domingo, 6 de enero de 2013

Un nuevo comienzo...




Ya se fue el año 2012 y estamos escribiendo las primeras hojas de un libro de 365 páginas vacías que nos tocará llenar de experiencias. Además tenemos toda una biblioteca de libros que debemos completar porque la era acuariana trae más de 2.000 libros con hojas en blanco para que los escribamos nosotros, nuestros amigos, sobrinos, hijos, nietos, bisnietos etc.

Nunca como ahora cobra importancia la frase tan popular: Año nuevo vida nueva porque estamos en las puertas de un Nuevo Mundo que tiene un umbral pequeñito, pues para entrar por él debemos ser como los niños y fluir desde el corazón y la intuición. Por esa pequeña puerta no caben las grandezas del ego ni del orgullo, así que si no te desprendes de él, te quedarás afuera de esta vida nueva. 

Tengo todas mis esperanzas puestas en lo que se viene, pero no puedo evitar sentir nostalgia por lo que dejamos… Tenía su encanto la era pisciana… pero me entusiasma más esta Era de Acuario, una energía que siento muy afín, por lo claro de su propósito y toda esa fuerza con que ha entrado, provocando una revolución en cada alma…
Pero hay que cerrar… No dejes nada inconcluso, así que si no has acabado algunos temas, ve concluyéndolos de a uno y concédete el espacio para tener esa conversación pendiente, sánate de viejas heridas, ama y honra ese cuerpo que te prestaron para vivir esta encarnación, pide perdón y perdónate, suelta ese pasado doloroso y avanza con confianza a este futuro porque, como dice Coelho no debes dejar nada suelto. No esperes resultados de ningún tipo, pero cierra eso que aún no le has puesto un fin.

La energía que disfrutamos ahora es vertiginosa: mucho cambio, mucho movimiento, mucha rapidez… pero hay que darse el espacio para resignificar la vida. Podemos empezar en año y nuestra vida nueva en el nuevo mundo transformándolo todo y aceptando todo lo experienciado  en ese viejo mundo como un apresto necesario para estar viviendo este maravilloso hoy y también podríamos dejar de correr tras el éxito o de guardar la mitad del sueldo en el banco para disfrutarlo ¿Cuándo?, o dejar de soñar con que el lunes “empiezas” aquello… Tu único tiempo es el ahora y debes hacer tu anclaje en el presente porque solo de eso eres dueño.
Hoy es el día de tu Nuevo comienzo… ayer se fue… mañana aún no llega…

Solo estás tú, ante tu propio presente y la vida…

¡Feliz nuevo comienzo para todos!

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...