jueves, 1 de enero de 2015

Cruza el Puente con Amor…



Estamos en medio de la pasarela… recién nos despedimos del 2014 que se nos quedó bien pagado al alma por toda la fuerza con que nos remeció y las notables experiencias que nos deja… Por delante tenemos una senda que nos conduce hacia el 2015 y no queremos hacernos expectativas –¡vaya que hemos crecido!– pero el corazón nos avisa que será un año grandioso, repleto de nuevas experiencias que nos terminarán por despertar para iniciar con mucha más conciencia este periodo del reinado de la Luz en todo el planeta.

2015 es un proceso que viviremos de manera colectiva y también individual.
Seguimos creciendo a medida que avanzamos por este puente porque necesitamos seguir sanando, limpiando, depurando nuestro espíritu… Ya no podemos volver atrás porque las cartas fueron echadas durante el año que dejamos atrás. Fue un tiempo para las decisiones y ya sea que optamos por avanzar o quedarnos en la misma vibración, estamos ahora encaminados hacia esta tremenda –y preciosa– aventura llamada 2015.

¿Qué nos depara este año? Eso es algo que solo tú puedes saber… Ya conoces y has probado tu gran poder de manifestación… Sabes que estás en plena facultad de crear todas las condiciones de tu vida (siempre ha sido así, pero solo ahora tomas conciencia de ello) y esa es la gran diferencia con las otras transiciones anuales porque conoces tu poder creador y vas dispuesto a crear, crear y más crear… porque esa será una energía muy potente durante los 364 días que aún nos quedan. Incluso podrás crear un espacio en tu vida para el disfrute... porque el goce será una tónica importante en estos tiempos de tanta lucidez y conexión.

Pero no será tan fácil… justo al otro lado del puente está el encargado de tributos universales que te va a pedir –porque no te exige– que pagues tu contribución al año… y tendrás que ofrecer tu corazón… o no cruzas el puente… No, no es una trampita. Recuerda que este es el año de La Justicia y lo que es justo es justo y para poder movilizarnos a través de estas energías 2015 tendremos que tener un corazón bien abierto y dispuesto a dar y recibir porque solo en ese compartir podrás seguir avanzando, creciendo, desarrollándote, evolucionando, ascendiendo… Los tiempos en que se avanzaba por medio de la razón se quedaron out… y lo In es vivir desde el corazón… Sentir, gozar, reír, emocionarse, cantar, danzar, crear, amar

Algunos le llaman la gran prueba… yo le llamo Tributo al Universo porque me he sentido tan amada, contenida y sostenida por él durante toda mi vida que no podría hacer otra cosa que AMAR… así, con mayúsculas y colores fluorescentes –para llamar tu atención– porque a eso hemos venido y este año lo recordaremos.

El amor es la cuota que necesitas dar al Universo para sentirte conectada a él y olvidar tus penas y dolores. El Amor expande, armoniza, contiene, fortalece, consuela, ilumina… No necesitas nada más e internamente lo sabes. Así que deja ya las gotas y las pastillas porque lo que te va a sanar –y este año es para sanar-te– definitivamente es el amor.

Por eso respira muy hondo… relaja el cuerpo, sacude las manos y luego júntalas junto a tu corazón (como en el saludo Namaste) y honra al 2015, bendícelo, ofrécele tu corazón, agradece infinitamente poder estar aquí viviendo este momento luminoso y luego cruza… Cruza el puente con amor…

En Amor y Conciencia.

 Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...