martes, 21 de diciembre de 2010

❤ Verano Delicioso... ❤



Hoy, a las 23 hrs. se da inicio al delicioso verano… Lo llamo así porque trae a mis sentidos aromas como el del mar... Los sabores perfumados de las frutas maduras… hummm... Duraznos, cerezas, sandías, melones, uvas… Platos tan sabrosos como choclos a la mantequilla, humitas, pastelera y ensaladas con las más variadas verduras y hortalizas en unos largos almuerzos compartidos en dias soleados y luminosos… Tantas tardes compartidas con la familia y los amigos en cenas al aire libre y largos paseos por la playa contemplando la puesta del sol…

Verano es tiempo de culminación de etapas en donde descansamos ante la mirada de los logros. Los niños salen del colegio, generalmente con la alegría de haber terminado un ciclo y abriéndose a otro… Es un tiempo de muchas celebraciones: Graduaciones, Navidad, Año Nuevo, más de algún amigo o pariente que se casa en estos días y caminatas por la playa y esas noches tibias en que también nos quedamos durmiendo al aire libre solo por recibir la energía del cosmos, contemplando las estrellas y oyendo cantar a los grillos…

Verano es delicioso desde sus inicios con sus fragancias florales hasta el final, cuando las tardes se hacen más cortas… Cuando los árboles se tiñen de ocre y los aromas de frutas solo quedan atrapados en un frasco de mermelada.

Llevamos muchos veranos a cuesta y los recordamos con nostalgias, pero también nosotros tenemos nuestro propio verano interior que es cuando recibimos la cosecha de nuestro trabajo… Es un tiempo de plenitud porque nos sentimos valorados y retribuidos. Es quizás la etapa que se recuerda con mayor felicidad ya que generalmente nos negamos a aceptar nuestros otoños y nuestros inviernos internos. Vivimos veranos cuando estamos pletóricos de alegría porque la vida nos regala la riqueza de sus dones...

Verano y sol representan alegría y abundancia y generalmente se asocia al éxito porque hay exhuberancia en todo y los frutos maduros y aromáticos llenan nuestra mesa y hay exceso de todo… Cuando estamos en verano no pensamos en que llegará el día en que quedaremos desnudos de hojas y nuestros tallos se secarán, solo somos capaces de disfrutar de lo que tenemos y por eso el verano es el mayor contacto que tenemos con la vida y con el espíritu que es el que nos incita a vivir…

Disfrutemos entonces de este tiempo estival que nos trae la radiante energía del Sol que es la vitamina para el Alma…

El regalo que viene envuelto de estación estival es mayor tiempo para el goce y el deleite de todo lo que nos rodea, desde la naturaleza hasta las personas... Es la época ideal para acumular experiencias de aquellas que relataremos a los nietos y sobrinos nieto cuando ya estemos en el invierno de nuestro existir… Verano es para volvernos sabios y con ello volver a ser niños caminando descalzos y jugando con la manguera en el jardín... Niños que nos comemos un durazno y dejamos que su jugo se escurra hasta el codo... Niños trepándonos a los árboles para coger alguna fruta... Niños que nos dormimos al atardecer de tan cansados que estamos de jugar...

No te encierres este verano. Te espera el Sol...Te espera la vida...

Me®

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...