domingo, 4 de enero de 2015

Ritual de Luna Llena en Cáncer



A concluir… cerrar ciclos y dar por terminado un periodo de mucho progreso y ascensión.
2014 fue una maestría en crecimiento y para poder avanzar hubo que alivianar la carga y dejamos atrás muchas cosas: ideas obsoletas, afectos dañados, viejos amores, amistades que no eran aporte, trabajos y personas inadecuados, lugares de vibración baja, costumbres mecánicas, sueños superados… De todo fue quedando en el camino y muchas veces no fue tan fácil como soltar… tuvimos que amputar cosas que creíamos tan nuestras y eso nos dejó dolor en el cuerpo y también en el alma…

Este ritual servirá para sanar todos esos dolores que son la secuela de dejar atrás la vida antigua para empezar otra nueva manera de vivir, con más consciencia, más corazón, más placer, más alegría… y plenitud.

Morir, para volver a nacer es un modo de vivenciar el eje Capricornio/Cáncer… De la vejez a la infancia… y vamos a dejar partir esa parte vieja nuestra, la vida de dormidos, de inconsciencia y inconsecuencia… La vieja vida de automatismos, de esclavos del sistema y de tanto descontento.

Puedes hacer el ritual en forma practica o también usando el poder de la imaginación y visualización... El cerebro no distingue si lo que pensamos o imaginamos es real o ficción así que surtirá el mismo efecto... Si no hazte de algunos globos negros, grises o blancos y escribe en ellos todo lo que necesitas cerrar, dejar atrás, concluir en tu vida. Ínflalos con gas helio y átalos todos juntos. En una mañana de estos 4 primeros días de Luna Llena ve a un lugar tranquilo. Puede ser un parque, la playa o la montaña y creas el espacio para la reflexión. Observa cada uno de esos globos escritos y despídete de ese sueño, persona, idea, lugar, trabajo, amistad, recuerdo, rabia, rencor, obsesión, enfermedad, amor, estilo de vida… y suelta el atadito de globos y déjalos ir… Visualiza como cada uno de esos globos iba unido a ti por delgados filamentos de luz y como se van desprendiendo de tu cuerpo, de tu mente, de tu alma… siente un bienestar infinito cuando el último filamento se desprende de ti y percibes mayor ligereza en tu cuerpo… no hay dolor, nos hay penas ni rencor… Solo sientes una infinita paz por haber devuelto al Universo esas energías que ya no te pertenecen… Mira como se alejan todos esos globos que alguna vez fueron parte de ti… y ya no lo son… Eres libre…

Cierra el ritual con un poderosísimo mantra: Gracias… Gracias… Gracias… y puedes hacer una meditación si lo prefieres… Puedes regresar a tu casa con tranquilidad y ser muy consciente de que cerraste una etapa, que desde ese minuto podrás volver a empezar usando tu enorme poder creador para darle forma, textura, color, aroma y sabor a tu vida… Porque eres una persona consciente y por ello libre…

Usa tu libertad para hacer lo que quieras de tu vida de ahora en adelante porque eres un ser nuevo. Estás en condiciones de empezar tu vida desde el punto cero y eligiendo tú cada cosa que precisas vivir. Si quieres vivir solo atrévete… si quieres viajar ve por el ticket… si quieres estudiar anda y matricúlate… Todo… todo lo puedes lograr porque eres como un bebé al que le acaban de cortar el cordón umbilical... solo que ahora puedes valerte por ti mismo y puedes decidir todo, hasta el último detalle de lo que quieres vivir.

¡Bienvenido a tu nueva vida!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...