domingo, 9 de abril de 2017

Luna Llena en Libra: La Vie en Rose



Cuenta una leyenda de los nativos de Norteamérica llamada Luna de Abril o Luna Rosada, que siendo la primera Luna llena después de celebrar el equinoccio (en el norte es primavera) la fuerte irradiación de luz de esta luna hace brillar las copas de los árboles en floración y los prados ya cubiertos de flores, creando destellos en suaves tonos rosa… Todo se cubre de este romántico color que, además, es el color de Libra…

En el Sur podríamos crear una leyenda de la Luna Ocre/marrón/burdeos/chocolate, porque estamos en otoño, pero lo cierto es que el martes 11 de abril 2017, a las 06:08 UT se formará esta Luna llena que, en oposición al Sol, pernoctará en el signo de Libra… y éste signo nos traslada de inmediato hacia el otro. Hacia los demás ¿Qué representan los otros para mi? ¿Son mis amigos, compañeros, desconocidos, enemigos? Días para reflexionar acerca de cómo, desde que lugar nos estamos relacionando con los demás…

La vida sin otros en este planeta sería difícil, acaso imposible… Necesitamos la compañía, el apoyo, el afecto y hasta las discordias con los demás. Evolucionar en un mundo sin otros con quien relacionarnos y espejarnos no tendría mucho sentido. Son los demás quienes provocan las emociones y reacciones que vinimos a trabajar.

Esta Lunación se siente especial quizás porque la reina de la fiesta, la Luna, está acompañada de su mentor Júpiter, y eso incrementa las posibilidades de sentirnos más felices, de ver el mundo en color rosa.

Cuando decimos que alguien ve la vida en color rosa estamos hablando de la capacidad de encontrar belleza, armonía y paz en todo lo que vemos… Tal vez estén viendo con los ojos del alma y por eso descubren la infinitud de posibilidades que tenemos en la vida para estar bien, para ser felices… Podríamos empezar a mirarlo todo desde esa perspectiva y habitaríamos un mundo mejor.

Al planeta Júpiter se le conoce como el benefactor y allí donde sea que se localice, pone un toque mágico. Es como un amuleto de buena suerte y acompañado de la potente luz de esta Luna Llena, a todos nos rozará algo de su energía regalándonos una mayor expansión de la conciencia para poder seguir evolucionando en todas las direcciones.

Aún con todo el oscuro acontecer que se empeñan los medios en mostrarnos, la humanidad está viviendo una hermosa etapa de crecimiento. Hay un despertar colectivo que contribuye a mejorar notoriamente la energía del planeta que habitamos.

Cuando hablamos de “los otros” pensamos en la especie humana pero ¿Qué hay de esos “otros” de distintas especies con los que nos relacionamos a diario? ¿Somos conscientes de que tienen tanto derecho a la vida como cualquiera de nosotros? Sería muy crecedor empezar ya a incluir al resto de las especies como nuestros amigos o compañeros de planeta y dejar de mirarlos como inferiores o ignorarlos y los que es peor, verlos como enemigos. Eso si que sería expandir la conciencia.

Y ya sabemos que la Luna Llena es el momento en que nuestro satélite rebasa de luz y por eso su capacidad de iluminación es enorme… Aprovechemos esta gran cantidad de luz recibida en el planeta para iluminar espacios aún oscuros en nuestra mente. Pongamos claridad donde todavía hay confusión y sobre todo iluminemos los espacios de esos otros con los que estamos compartiendo esta etapa de evolución… Dejemos el egoísmo de lado y aprendamos a compartir esta enorme plataforma llamada Tierra que se ha puesto al servicio nuestro para que evolucionemos… Y sobre todo no olvides que no eres el único que evoluciona, también lo hace tu jefe, tu marido, tus hijos, tu perro y el que abandonaron en la puerta del supermercado, las palomas que ensucian tu balcón, las plantas de tu jardín y las del jardín de tu vecina… todos estamos aquí haciendo crecer nuestra luz… y esta Luna Rosa quiere que aprendamos a vivir en equilibrio y armonía…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...