viernes, 30 de octubre de 2009

Ganesha



Hoy quiero hablarles de uno de mis grandes amores, Ganesha, la divinidad hindú a la que muchos mal llaman “el elefantito de la suerte”. Este Ser no es un elefantito ya que solo posee la cabeza del paquidermo.

Bueno, hay varias historias respecto a los orígenes de Ganesha y yo te remitiré a algunas de ellas porque hoy quiero centrarme en su significado.
Te habrás preguntado por qué un dios con cabeza de elefante y otras excentricidades. Pues todo tiene un simbolismo, nada es porque si y paso a contarles los mensajes que nos entrega la imagen de Ganesha.

Cabeza muy grande: No pienses lo común. Solo piensa en grande.

Ojos pequeños: Para no distraerse con el afuera y mantenerse centrado en su interior.

Orejas grandes y boca pequeña: Escucharás el doble de lo que hablarás.

Trompa de elefante: Unión con el reino animal y gran capacidad de adaptación y resilencia.

Barriga grande: Porque es capaz de digerirlo todo. Lo bueno y lo malo entra por su boca y él lo transforma

Un solo colmillo: Deshazte de lo malo y conserva solo lo bueno.

Cabeza demasiado grande en relación al cuerpo: Quiere decir que la razón y la voluntad se antepondrán a los instintos.

Mudra o Bendición. Te está enviando protección para todos tus caminos.

Montado en un Ratón: Hay que montarse sobre nuestro lado animal para mantenerlo a raya y no ser gobernados por él.

Cuerda: Para lanzarla hacia arriba, hacia las más altas metas.

Hacha: para cortar todo vínculo de apego.

Maceta: Las recompensas y sadhana.

Prasada: (dulces) para mantener al mundo entero a tus pies.

En la india, Ganesha es un Maestro de la inteligencia y Sabiduría. Su nombre lleva el prefijo Shri título honorífico que reconoce so origen divino.

Ganesha surge como divinidad entre el siglo IV y V AC y se impone en el siglo IX DC donde surge una religión llamada Ganapatia formada por adoradores de Ganesha quienes lo consideran su máxima deidad.

Su principal atributo es que remueve los obstáculos y nos ayuda a alcanzar el éxito.

La manera más común de honrarle y adorarlo es cantando mantras en su nombre.

Todos los días puedes hacerle un pedido (el mismo) y si no olvidas hacerlo te lo concederá dentro de los 365 días de ese año.

Los dejo entonces con Ganesha.

Mer 
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...