viernes, 4 de septiembre de 2015

Súper Septiembre…



Siempre me ha gustado el noveno mes del año… tal vez porque nos deja con su paso a mi amada Primavera… o porque en mi país tiene feriados largos en los días 11, 18 y 19 de sept, por el cumple de la Patria y porque en este cono americano empiezan ya a sentirse los anocheceres tibios, el jardín reverdeciendo y el paisaje coloreado y aromatizado.

Las energías de este mes vienen cargadas de regalos para todos: el Equinoccio de Primavera, la conjunción Venus/Marte que nos completa internamente, los dos Eclipses (uno solar parcial el 13 y otro lunar total el 28 con una súper luna), Saturno despidiéndose de Escorpio para llevarnos a hacer acción el cambio paradigmal interno… 4 planetas en actividad retrógrada a los que pronto se les sumará Mercurio para llevarnos a una intensa revisión de nuestro equilibrio y afectos… y hay celebraciones, rituales que invitan a cruzar el portal equinoccial que nos lleva hacia la tierra prometida… festejos de cierres de ciclos y el gran festival de los corazones abiertos de par en par porque nos hemos dispuesto a amar.

Es el tiempo de la recalibración: cuando ajustamos nuestro tono vibratorio al del planeta, el Universo… La entrada del Sol a Libra nos avisa que ya somos partes de este cosmus infinitus y quien quiera vivir la separación tendrá que partir hacia otro lugar… Somos Tierra, somos Galaxia, somos Universo, somos la totalidad…

Cada mes tiene su energía y cada energía nos trae una tarea para realizar internamente. Este mes continúa la sanación iniciada en Agosto y cerramos el ciclo de la curación personal para iniciar el proceso de sanar las relaciones. Mucha tela que corta en ese tema. Cuando queremos entrar a un espacio que se ve pulcro, impoluto, limpiamos nuestros zapatos, nuestras ropas, y todo lo que creamos sucio para no llevar impurezas hacia adentro. Lo mismo está haciendo ahora con la energía Universal: nos están limpiando para poder ingresar a este pequeño cielo que cada cual ha construido de acuerdo a sus acciones. La realidad en que vives la sigues creando con tus pensamientos, sentimientos y sobre todo con tus acciones… porque ya entramos en la Nueva Tierra.

A todos aquellos que me dicen que todo esto les huele a “cuento chino” les pido que retrocedan mentalmente tan solo hasta 5 años atrás y sientan la energía de aquellos días… Uff!... ninguno puede soportar la densidad… eran tiempos difíciles… Aunque recién iniciada la gran apertura de cambio, las mentes no querían abrirse y los corazones seguían apretados por nuestra desconexión… El trabajo hecho durante todos estos meses ha sido de limpieza, sanación, ajuste, apertura y liberación… Estamos casi listos e iniciamos el cruce hacia un lugar más pleno.

Si alguna vez pensaste que cuando llegaras al Cielo te sentarías en una nube a tocar el arpa por toda la eternidad ahora te das cuenta de que ese panorama ya no te resulta entretenido… Quieres ir por más y es porque tu conciencia despierta pide seguir creciendo, evolucionando… ¿Qué hay más allá del Cielo? No lo sabemos, pero tenemos muchas ganas de descubrirlo porque existe la certeza de que no hemos tocado techo… quedan muchos “cielos” más a los que ascender y muchas “tierras” que trascender… Somos apenas bebés en gestación de lo que vivimos a ser... queda mucho por andar... Nos esperan siglos de evolución...

La ascensión es eterna y la evolución no tiene límites. Puedes llegar a Ser un Cristo, un Buda, un planeta, un Sol, una galaxia… ¿Un Universo? Quien sabe… pero queremos seguir creciendo… y este mes nos hace tomar conciencia de lo que vinimos a hacer en este planeta, de lo que queremos seguir haciendo y conociendo todas nuestras capacidades vamos descubriendo las oportunidades.

Septiembre es un mes tan luminoso que no lo podrían ensombrecer todas esas profecías de acabo de mundo, lunas rojas y catástrofes de todo tipo. La vieja energía patalea por quedarse y por eso sigue sembrando miedo, pero nuestra mente ya no es tierra fértil para creer esos cuentos… Nosotros ya estamos viviendo en la Luz y no hay fuerza que nos haga retroceder…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...