lo alto. El es quien espera las respuestas desde arriba y por eso está lleno de esperanza y fe… Cree ciegamente que todo es posible y por eso se desplaza por los confines de esta Tierra con la certeza absoluta de que todo irá siempre de maravillas…

Los novilunios son espacios temporales de preparación e inicios… con esta Luna tan sagitariana debemos comenzar a confiar en el Universo. A dejar, junto con el periodo escorpiano, los miedos y suspicacias… Nada es imposible nos dice el arquero disparando flechas hacia lo alto con la certeza de que los dioses las recibirán y enviarán las respuestas requeridas… y va siendo hora de atrevernos a ir por nuestras conquistas. Si quieres viajar es el momento justo para realizar el viaje soñado que no solo puede ser trasladarse a un lugar físico, sino que hacer un maravilloso viaje con la mente navegando entre  las páginas de esos libros que son lectura pendiente en tu mesa de noche. Todo es posible en el reino del centauro porque vive conectado a su divinidad que lo inspira y mantiene con el optimismo en su máximo nivel...

Tiempo para aprehender que la confianza es vivir conectados con el SER divino  que hay nosotros… De ahí nace nuestro poder porque llevamos dentro un enorme potencial creador con el que podemos hacer cualquier cosa que nos permita mayor crecimiento y expresión. Si para eso debemos tomar cursos que nos ayuden a expandir nuestro potencial, no hay que pensarlo tanto y empezar ya.

Esta Luna Nueva en Sagi quiere que le des espacio al crecimiento en tu vida. Pero crecer no significa, como muchos piensan, tener más y más cosas sino que expandir los amplios horizontes de la mente… Aprender, descubrir, integrar nuevas experiencias… Galopar por las verdes praderas del conocimiento y reposar junto a cristalinos lagos de Sabiduría…

Es el tiempo preciso para rescatar el entusiasmo que vive oculto en algún recoveco de tu Ser. Porque todos nacemos plenos de pasión por la vida y muchos la duermen para no vivir la frustración… pero demasiado entusiasmo nos puede llevar a excesos y de eso si que nos cuidaremos en este periodo.

Podemos aprovechar este tiempo en que la energía sagitariana nos baña para hacer consciente que todos llevamos dentro un arquero que aspira a la grandeza y no debemos conformarnos con menos. Apuntemos siempre hacia lo más alto abrazados por el fuego del centauro que no cesa en su labor de buscar la verdad y de expresar su Ser de la manera más auténtica y sublime…

En este tiempo –y siempre– no dejes de soñar, aspirar, crecer, expresar, empoderar y disfrutar… Son verbos que deben acompañarte siempre en el área en que Sagitario se manifiesta en tu vida (revisa tu carta astral)… y en todos los aspectos del diario vivir.

Y la mayor tarea que nos trae esta Luna Nueva en Sagitario es ser felices… así de simple…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

viernes, 7 de noviembre de 2014

El primer día del resto de nuestra vida



Habiendo pasado la Luna Llena y hecho nuestro trabajo de cerrar ciclos, nos encontramos como recién nacidos, viviendo su primer día en el planeta y la incertidumbre y el desconcierto abundan por doquier…

Sí, puede que nos sintamos algo perdidos porque entramos en un territorio desconocido… Somos como bebés llegando al mundo y teniendo que aprender a lidiar con la vida terrena… nosotros un poco al revés: estamos aprendiendo  a manejarnos con la vida espiritual…

Ser espirituales es nuestro estado natural… lo que hemos hecho hasta ayer ha sido ¿vivir? una vida artificial. El aprendizaje en la tridimensionalidad ha consistido en hacernos creer que lo único que existía era aquello que podíamos ver, oír, palpar, oler y degustar… pero ahora ya sabemos que hay mucho, muchísimo más y que el reino de lo invisible e intangible es enorme y le llamamos mundo de las energías.

