sábado, 10 de enero de 2015

Mágica Incertidumbre Eneril*



Llevamos más de 2 años transitando hacia las nuevas energías pero el gran salto lo estamos dando ahora en este primer mes del año 2015 que nos lleva por caminos inciertos pero que intuimos maravillosos…

Atrás dejamos las certezas –porque sabemos que no existen– y abandonamos el hábito de tener la mente ocupada con nuestras metas para poder hacer el viaje terreno disfrutando del camino… Sin expectativas, sin ilusiones… simplemente entregados al goce de sentir cada segundo de vida en el cuerpo, en el corazón… en el alma.

Vivir se ha transformado en una fiesta y todos los días celebramos cada inhalación, cada exhalación, cada latido, cada experiencia… Nos despertamos dando gracias y nos acoplamos a esta danza de acontecimientos diarios. Todo es perfecto, aún lo que antes nos parecía una catástrofe lo vemos hoy como una oportunidad para aventurarnos por nuevas aguas, crecer en experiencia y conocernos a nosotros mismos en una faceta distinta… Síiiii… todo es perfecto ahora y siempre. Porque la perfección no consiste en carecer de defectos sino que en ser lo que precisamos en el momento justo.

De pronto los que nunca bailaron están sintiendo una fuerte melodía que brota de sus corazones y empiezan primero con un suave contoneo y continúan moviéndose cadenciosamente. Y los que siempre han bailado escuchan una música diferente, creen que son latidos pero es realmente la música del alma que está fluyendo desde el interior de cada uno… y son muchos los que van danzando al ritmo de esta sinfonía cordial… Si pudiéramos mirar desde lo alto esta danza terrestre veríamos un cuadro maravilloso, lleno de luces y colores brillantes… Es la luz del alma.

Y así… en medio de esta incertidumbre nos damos el tiempo para disfrutar ya que no nos preocupa el futuro porque comprendemos que todo es perfecto… y en esa perfección llegará hasta nosotros lo que requiera vivenciar el alma… tampoco nos agobia el pasado, lo hemos soltado… ya fue… lo que pasó, pasó y conservamos solo la riqueza que nos dejó. Estamos aquí, anclados en este bendito presente deleitándonos en el sin preocupaciones… sin ansiedades. En estado de gratitud constante danzando en esta mágica incertidumbre que nos mantiene tan lúcidos y alegres.

Desde el cielo los planetas se han alineado para escribirnos sus mensajes y solo quienes estén preparados, quienes hayan abierto sus canales de percepción podrán descifrar estas señales constantes que nos guían e iluminan… Se han marchado nuestros temores porque sentimos la presencia amorosa de seres luminosos asistiéndonos… acompañándonos y nutriéndonos de entusiasmo, fortaleza, empuje y esperanza…

Mucha gente, muchos lugares y hasta cosas se quedan atrás porque no logran conectar con nuestra energía… No hay dolor por ello porque el apego es parte de la vieja energía y ahora somos capaces de despojarnos de todo lo que ya no sirve, lo que nada aporta… lo que nos estanca. Hacemos uso de nuestra plena libertad y seguimos avanzando y danzando…

… y en medio de esta maravillosa coreografía nacida del alma se hace presente nuestro poder de manifestación… ¡Cuidado! Seamos conscientes de nuestra fuerza creadora porque de eso depende mantener la pureza de esta energía… Manifestemos paz, amor, alegría, placer, confianza, compasión… y el Universo nos espejará enviándonos eso multiplicado…

Mientras tanto sigamos con la danza de esta mágica incertidumbre eneril…

En Amor y Conciencia.

Me® 

Eneril* relativo a enero

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...