lunes, 12 de octubre de 2015

Ritual de Luna Nueva en Libra: Sembrando Luz y Armonía…



En el post anterior vimos como esta Luna Nueva en Libra nos llama a embellecer o armonizar nuestro mundo. Hacer de nuestro entorno energético y material un lugar de altas vibraciones donde cada persona que llegue a nosotros sintonice en alegría y confianza y eleve sus frecuencias.

Este ritual es una acción consciente que te ayudará a modificar algunas actitudes que nada aportan a la sanación y hermoseamiento de nuestra querida Gaia. Podrás hacerlo durante las dos semanas siguientes a Luna Nueva y solo hasta vísperas de Luna Llena (27 de octubre)… Puedes sembrar todos los días o solo uno, como tú desees y dependiendo de cuanta semillas quieras ver florecer…

Necesitas 20 minutos diarios, unas cuantas onzas de voluntad, papel y lápiz (si lo deseas), altas dosis diarias de confianza y toneladas de amor por el planeta y por la humanidad… Una vela de cualquier color y música que eleve el espíritu.

En cualquier momento, en cualquier lugar, enciende una velita como símbolo de tu conexión con la Luz que hay en ti y en toda la Creación… Vas a cerrar los ojos, te concentrarás en aquello que te eleva. Puede ser en recordar una puesta de sol, el canto de las aves, una poesía, alguna persona maravillosa… Si gustas pon una música suave que sirva para elevar tu estado vibratorio.

Si prefieres puedes hacer este ritual de forma practica y seleccionar semillas de albahaca, perejil, orégano, tomates, cilantro, lechugas, batatas, etc y a cada semilla bautizarla con la cualidad que quieres ver florecer en la tierra como: Paciencia, veracidad, tolerancia, comprensión, abundancia, amistad, honestidad, alegría, despertar, consecuencia, felicidad… etc. O puedes anotar en varios trozos de papel el nombre de la semilla que vas a sembrar… o solamente hacer el ejercicio de visualizar la siembra que harás en los campos de la Tierra… Es a tu elección y todas las formas son válidas.

Cuando has seleccionado tus semillas, ya sea en la práctica, imaginando o visualizando debes lanzarlas al aire para que el viento las reparta, el agua las riegue y empiecen a germinar… Debes repetir mientras estás sembrando:

“Madre Tierra, te entrego en estas semillas todo el potencial para ver manifestados en mi mundo alegría, amistad, verdad, despertar, confianza, prosperidad, felicidad, amor, compasión, plenitud… (y lo que quieras sembrar), para que tú las hagas germinar y florecer para entregarnos sus aromas y frutos… Con estas semillas distribuyo amor y armonía por todo mi mundo, el de mis hermanos, mis hijos, nietos y todas las generaciones venideras… Este es mi sincero y consciente aporte para sanar y embellecer al planeta ahora y siempre…”

Puedes meditar unos momentos después de esparcir tu siembra… Luego repites tres veces este mantra que te elevará al estado de Gratitud en que siembre debiéramos vivir: Gracias… gracias.. gracias… y ya está hecho…
Este será tu contribución al embellecimiento y sanación de tu mundo, el de todos…

… y ojo que aquí no acaba todo… Cada día fortalecerás esas semillas con pensamientos, gestos y palabras conscientes que servirán de riego a tu sembradío… De nada sirve hacer el ritual si te estás peleando con todo el mundo, si vas juzgando a la ligera las acciones de otros o eres intolerante…

Un mundo más bello, justo y armonioso depende de todos… y tú eres un sembrador de LUZ...No lo olvides…

Feliz Luna Nueva!

Feliz Cosecha!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...