lunes, 20 de septiembre de 2010

Desde mi ventana...


Tengo en mi ventana esta Violeta Persa que me regaló mi amiga Marisol... Nunca ha dejado de florecer, creo que es como símbolo de nuestra amistad siempre alegre y florida... Esto me lleva a hacer una breve reflexión acerca de lo que es la amistad ya que siempre se dice que es como una plantita que ni no la riegas se muere, y otras frases muy dignas de postales Lila...
Mi amistad con la Mary es bien atípica porque hay semanas en que nos vemos todos los dias y otras en que ni nos vemos... Rara vez nos hablamos por teléfono y aún así yo siento cuando ella está mal y necesita refuerzos y lo mismo le pasa a ella... 
No forzamos la amistad ni el cariño porque ellos ahí están presente siempre y no necesitamos salir a buscarlo con frases hechas ni mutuas alabanzas... Somos sinceras, actuamos desde el corazón y es tal la confianza que ella sabe que puede llegar a mi casa a la hora que se le ocurra y será bienvenida... Como ese dia del terremoto que llegó acá a las 4 de la mañana como si nada...
No tenemos que demostrarle nada a nadie así que dejamos que la amistad fluya desde el corazón y no desde la mente... Nada de sentirse en el deber de llamarla o de visitarla. 
Realmente somos bien atípicas las dos.. Pero somos verdaderas amigas...

¡Gracias Mary!


Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...