jueves, 26 de noviembre de 2009

La dicha...


El que vaya en busca de la dicha debe recordar que, dondequiera que vaya, no hallará otra dicha que la que lleve consigo; ella nunca está fuera de nosotros y tiene solamente los límites que nosotros le trazamos, límites que estarán determinados por nuestra capacidad de evaluación y de gozo.
En el mundo entero nada encontraremos que no esté dentro de nosotros porque la felicidad surge de la expresión espontánea y fuerte de lo mejor que sabemos y podemos.

Es necesario llevar la dicha en nosotros dondequiera que vayamos, porque de otra manera no la hallaremos en ninguna parte.
 
Orison Swett Marden


Me®
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...