domingo, 12 de mayo de 2013

Tiempo de Amarnos




Todos, sin excepción, vivimos un proceso de renacimiento y estamos en la fase de oruga para convertirnos muy pronto en Mariposas y así elevarnos, mirando desde lo alto este mundo, donde por tanto tiempo nos arrastramos sin comprender del todo el porqué de nuestra existencia.

Ante nosotros se abren infinitas posibilidades y debemos elegir… La elección es parte del trabajo de este año, pero antes hay que realizar la mayor tarea pendiente: Amarnos.

No es fácil desarrollar el amor hacia nosotros mismos cuando estamos insertos en una sociedad que nos ha inculcado desde siempre que el amor debe provenir de algún otro y que todo lo que no sea dar a los demás es propio de egoístas y narcisos. Ahora es tiempo de cambiar ese paradigma porque entramos en la temible “fase de la verdad”. Solo permanecerá lo que es real, así que no te asombres si, en lo que queda del año, ves aflorar en ti una personalidad más fuerte y con ganas de luchar por las cosas que quieres, tal vez tu mascara de “Buenito Jones” se empieza a caer porque ya no resiste… También puede que abandones un trabajo al que detestas o termines una relación sostenida por razones ajenas al amor… Todos los cambios hacia lo verdadero pueden suceder en este tiempo de profunda sanación para el alma.

No opongas resistencia… solo déjate fluir desde el fondo de tu ser para actuar con honestidad y soltar tus caretas. Unos más que otros, todos vamos cubiertos de numerosas máscaras, porque sentíamos miedo de mostrarnos… y el miedo… ese antagonista nuestro, se irá alejando poco a poco porque ya no es necesario. El miedo es el jefe de la cobardía que se instaló como un freno para el avance de la humanidad, pero ya no sirve, ha quedado al descubierto que es solo un invento y muy pronto ya nadie recordará lo que el ¿miedo?

Gran parte de la humanidad ha despertado y abandonamos, sin nostalgia, el comportamiento mecánico que mantuvimos por tanto tiempo… Ya es el tiempo del fluir a que nos invitó en enero la ondulante Serpiente de agua. Si frenas el flujo natural de los acontecimientos, generarás una energía de resistencia que te impedirá ver las señales que están escritas por todas partes… Despierta! Aprende a ver las pistas que el Universo nos va dejando a cada paso y nosotros no vemos por estar tan ocupados intentando forzar las cosas hacia el lado que queremos.

Todo, en todas partes nos está impulsando al cambio. Los gobiernos, las religiones, las ideas, la educación, la estructura social, la salud, la forma de relacionarnos… nosotros somos partes de este cambio y lo primero es reencontrarnos con nuestra esencia para volver a amarnos, como cuando éramos niños y aún no le cedíamos el mando al ego que se encargó de alejarnos y separarnos de nosotros mismos...

Ahora es tiempo de acercarnos nuevamente para abrazarnos y no dejarnos ir nunca más...

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...