lunes, 22 de septiembre de 2014

Ritual de Luna Nueva en Libra



El 24 de septiembre, tendremos la Luna Nueva en Libra que es el signo de la armonía y belleza, por eso no es extraño que justo un día antes haya entrado la primavera en el lado sur del planeta llenando el ambiente de luces, sonidos, colores y fragancias.

Es un momento cargado de energía cósmica. Se abre una enorme puerta que conduce al renacer y será una oportunidad perfecta para pedirle deseos al Universo porque él conspirará –ahora más que nunca– en tu favor.

Las energías de la Luna Nueva son siempre muy poderosas y favorecen todas las formas de crecimiento. Si tú quieres desarrollar una idea, un proyecto,  una relación, una empresa. Este es el momento.

Cada luna nueva tiene su influencia dependiendo del signo en que se hospeda y Libra llena de encanto el ambiente y te pide que te re-encantes contigo  misma, que conectes con tu poder interior, que inicies una relación verdadera y estable con el único Ser al que debes amar con locura: TU MISMA. Y ha llegado el momento de comprometerte y casarte contigo.

Necesitas crear una ventana de tiempo. Serán 20 minutos diarios, como mínimo, durante los primeros 21 días de la Luna Nueva –desde el 24 de septiembre hasta el 14 de octubre– a cualquier hora del día y en el lugar que desees.
Compra una libreta o cuaderno en donde escribirás cada día lo maravillosa que eres, lo fuerte, poderosa, valiente y luchadora… Puedes enumerar todos los obstáculos que has vencido, todas las barreras que has derribado, a los personas que has acogido en tu corazón, tus alegría, tus penas, tus luces y tus sombras… No ocultes nada porque sería engañarte a ti misma. Si quieres modificar alguna conducta puedes escribirlo para tomar conciencia de que ya no quieres ser perezosa, o que dejarás de asistir a ciertos lugares, o que elegirás solo alimentos saludables… Todos los cambios que quieras hacer puedes hacerlo pero ahora estamos centrándonos en el amor hacia ti mismo.
Reconoce la luz en ti… descubre que eres un ser más de la creación, que posees yin y yang, que tienes tus días bellos y tus momentos terribles. Acepta esa dualidad en ti y comprende que es necesaria para tu desarrollo espiritual.
No te culpes, no critiques, solo acepta ese ser que eres tú y empieza a amarte en todo lo que eres… Ama tu alegría y también tu tristeza. Ama tus éxitos igual que tus fracasos porque todo ha servido para conducirte hacia ti… Ama lo que eres… Ama cada célula de tu cuerpo y cada partícula de tu Ser… Siéntete merecedora de todo el amor del Universo, pero especialmente del tuyo propio.
El día 14 de octubre estarás lista para el compromiso contigo misma. En un trozo de cartulina del color que más te guste escribe un contrato que diga:

Yo (tu nombre completo) me comprometo desde hoy y hasta el último día de mi vida amarme, aceptarme, respetarme, mimarme, comprenderme, cuidarme, sostenerme y valorarme ante mi misma y ante los demás.
Me comprometo a concederme un tiempo diario para hacer lo que me gusta y buscar ante todo mi realización personal.
Prometo desde ahora ser fiel a mi esencia y no fallarme ante ninguna situación ni persona alguna.
Me comprometo a rodearme de personas que sientan verdadero efecto por mi y compartir con gente que me valore en lo que soy. Me alejaré de personas y ambientes tóxicos.
Me comprometo a buscar mi propia evolución y a vivir como me dice mi alma y no seguir dictados que vengan de afuera.
Asumo este compromiso conmigo misma hoy (pones la fecha) y lo respetaré cada día.

Ahora puedes brindar, servirte una cena deliciosa y bailar a la luz de la luna…

Pega ese contrato en un lugar visible para que recuerdes que estás comprometida contigo y las bases de ese contrato.

Eso es todo… son 21 días de reflexionar acerca de tu vida a través de lo escrito y después un compromiso que durará toda tu vida… ¿Estás dispuesta a hacerlo?

¡Feliz compromiso!

Ya veremos cuando será la boda…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...