El despertar se produjo en ese preciso –y precioso también– instante en que nos dimos cuenta que toda nuestra educación consistía en alejarnos de nuestra esencia luminosa para conducirnos a una opaca vida de productores… Sí, porque desde pequeñitos nos condicionaban para convertirnos en seres útiles a la sociedad… y lo decíamos con mucho orgullo… y es porque estábamos tan dormidos. Teníamos leves atisbos de que había algo más… pero estábamos tan alejados de nuestra alma que no podíamos oír esos susurros constantes que nos decían que escucháramos al corazón, que buscáramos nuestra felicidad… Y ahora se han despertado esos canales de percepción que confirman nuestras sospechas… Hay más… mucho más…

Regresamos a casa y por eso, aunque con algo de dolor por lo que dejamos atrás, nos sentimos reconfortados y esperanzados. El alma reconoce sus espacios y le abre el camino al espíritu. Siempre supimos que así sería y cuando el dolor se hacía insoportable, en la fría y negra noche del alma una voz nos susurraba que la oscuridad no duraría para siempre… que las cosas cambiarían… y aquí estamos: rodeados de esta maravillosa luz que nos libera, recalibra y enaltece.

El camino por fin está abierto y disponible para quien quiera tomarlo. Nada es obligación con las nuevas energías. Optamos con el corazón y nos comprometemos a ser fieles a nosotros mismos, a no volver a abandonarnos. Nos abrazamos… algunos lloramos de alegría por este reencuentro con la esencia y dejamos que todo fluya… No forzamos nada porque ya hemos comprendido que todo es perfecto, que nada ocurre en el Universo de forma casual y aceptamos la vida momento a momento… anclados en el único y eterno presente…

Nos hemos reencontrado. Sabemos al fin quienes somos y a que hemos venido a este bello planeta azul… Recordamos la misión elegida y la alegría inunda nuestros corazones… ¡Por fin en casa!

Nos aguardan muchísimas aventuras porque esto es solo el comienzo… Es solo el primer día del resto de nuestras vidas

En Amor y Conciencia.

Me®   Follow me!  

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Ritual de Luna Llena en Tauro: Cerrar Ciclos



 Como hablábamos en el post anterior la Luna Llena oponiéndose al Sol en  Escorpio nos pone a trabajar las energías extremas del eje Taur-corpio y así como el astro rey vestido de alacrán  o águila nos pide morir mientras la Luna sensualmente taurina nos exige nacer…

Y para nacer hay que cerrar el ciclo anterior…

Cerrar ciclos en la vida implica soltar muchas cosas. Sonrisas y alegrías… sueños y añoranzas… amistades y odiosidades… Dolores que llevas cargando contigo, sueños frustrados, promesas jamás cumplidas, relaciones inconclusas… Cierra todos los círculos que permanezcan abiertos ya sea porque aún esperas que te llamen, porque sueñas con que esa persona vuelva y cumpla esa promesa de juventud, porque quieres ver hundido a tu enemigo, porque sigues soñando con llegar a la cima para demostrar que tú puedes, o porque esperas todavía ganar la lotería para dejar ese trabajo que te tiene amargado… en fin… Toda la carga emocional que vas arrastrando puedes sanarla en esta etapa tan solo soltándola y decidiendo empezar de nuevo…

Para cerrar un ciclo debes poseer la firme voluntad de lograrlo y para ello un ritual te puede ayudar.

Escribe en pequeños trozos de papel todo lo que necesitas cerrar para concluir y quedar listo para volver a empezar… Puedes hacer varios, los más importantes para ti… puedes cerrar esa relación que quedó inconclusa porque él o ella nunca te llamó, o concluir una etapa laboral con ese jefe al que guardas rencor… o dejar morir algunos recuerdos que nada aportan o te estancan e impiden seguir avanzando… Se trata de cerrar, de no dejar temas inconclusos en tu vida así que todo lo que requieras concluir escríbelo en tu pos it y ponlo en un frasco… todos los que precises…
En el día de Luna Llena –6 de noviembre– enciende una vela te blanca y toma el frasco entre tus manos situándolo cerca del corazón y despídete de casa cosa, persona, situación, sueño, recuerdo, rencor, y repite:

Dejo morir todo lo que mi alma no precisa para su crecimiento Conservo solo lo que me aporta y sigo caminando me espera una nueva vida y hacia allá voy guiada siempre por mis Ángeles, Maestros Ascendidos, Seres de Luz, Gran Padre Madre y por la voz de mi alma

Luego coges uno por uno los papeles y los colocas en una bandeja donde los enciendes con un fósforo para que ardan y se consuman hasta morir… Tira esas cenizas a la tierra porque es polvo y al polvo ha de volver…

Ya cerraste… concluiste un periodo de tu vida…cortaste tus cadenas y estás libre para poder nacer…

Puede que sientas imperiosos deseos de llorar y eso es muy bueno porque te liberará del todo de ese pasado que dejaste atrás… vive el duelo por este periodo de tu vida que se muere.

