jueves, 17 de abril de 2014

Duelo en el Cielo: Gran Cruz Cardinal


Sí, queridísimo lector, el rumor que corre es cierto: el mundo se acaba… así que empiecen a despedirse de todo lo conocido porque dentro de muy poco ya no quedará nada… Todo comienza de un modo distinto y este periodo será recordado como el viejo mundo porque ya estamos bien adentrados en el Mundo Nuevo.

El eclipse del 15 abrió el telón en el Cielo y los astros se preparan para el gran debut: Marte, Júpiter, Urano y Plutón hospedados en los cuatro signos cardinales que conforman la energía primaria de los elementos de la naturaleza. El fuego, el aire, el agua y la tierra… despiertan el impulso, la creatividad, el amor y la manifestación.
Desde el 20 de abril y hasta la eternidad podemos ya empezar a crear la Nueva Tierra trascendiendo todo marco social, cultural, políticos y religioso. La semilla del Cambio ya fue plantada en los fértiles campos de la conciencia y nuestro trabajo será dejarla germinar y crecer ahora que el clima es el apropiado.

Como es arriba es abajo y así como el Cielo manifiesta una revolución, nosotros vivimos la nuestra interiormente. Los últimos meses han sido desafiantes para todos y hemos debido soportar los corcoveos del Caballo de Madera.

Una vez más el firmamento nos está mostrando el camino y desde hace mucho nos avisaba que venían tiempos mejores… ya tuvimos el pre estreno al iniciar el año y ahora hace su debut triunfal El Cambio esa gran obra que toca representar de aquí en adelante.

Para quienes no saben lo que es una Gran Cruz Cardinal les pediré que se imaginen el Sistema Solar dentro de una gran circunferencia (360º) en donde los planeta se posicionan en lugares estratégicos para la gran contienda: Júpiter (confianza) en oposición (180º) a Plutón (transformación) y Marte (autoafirmación) cruza esa oposición con otra que le hace a Urano (originalidad). Y a la vez estos planetas se unen en 4 cuadraturas (90º) formando la conocida figura de Gran Cruz que se manifiesta tanto en la Carta natal de un individuo como en una carta de sucesos como una gran desafío ya que la oposiciones son forcejeos entre planetas y las cuadraturas tensiones entre ellos… y como es arriba es abajo…y como es afuera es adentro.

Este duelo de planetas mostrado en el Cielo se manifiesta en nosotros como una necesidad de avanzar, de vencer obstáculos, de ir hacia lo nuevo. La energía de Marte junto a la confianza de Júpiter, lo singular de Urano y el poder de Plutón nos embriagan hasta la última célula para sentirnos vivos como nunca, despertar a la nueva conciencia y tomar la decisión de ser felices… Comprendemos al fin la razón de este estadio en la Tierra y no habrá fuerza que impida que cumplamos nuestra misión.
Para muchos pareciera que todo se derrumba, y porque quizás las bases de sus construcciones no eran muy sólidas o las edificaron mal… y solo quitando los viejos escombros puede surgir la nueva humanidad… el nuevo SER.

Para quienes viven la vida como un interminable ensayo cuyo estreno jamás realizan este es el momento de salir al escenario y lucirse.
Si has esperado por años a tomar la decisión de marcharte de casa, bajar de peso, enamorarte o separarte, empezar a estudiar o trabajar, tomar clases de Yoga o de Astrología, darte baños diarios de autoestima, dejar atrás hábitos nocivos (fumar, comer en exceso) o simplemente quieres apretar la tecla de  actualizar en tu vida, esta es la coyuntura de la que debes agarrarte porque el Universo te está poniendo alfombra roja para que avances hacia todo lo maravilloso que tiene preparado para ti… Y eso es algo que tú no puedes perderte.

Entonces… ¿Me acompañas en este desafío? Porque yo he estado en el palco desde hace años y ahora salgo a brindar mi mejor actuación.. y no me ando con chiquitas porque voy por un Moliere (equivalente del Oscar en el Teatro francés), ya que con toda esta energía tocando mis casas angulares, nada ni nadie podrán detenerme para que pueda cumplir mi misión.

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...