viernes, 10 de diciembre de 2010

Mercurio de vuelta...



Nuestros ancestros vivían en total armonía con el Universo y miraban el cielo para decidir el momento apropiado para la siembra, la pesca, los casamientos, el inicio de algún negocio, programar viajes etc. Actualmente hemos perdido esa conexión con la naturaleza que nos ha vuelto seres más pragmáticos y alejados del entorno natural.
En este momento el cielo nos dice que Mercurio, el planeta que rige el mundo de las ideas, el aprendizaje, la comunicación, las negociaciones, los viajes cortos etc. está en retrogradación, o sea retrocede en su órbita, y con ello nos indica que en estos días todo lo relativo a Mercurio "va para atrás" y no sería adecuado iniciar nada que tenga que ver con escritura, viajes, negocios, firma de documentos, etc. porque las comunicaciones se enredan, los viajes podrían sufrir retrasos, las negociaciones atascarse, tu computadora ponerse lenta o no funcionar, los correos extraviarse etc.

¿Y todo esto por qué?

Yo más bien preguntaría ¿Para qué?
Vivimos en una sociedad que privilegia el desarrollo del pensamiento lógico y lineal ante la intuición y la sensibilidad. Estamos buscando constantemente afuera todas las respuestas y eso hace que acumulemos tanta información que se nos hace muy difícil el asimilarla toda. Es por eso que Mercurio viene al recate haciéndonos volver hacia adentro y obligándonos a procesar e incorporar todos esos datos que tenemos almacenados en nuestra mente y nos invitará a poner orden de la manera más capricorniana posible ya que esta vez retrograda desde el 5º de Capricornio, hasta el 19º de Sagitario y con ello nos obliga a retornar en la búsqueda de esos ideales que dejamos olvidados ante la prisa por alcanzar nuestras ambiciones. Este proceso durará 20 días entre el 10 y el 30 de diciembre 2010.
Nada ocurre porque si y por eso Mercurio al retrogradar por Capricornio nos mostrará el modo en que hemos aprovechado las oportunidades que nos da la vida y nos probará si hemos actuado con los demás por conveniencia o no. Nos cuestionará la prudencia y la cautela con que hemos ido avanzando en nuestros proyectos. Adecuará nuestro nivel de compromiso, nuestra responsabilidad y si hemos sido capaces de auto disciplinarnos en nuestras actividades. También despertará nuestra independencia y la capacidad de adquirir nuestros propios recursos y nos pondrá en contacto con nuestro sentido práctico, el talento de concretar y la perseverancia usada para llevar a cabo nuestras metas.
Creo que es el momento justo en que debemos revisar el como estamos construyendo nuestras vidas e ir poniendo orden en cada uno de los espacios en que nos movemos.

 ¿Cómo comportarnos en estos días?

Evita firmar contratos importantes, sobretodo los que se establecen a largo plazo
Conducir con precaución. Mucha calma ante el volante.
Desarrollar la paciencia con los sistemas eléctricos e informáticos que suelen volverse lentos e imprecisos durante la retrogradación.
No es conveniente realizar negociaciones.
No es el momento propicio para adquirir algún bien inmueble.
Ser en extremo cautelosos con lo que se expresa de manera verbal o escrita .
Escuchar al cuerpo si te avisa que está cansado y descansar mucho.
Fluye de acuerdo a la calma y lentitud del ambiente.
Respira hondo…

Me®
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...