Durante los 14 días siguientes procura meditar para limpiar tu mente de cualquier residuo que te impida nacer…

Nosotros volveremos a reunirnos justo aquí pocos días antes de la Luna Nueva –22 de noviembre– cuando estemos listos para nacer y yo les entregue el ritual que los hará ver la luz de esa nueva vida…

Hasta pronto…

Feliz cierre de esta etapa!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Luna Llena en Tauro: Cierre de etapas



Todos hemos tenido esta fantasía en algún momento de la vida: Volver a nacer… Sí, todos hemos querido empezar de nuevo y quizás de un modo muy diferente de cómo lo hemos hecho hasta hoy.

La oportunidad de volver a nacer es ahora. Podemos apretar el botón de reinicio con solo decidirlo... La Luna Llena de Escorpio se encuentra –obviamente– en Tauro y podemos anclar la energía de cierre de ciclo y quedar listos para cuando el fuego de Sagitario, junto con la Luna Nueva nos impulsen a dar los primeros pasos por el camino de la expansión de la conciencia.

Pero siempre que iniciamos algo hay que primero cerrar la etapa anterior… Nadie empieza en un nuevo trabajo sin antes haberse despedido del anterior, nadie se vuelve a casar sin haberse divorciado y no hay quien pueda nacer a la nueva vida sin antes morir a su antigua …

El eje Taro-Escorpio es quizás el más extremo porque toca temas profundos que nadie quiere sacar a la luz. Y la muerte es siempre un tabú para muchos porque les duele la sensación de no existir, de dejar de ser, de ya no estar… pero cuando vives desde el espíritu (Escorpio) sabes que no mueres, es solo tu cuerpo (Tauro) quien completa su ciclo vital y deja de ser tu vehículo en este viaje… y así podemos nosotros tomar conciencia de que algunos sentimientos, creencias, emociones, situaciones, procesos y relaciones han cumplido ya su ciclo de vida y permitirles morir… dejar que partan de nuestras vidas simplemente cerrando el ciclo, quitándoles la energía del pensamiento, asumiendo que ya nos enseñaron y dieron todo lo necesario para nuestro crecimiento y que ahora debemos abrirnos a lo nuevo.

A veces nos cuesta aceptar hasta que un par de jeans ha cumplido su ciclo con nosotros y lo guardamos todo desgastado con la esperanza de que algún día “resucite” para poder volver a usarlo… y es así como lo olvidamos y pasado algún tiempo lo volvemos a encontrar y ya no nos interesa conservarlo y recién ahí nos deshacemos de él… Pero ya no podemos dejar que la vida haga ese trabajo. Es tiempo de crear conciencia y ser conscientes de cada decisión… por eso el trabajo que nos pedirá esta Luna Llena es el de tomar acciones conscientes… lúcidos, bien despiertos. Y vamos a determinar ahora como es que viviremos el resto de nuestra vida porque ya no le dejamos esa tarea a Dios ni al destino.

Somos seres empoderados, responsables y cocreamos el Universo. Tenemos una capacidad de creación infinita y podemos ahora recrear nuestras vidas con todos los acontecimientos que anhelamos experienciar*…

Cerrar es elegir… Cierras tu pasado porque eliges el presente eterno y todo lo que te pueda traer… Cierras a las energías archiconocidas para abrirte a las nuevas… cierras tu zona de comodidad para quedar un poco a la deriva en este territorio desconocido… Cierras todos tus temores y te abres a confiar…

Noviembre se ha presentado luminoso. Solo déjate bañar por esa luz y entrégate a la experiencia de cerrar un periodo de infelicidad para iniciar una vida de plenitud…

Lloverán sobre ti todas las bendiciones del Universo…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...