sábado, 1 de mayo de 2010

El dinero



Tenemos una compleja vinculación con el dinero ya que hay cierta dicotomía en cómo nos relacionamos con él. Por un lado nos encantaría poseer riqueza para adquirir todo lo que quisiéramos y por el otro rechazamos públicamente todo lo relacionado con “ese vil amo”.

Una de las tareas para ascender en esta espiral evolutiva es ser capaces de crear nuestra propia abundancia y para ellos debemos empezar por dejar atrás todas esas creencias obsoletas acerca del dinero y lo primero es desechar la idea de que la espiritualidad está reñida con el dinero.

El Universo es desbordante de energía, la naturaleza es fecunda, la tierra fértil y podríamos decir que habitamos en un Universo “abundante” así que no hay razón para vivir en la escasez solo por falsas creencias.

El dinero es un tipo de energía y como toda energía podemos atraerla hacia nosotros, pero debemos empezar por tener claro que es el dinero para nosotros. Para la mayoría no es más que un símbolo de algo, puede ser de éxito, de esfuerzo, de merecimiento y hasta de estatus y de seguridad. ¿Símbolo de que quieres que sea en tu vida? Clarifica bien y eso y luego ponte a trabajar en atraer esa energía hacia ti.

Un punto importante para que el dinero llegue a tu vida es ser capaces de darle circulación. Si lo guardas y eres excesivamente avaro, bloquearás el tubo de la abundancia por no dejar salir por un lado mientras por el otro entra. Debes permitir que la energía de prosperidad circule por tu vida y abrirte a la entrada y salida de recursos. Si tienes ropa que ya no usas despréndete de ella, siempre podrás encontrar personas más necesitadas que tú que agradecerán tu gesto. Si tienes cosas en tu casa: muebles, revistas, adornos, periódicos viejos, juguetes de los niños ya crecidos o cualquier cosa que estanque la energía en tu vida por el no uso, debes despedirte de ellas y hazlo agradeciéndoles por el tiempo que estuvieron contigo prestándote utilidad…

Si guardas constantemente para el futuro, inconscientemente estás decretando que habrá escasez en tiempos venideros y ya sabes lo poderosa que es la mente. No crees espacios de carencia en tu vida guardando artículos en desuso. Recuerda que permitir el flujo de la energía es también permitir que lo que tú no necesitas llegue a quienes lo precisan.

Algo que debes erradicar de tu mente y de tu vida es la creencia de que el dinero no es espiritual o que es sucio. El dinero es tan solo el símbolo de tu abundancia material. No sirve para darte prestigio, seguridad o simpatía. Es el emblema de que tus acciones van en perfecta armonía con el eterno fluir del Universo.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...