jueves, 20 de agosto de 2015

Profunda Limpieza Agosteña...



Y sí… Agosto trajo mucho frío, vientos y lluvias para lavarlo todo.. el aire, las calles, las hojas de los árboles, la rutina, nuestras mentes, el pasado, y todo lo que necesitaba aclarado… los vientos arrastraron nuestros despojos –enojos, rabias, vergüenzas, rencores, miedos, fracasos, egos– y este proceso aún no ha terminado.

Esta deep cleaning ha puesto a muchos en aviones que los trasladan hacia tierras que siempre soñaron, así como mi amiga Bruna que partió a vivir a Bruselas y a Mara que luego de mucho (pero muchísimo) pensarlo partió para casarse con su novio italiano de hace más de 10 años… a otros los tiene finalizando relaciones como a Claudia que en los días lluviosos se entretuvo haciendo una y otra vez enormes listas de lo que se llevará su ex marido y lo que conservará ella… o como Flavia que a último momento decidió dejar a su hija Emilia viviendo con su padre ya que ella necesita libertad… Otros dejan sus trabajos como Gonzalo que pasó de ser el respetable boss de un banco capitalino a chef de un ristorante italiano o a mi tocaya Merce que dejó la dirección de un liceo para entretenerse en su recién estrenado vivero de las afueras de Santiago.

…y a todos no está cambiando la vida… es parte del proceso de limpieza. Quitar todo lo que no nos pertenece y dejarnos en la pura esencia… y por eso todas esas decisiones que tomamos a través del ego (trabajos, parejas, compra de vivienda, amistades etc) si no se las llevaron las aguas lluvia, fueron arrastradas por los vientos… porque, como les he anunciado desde hace tiempo. El reinado de Mr Ego se fue a las pailas… y eso se está notando en todo orden de cosas.

Ha llovido en gran parte de Sudamérica y también en Europa… y estamos en estaciones opuestas.. pero a la lluvia no le importa, ella hace su trabajo de limpieza profunda y arrastra todo lo que pertenece a la vieja energía… El clima hace su trabajo porque la Tierra también se esfuerza en su depuración profunda…

Júpiter ingresando en Virgo expande la capacidad de sanarnos, de restaurar nuestro cuerpos, mentes y almas... y así la nueva conciencia se va instalando...

Recuerdo que hace pocos años, después de un viaje a Colombia soñaba, con encontrar en algún lugar de Santiago jugos naturales (pero verdaderamente naturales) y ahora es lo más común encontrar mi sagrado jugo de granadas en cualquier esquina… o de cualquier fruta. Es parte del cambio de conciencia en la alimentación… También recuerdo ese tiempo en que los médicos esbozaban una sonrisita despectiva cuando preguntábamos por Aromaterapia, Reiki o Sanación con Cristales y ahora podemos entrar en clínicas oliendo a pino, eucaliptus o mandarinas… o adornadas con cuarzos y hasta a algunos recetando sanación con la energía universal… Y así la nueva energía sigue entrando mientras entre todos –tú, yo, la Tierra, el Cosmos– hacemos el trabajo de higiene energética…

Y este cambio de conciencia también lo vemos en el trato hacia los animales… Son muchos ya quienes honran a estos seres maravillosos y somos otros tantos los que no nos creemos en la cima de la pirámide evolutiva –obvio– sino que como parte de los pobladores de la Tierra como nuestros compañeros perros, elefantes, caballos, ballenas, delfines, gatos, pollitos y todo el reino animal…

Sí… la dictadura el ego se está muriendo…

Entramos a la vibración de una mayor conciencia… y así como cuando pasamos a un curso superior y dejamos atrás el aula, a nuestros profesores, algunos compañeros y ciertas costumbres o hábitos para entrar a una nueva etapa de vida… Así mismo estamos dejando atrás una vieja energía que ya fue… no nos sirve más… Y nos estamos despidiendo de parejas, trabajos, amistades, lugares… pero sin dolor porque la esperanza por lo que viene llena nuestros corazones…

Y la limpieza profunda seguirá por unos cuantos meses más… mientras tanto nosotros aprovechemos la entrada del Sol en Virgo –23 agosto–  para seguir limpiándonos en cuerpo (alimentación sana) la mente (meditar, meditar y meditar) y el alma (soltar, soltar que algo mejor va a llegar) y así podemos empezar a fluir, fluir… porque eso es vivir…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...