viernes, 6 de enero de 2012

Día del Astrólogo


Hoy, 6 de enero, celebramos el Día Mundial de la Astrología, instaurado hace 32 años por el reconocido astrólogo uruguayo Boris Cristoff.

Se eligió este día conmemorando la visita de los Reyes Magos al niño nacido en Belén, quienes fueron conocidos sabios astrólogos de la época. 

Hay quienes suponen que no fue siguiendo una estrella en el cielo que llegaron los Magos hasta Jesús ya que se ha comprobado que la visita de Melchor, Baltazar y Gaspar fue cuando Jesús tenía ya unos 5 ó 6 años… Muchos piensan que fue la Carta Astral hecha al niño que había nacido en Belén lo que llevó a estos sabios hombres de oriente a viajar para conocer a este prodigio que poseía tal configuración planetaria y se convertiría en Rey de Reyes.

En los tiempos en que nace Jesús, el Cristo, se denominaba Magos “magusàioi” a los astrólogos o adivinos y a quienes poseían el profundo conocimiento de lo oculto. Eran hombres estudiosos capaces de observar el cosmos y la naturaleza para descifrar sus mensajes. 

Hace un año, el Papa Benedicto XVI reconoció a los Reyes magos como hombres santos y sabios devolviéndole así a la astrología el carácter de sabiduría ancestral que le fue arrebatado. Ya nadie puede negar que la astrología es una poderosa herramienta para el autoconocimiento y el trabajo con uno mismo.

Toda nuestra historia ha sido escrita con símbolos y la triada de magos visitando al gran avatar del cristianismo, los regalos llevados al niño y la adoración que hicieron en el pesebre son símbolos que nosotros debemos descifrar. El seguimiento de la estrella es otro símbolo más…

A todos mis colegas astrólogos que han seguido a las estrellas con dedicación, y muchos con verdadera pasión, les deseo un feliz día y que no dejen de honrar hoy a la astrología como el arte y la ciencia unidos en esta disciplina ancestral… 

¡Felicidades!

Me® 

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...