martes, 11 de octubre de 2011

Abundancia vs Escasez



 Cuando utilizamos el término abundancia, lo primero que viene a nuestra mente la idea cantidad, de poseer mucho de alguna cosa… ojalá en exceso.
Como contraparte surge la idea de escasez, que es lo contrario a la abundancia y que nos habla de carencias, de necesidad de una cosa.

Pero la abundancia y escasez son solo estados de conciencia, tú puedes vivir en plena abundancia siendo un vagabundo, así como la total escasez, viviendo en un palacio.
Bien lo decía el más grande de los grandes cuando nos recordó que las flores del jardín del rey Salomón no se preocupaban por como vestir y siempre lucen preciosas, así como los pájaros cantan felices sin preocuparse por el mañana.

El único momento que vives es el presente, porque el mañana es un sueño y el pasado un recuerdo. Si eres capaz de sostenerte en el presente tu vibración será más pura y estarás en capacidad de  sintonizar con las altas frecuencias Universales.
Cuando vives añorando el pasado tus vibraciones de presente-pasado se entrecruzan y es imposible que el Universo capte los mensajes que emites, pierdes la conexión. Lo mismo si vives preocupado por el mañana, tus vibraciones presente-futuro no pueden entonarse con la vibración Universal y quedas desprovisto de esas energías que son las que llenarán tu copa de necesidades.

Podemos empezar a vivir abundantemente reconociendo que lo tenemos todo: ¿tienes hoy para comer? ¿estás en buena salud? ¿tienes para vestirte? ¿mantienes tu corazón lleno de amor? ¿tienes lo necesario para trasladarte de un lugar a otro? Tienes donde dormir? Si respondes a todas que si, eres una persona abundante y empieza a agradecer al Universo por ello… El Universo es muy justo y si te percibe como alguien que vibra en gratitud te concederá más y más cada día y así ni cuenta te darás cuando estés rodeado de todo lo que anhelas.

Por el contrario, cuando alguien vibra en escasez y constantemente se queja de que no tiene, el Universo le enviará más de eso que cree tener y a eso llamamos “Ley de Atracción”, atraemos solo aquello que vibra en tonos similares. Es como cuando sintonizas la radio, tienes que buscar en que frecuencia transmite esa radio que quieres oír ya que hay muchas, todas transmitiendo en distintas frecuencias y debes ajustarte a la que buscas para escuchar lo que esperas. Si esperas que el Universo te envíe prosperidad, alegría y cosas buenas, debes ajustar tu vibración a esa frecuencia…

Por eso es importante transformar las creencia que tenemos arraigadas en nuestro inconsciente. Deja de considerarte pobre, enfermo o poco inteligente y empieza a emitir ondas de alegría, de plenitud, de confianza, de felicidad, de belleza, de abundancia… Debes creer y sobre todo sentir que eres poseedor de todo cuanto anhelas. De ahora en adelante no vibrarás en carencia ni necesidad porque tú lo tienes todo, tú posees todo, tú eres abundancia

¡Felicidades!

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...