martes, 3 de enero de 2012

Amigados con el silencio



Hay etapas de la vida en que realmente necesitamos un momento de silencio.
Es común que durante el periodo de fiestas y fin de año todo se torne bullicio y la gente corra presurosa por las calles buscando regalos y algo más… pero no saben bien que es… yo le diré querido lector: Usted va detrás de un poco de calma de un “alguito” de silencio como dice mi amiga Dolores, de México.

En estos dias de descanso, dejamos atrás el bullicio y es cuando más debiéramos valorar el sagrado silencio porque solo así puedes disfrutar plenamente de de la experiencia del encuentro contigo mismo.
Solo en el silencio y la calma podemos retornar a esa paz que es el Creador.

Toda la creación nace del silencio… La Luna, el Sol y todos los planetas giran en un sagrado silencio… La naturaleza, los árboles, las plantas, la hierba y las flores crecen y se desarrollan en una silenciosa sinfonía… Los pensamientos surgen desde las profundidades del vacío… Toda la creatividad nace del silencio y la quietud.

El silencio es la voz de Dios aconsejándonos.

Trata de brindarte el regalo del silencio en tus vacaciones. Bastará con que desconectes el celular, no enciendas tu computadora ni la radio o TV para que le des un espacio al silencio para hacerte amigo de él y permitas que la inspiración y la creatividad lleguen a tu vida.

Solo deseo que encuentres tu espacio de silencio y éste obre milagros en tu vida…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...