miércoles, 21 de diciembre de 2011

Januca o Fiesta de la Luminarias


Hoy al anochecer los judíos en Israel y todo el mundo inician la celebración de la fiesta de las luminarias, Janucá, en la que conmemoran con el progresivo encendido de las velas de un candelabro, la victoria de los macabeos sobre los griegos hace 2.200 años.


También se le llama la celebración del milagro o los milagros ya que unos pocos derrotaron a muchos y luego, habiendo aceite tan solo para que iluminaran un día, las lámparas se mantuvieron encendidas por ocho días.

Janucá en hebreo significa “consagración” y es una celebración que se desarrolla durante ocho días habitualmente en el mes de diciembre – 25 de Kislev hasta el 3 de Tevet - para evocar la victoria de los Macabeos en la preservación de la identidad judía. Esta festividad no se basa en la Torah, sino que forma parte de distintos hechos históricos que dieron a los sabios del Talmud las bases para ser instaurados como festividades.

El símbolo esencial de este festejo es la luz y es representada a través del encendido de velas en un candelabro especial de ocho brazos: una la primera noche, otra la segunda y así hasta que al final de la última jornada arden todas las luminarias. La llama simboliza el derecho de todos a expresarnos de manera diferente, a pertenecer y vincularnos con otras culturas por libre elección y a revelarnos contra la opresión. Así se conmemora la reapertura del Gran Templo de sabiduría que todos llevamos dentro.

Al encender cada día las velas de los candelabros realmente se activa la luz interna de cada ser, esa luz que se auna a la luz de los otros para crear la comunión de las almas en la Tierra y trascender más allá de los límites que impone el ego. Todos somos uno a pesar de tu diferente raza, cultura, circunstancias, etc.  Es el momento en que sentimos que la luz nos inunda bajando a la Tierra y no es casualidad que coincida con el los solsticios y con la Navidad de los cristianos. El el momento justo en que la luz cósmica llegará a la Tierra para bañar nuestras conciencias y darnos cuenta de que tenemos como misión iluminar… 


Esta es la fiesta de las luminarias o Hanukkah.


Me® 

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...