miércoles, 11 de noviembre de 2009

Tendiendo Puentes…



Desde hace un tiempo estoy dedicada a la construcción de puentes…
Son puentes energéticos ya que todos ustedes saben que yo de ingeniería nada se…
Lo que empezó como un entretenimiento para mis tardes de ocio se ha convertido en una labor cada vez más placentera.

He tendido puentes bien cortitos, de tu casa hasta la mía… y otros enormes… que alcanzan los cielos y llegan a las profundidades de la Tierra, abarcando todo el planeta y más…

Son puentes de conexión entre tu alma y la mía… entre montañas y mares… entre el Cielo y la Tierra…

Mis puentes están construidos con letras: pensamientos, palabras, recuerdos, añoranzas, deseos y sentimientos que voy derramando en cada una de estas construcciones.

Estos puentes son mis notas queridos lectores que, inspirada y ayudada por esa energía maravillosa que me envían ustedes al leerme, elaboro cada día.

Con cada puente que tiendo siento que estoy conversando, con miles de lectores, de diferentes edades, nacionalidades y en diferentes idiomas y así vamos de tertulia en tertulia entre nota y nota…

Aunque no nos conozcamos, siento que nuestras almas se reconocen, que hemos viajado mucho tiempo, muchas vidas juntos. Y por eso vibro con cada palabra que van tecleando mis dedos, porque son apretones de mano y mientras voy hilando frases voy abrazando a cada uno de mis lectores.
Y a medida se va formando la nota me siento apapachada por todos ustedes…

Siento que tus ojos me consienten al leerme y que las sonrisas que pueda provocar son una caricia para mi alma…
Realmente no es un don poder escribir, el verdadero don está en que tú me leas querido lector… eso si que es un regalo y mi corazón te devuelve un mar de gratitud…

Es emocionante esto de crear puentes entre tu alma y la mía… Saber que estamos conectados a través de palabras que no son solo letras, son sentimientos y deseos de entregarte justo lo que estés necesitando en tu vida para tener una sonrisa o tararear una canción…

La verdad es que este blog nació como un puente entre tú y tu interior… Mi deseo era que pudieras aquietarte para escuchar a tu alma y así poder sanarla… No pensaba tener yo una comunicación directa con cada lector… Pero agradezco que se haya dado de esta manera. Me honra saber que me leen y mucho más que se comuniquen…

Este puente no se cortará fácilmente ya que el “material” con que se construye se llama amor… amor por todas las personas… Amor a la humanidad…

Hasta pronto amigos lectores…

Yo sigo tendiendo este hermoso puente…

Mer
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...