domingo, 18 de septiembre de 2011

Ritual de la Semilla



Los celtas veneraban la naturaleza y basaban sus ritos en la conexión entre el hombre y la Tierra. Comúnmente realizaban sus rituales en los bosques, conviviendo sobre todo con las plantas y los árboles, que ellos consideraban sagrados.

Este ritual que te ofrezco hoy se ha realizado desde los origenes de la civilización por seres que vivian en completa armonía con todo lo que les rodeaba, respetando a cada animal y vegetal como parte de la Creación. Es un ritual de apertura y su objetivo es despertar en ti la creatividad y todo tu potencial de desarrollo. Puedes hacerlo las veces que quieras desde el inicio de la Primavera y te maravillarás de sus benficiosos resultados.

Si es posible, elige una mañana, en el periodo de la luna nueva a creciente, de preferencia a la hora del amanecer, cuando la luz vence a las sombras y la energía es totalmente luminosa y cuando los ángeles bajan a cantar honrando a la luz. Lo ideal es hacerlo al aire libre y con una ropa muy cómoda. Si puedes estar cerca de un Árbol para compartir su energía, tanto mejor.

Empuña tu mano derecha, cúbrela con tu mano izquierda como si la envolvieras y lleva ambas manos hasta la zona del segundo chacra –bajo el ombligo– y enróllate como si fueses un feto en el vientre de la madre… Déjate caer en el suelo formando una bolita y siéntete una semilla llena de vida que desea ver la luz…

Imagina que eres la semilla de un árbol, recibiendo la energía de la tierra, y la suave luz de los rayos del Sol. convéncete de que quieres nacer a la vida para cumplir tu misión.
Siente como se van rompiendo las paredes de la semilla que eres tú porque tú estás ansiaso/a por salir… Disfruta de ser una semilla llena de energía de vida… Empiezas a brotar y pequeños  rotes salen de ti hacia la luz… siente el sol sobre tu cuerpo y vibra con el todo.
Empiezas a incorporarte y quedas de rodillas…

Ahora estás creciendo, eres una pequeña y tierna planta que eleva su tallo al cielo. Tus pies son las raíces que también se expanden y se fortalecen hacia abajo… tus piernas forman el tronco, tus brazos se abren como ramas y tus dedos son hojas que se mecen al viento. Abre los brazos y agítalos al viento.
Ponte de pié, levanta tus brazos y danza al ritmo de la brisa y la música del Universo. Siéntete como un árbol que se balancea al viento. Suéltate y sumérgete libre en la creación. Acompaña el movimiento de la Tierra en su eterno girar… de los animales caminando, de las plantas creciendo hacia la luz... Libera tus sentidos y siente el Universo palpitando dentro de ti:

¡Es todo tuyo! Ahora te toca florecer... Hacer realidad tus sueños…

Con este ritual lograrás despertar todo tu potencial de desarrollo. Empezarás percibiendo todo de una manera distinta y se abrirá ante ti un mundo nuevo. Planearás correctamente y te lanzarás a la conquista de tus sueños.

Mantente muy atento/a a las señales de la vida porque recibirás muchas después de hacer este precioso ritual.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...