jueves, 1 de octubre de 2015

Indecisa Primavera…



Entró a mediados de agosto subiendo los ánimos y la temperatura… Brotaron los crespones, magnolios, jacarandás, cerezos y ciruelos que colorean, aromatizan, alegran y llenan de vida no solo el paisaje sino también todos los sentidos y el alma… luego se retira dejándonos en el frío invierno con un aguacero de 3 días, relámpagos, truenos y nieve… y reaparece a principios de septiembre con calores casi veraniegos, nos regala un terremoto y vuelve a marcharse… y así de indecisa está Doña Primavera que viene y va sin determinar aún si se queda o se va…

Independiente de las dudas de esta dama tan florida y aromática se abrió el portal equinoccial el 23 de septiembre y la energía muto de reposo a renacimiento… Tal como semillas saliendo de la oscuridad bajo la tierra, nos asomamos levemente para abrir nuestros pétalos al sol y dejarnos bañar por su luz. Es tiempo de energizarnos, de recalibrar cuerpo, mente y corazón para continuar nuestro proceso de crecimiento y evolución.

Con toda esta energía que entró desde el portal equinoccial activamos nuestro cuerpo luminoso, lo  reconocemos y aprendemos a manejarlo… este es el mayor regalo que nos han enviado desde cielo. A ese cuerpo de luz podemos llamarle también conciencia y se nutre de paz y sosiego… es ahí, en medio del sagrado silencio donde la conciencia se manifiesta y puede alimentarse de SER… de PRESENCIA y de AHORA… no necesita más.

En Chile, hace dos años se suspendió el cambio horario que se hace en muchos países para aprovechar mejor la luz natural… Es una de las pruebas del cambio energético que vivimos. Hay un retorno a los ritmos naturales de la Tierra y el cuerpo… Vivimos un renacimiento del la valorización y el respeto a la naturaleza; ella es muy sabia y si quisiera que amaneciera más tarde o más temprano, así lo haría… A mi este nuevo horario me encanta… A los que siguen en la vieja vibración y gustan de lo artificial, les resulta incómodo este retorno a lo espontáneo pero cuando viajas por la gran espiral de luz no hay vuelta atrás…

Esta Primavera será especial en la vida de todos quienes la vivimos porque una vez atravesada la puerta del equinoccio estamos ya viviendo en la Tierra Prometida… y muchos ya lo están notando: Una fuerza nueva colorea el ambiente, las personas respiran entusiasmo, un poder inspirador permite  la expresión de una mayor creatividad… Hay confianza, deseos de alcanzar sueños… Muchos reconocen su capacidad de manifestación y asumen ser los creadores de sus realidades. Otros están muy sorprendidos… pero en todos los corazones que ya han cruzado uno a uno los portales que desde hace meses nos ha abierto el Universo, reina la alegría…

Finaliza la limpieza profunda… Lo que somos, lo esencial es lo único que va quedando y aunque a veces no nos reconocemos ni nosotros mismos, avanzamos esperanzados. No es momento de perder la paciencia… Poco a poco las cosas se van ajustando y reconocemos un orden divino, la perfección universal en todos los acontecimientos.

Esta ascensión la vivimos todos de diferente manera… para algunos es tan solo dejar de ser esclavos de su animalidad… para otros despertar, para muchos más es vivir conectados a su esencia… Cada cual, en su nivel evolutivo está dando un salto… nadie se queda fuera de este salto cuántico y vemos como personas, países, sociedades, grupos, y también los animales van teniendo un nivel de conciencia superior… Y si alguien lo duda que recuerde como eran tratados los perros hace 20 años nada más…

Por eso cuando decimos que todos vamos unidos ascendiendo es porque para que tú puedas subir alguien que iba adelante dejó su lugar y otro que viene más atrás ocupará el lugar que abandonas… Así vamos subiendo en una cadena de sincronías movilizadas por el Universo…

Que no seas tú querido lector quien rompa la cadena de sincronicidad… Sigue avanzando para que el reino animal, vegetal y mineral pueda adquirir también mayor conciencia. Recuerda que no estamos solos evolucionando acá… millones de especies nos acompañan y por eso la Primavera nos recuerda que todo lo que habita el planeta está vivo y renace… Nosotros también…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...