sábado, 25 de mayo de 2013

Un Guiño del Destino…



Un eclipse penumbral de Luna ocurre cuando la nuestro satélite natural pasa a través de la penumbra terrestre, lo que ocasiona un leve oscurecimiento de la superficie lunar por unos momentos para luego iluminarse… y es lo que sucederá en nuestra conciencia durante este periodo que se inició hace un mes, cuando cerramos este ciclo, dejando morir viejas conductas y visión de vida, para dar paso a una nueva etapa, recibiendo con los brazos abiertos las  nuevas energías que nos permitirán renacer.

Empezamos a eclipsar u oscurecer todo aquello que arrastramos como una carga… Lo que pesa, lo que estorba, es el equipaje accesorio, no es parte de nuestro ser y podemos desprendernos de él, aunque llegue a resultar un tanto doloroso porque –por increíble que parezca– nos hemos apegado a esas cargas.

Desde hace rato que puedes estar sintiendo que no encajas en el grupo con que compartías desde siempre y cuesta separarse de las personas porque te  has adherido a ellas… pero el pensamiento se agiliza dándote luces y fuerzas para enfrentar esta necesidad de cambio y abres de par en par las puertas del alma a lo nuevo. Permites que entre el aire fresco a tu vida y das la bienvenida a gente nueva, que proporcionará un necesario recambio energético a tus días.
… y si es tu relación de pareja la que te está incomodando, aceptarás que ya caminaron el juntos por el periodo de tiempo exacto para aprender lo que debían el uno del otro y seguirán cada cual su camino de manera libre…
… y ni hablar de ese trabajo que te tiene harto y lo conservas solamente para tener dinero con que pagar tus cuentas… Sabes que oirás la voz del corazón y lo dejarás, porque has decidido ser feliz el resto de tus días y apartarás de tu vida todo lo que sea un obstáculo entre tu felicidad y tú.

Este eclipse tiene mucho de mágico porque te regala la oportunidad de empezar de nuevo, volviendo a sentirte tan libre como el centauro sagitariano, que solo camina por esta vida extrayendo enseñanzas y sin apegarse a nada.
La energía de Sagitario es de expansión y todos nos estamos sintiendo impulsados a crecer, ampliar horizontes y a confiar… Sí, a confiar en que puedes hacer realidad tus sueños y de pronto volverás a sentirte como un niño ante la gran aventura que es la vida… y te entregarás a la maravillosa experiencia de ver crecer tus alas para dejar el estado de oruga… y desde lo alto, agitando esas alas, verás todo de manera tan distinta.

Cuesta abandonar el viejo mundo en que hemos estado viviendo por tanto tiempo, pero la esperanza de lo que viene te fortalece para seguir avanzando y, a pesar de que este crecimiento lo estés viviendo como una crisis –no fue fácil ser oruga– no detienes tu avance porque las energías 3D se han debilitado a tal punto que a ratos desaparecen y solo queda la verdad delante de ti… Esa verdad que ha estado oculta por tanto tiempo y hoy aparece ante nuestros ojos, casi cegándonos con su luz…
Recuerda que solo conservarás lo que es verdadero y todo lo que no es real, tanto de tu persona, como de los acontecimientos, desaparecerá, porque lo que viene es genuino y nada que vibre en engaño o falsedad podrá entrar.

Ahora, nos queda un tiempo de bamboleo en la centrífuga de este túnel llamado 2013, pero vemos la luz y sentimos fuerzas para afrontar unos cuantos remezones más porque, entre tanto zarandeo hemos activado nuestro hemisferio cerebral derecho, a tal punto, que se hace cada vez más difícil actuar desde el hemisferio izquierdo… Atrás se quedan la lógica  y la razón para dar cabida a la intuición y el fluir… Nuestro niño interior se regocija dentro de nosotros porque dejará de mantenerse oculto para salir a la luz y poder actuar sin miedo…

El panorama es maravilloso, a pesar de las motivaciones que desencadenan nuestro cambio… queda poquito… muy poquito y este eclipse es una luz en nuestro camino… un guiño del destino para decir: Sigue… sigue…

Abrazos luminosos les deja mi niña interior, siempre juguetona y feliz…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...