martes, 1 de junio de 2010

Recuperando mi muchosidad

Finalmente fui a ver Alicia en el País de las maravillas en versión Burton. No podía dejar de verla por un profundo sentimiento de lealtad que guardo para Juanito Profundo (Johnny Depp) y la verdad es que llegué muy muchosa porque me reconecté con mi muchosidad que últimamente andaba de vacaciones por algún lado. Y si… Llegué muy muchosa y todos preguntándome ¿Qué es eso de la muchosidad? Pues para ustedes, para todos los que me preguntan a diario por este nuevo término acuñado por Burton les diré lo que pienso que es: Para mi es la esencia, es eso que somos en el interior. Todo lo que queremos, aquello que hacemos, lo que amamos y en lo que creemos. Todo eso es la muchosidad, y cuando la perdemos ya no somos nosotros, o lo somos pero solo a medias y eso nos provoca un cierto dolorcillo. Y bueno, por eso es que me parece tan importante reconectarme con mi muchosidad (que es mucha) porque creo que no se puede vivir dejando de ser uno mismo… Ya he vivido bastante tiempo sin ser lo que soy y complaciendo a mucha gente pero no a mi así que ¡¡¡BIENVENIDA MUCHOSIDAD MIA!!!
Ahora, completamente reconectada con lo muchosa que soy he vuelto a escribir, a pintar y a hacer todo lo que me gusta. Ahora espero que cuando vuelva a perderme por los jardines del mundo que nos llevan por caminos que a veces no queremos, poder volver solita hasta mi muchosidad y no extraviar el camino por tanto tiempo. Me agrada ser muchosa. Me encanta ser yo misma y creo que soy a la única que le gusta pues los demás me prefieren sumergida en la pocosidad, que es lo contrario a mi ser ¿Se entiende? Y todo se lo debo a mi querido ídolo amado de siempre: Juanito Profundo, quien en cada una de sus películas me hace un guiño… Eso si que me ha quedado una gran duda: ¿En qué se parece un cuervo a un escritorio?

Me®
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...