lunes, 4 de mayo de 2009

Ilusiones...



En la Tierra nada es lo que parece… La tridimensionalidad te deja preso en el mundo de las formas y somos incapaces de ver lo que hay más allá. Vemos personas muy sonrientes y desconocemos la razón de esas sonrisas. Hay quienes te sonríen por afecto, otros por deber, otros para agradar y están aquellos que sonríen en un gesto mecánico.
Nadie sabe lo que hay en el fondo de los corazones de cada ser humano. La empatía es un bien casi extinto.

Juzgar es tan fácil… Acá en la Tierra te juzgarán por como vistes, por el color de tu piel, por donde y con quienes trabajas, por como piensas, por tus amigos, por el barrio en que vives, por tu apariencia, por lo que comes, por tus padres, por tus hijos, por tus abuelos… En fin… Pero nadie se esfuerza en mirar más allá de eso… o muy pocos…

La verdad es que nosotros vemos apenas la punta del iceberg de cada persona y situación.

Todos estamos aquí, encarnados en la tierra viviendo las experiencias que acordamos para evolucionar… de pronto decidimos vivir una enfermedad para aprender a valorar la salud o perdidas para aprender el desapego… nadie sabe –o más bien recuerda– las lecciones que ha elegido vivenciar y tampoco conoce los aprendizajes que traen los otros, por eso los juicios están de más…
No hemos elegido encarnar aquí como un castigo y no es justo vivir la vida como expiación, por dificil que esta sea. Debieramos vivir alegremente y no importa que estemos pasando penurias de algún tipo si las pasamos cantando será más facil alcanzar la iluminación.

Cuando vamos de viaje y las cosas no resultan tan buenas nosotros lo aceptamos pensando: “No importa porque pronto volveré a casa”, y así hacemos más llevadera la situación. Así podríamos pensar ante los conflictos de la vida: estamos de paso, este es un viaje y lo importante es saltar el obstáculo y seguir porque ya pronto, cualquier día volveremos a casa…

… y es cierto… en cualquier momento retornamos a la Fuente y todo, todo aquello que creíamos importante desaparece y descubriremos que hemos perdido una energía incalculable en cosas intrascendentes y que todo no eran más que ilusiones…

Mer
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...