sábado, 8 de abril de 2017

Mercurio retrogradando de Tauro a Aries



Entre el 9 de abril y 3 de mayo 2017, nuestro querido relacionador público, encargado de comunicaciones y eventos entrará en fase retro, dicho en buen chileno, se retira a descansar porque como la velocidad es lo suyo su capacidad de agote es tremenda…

Lo hemos conversado varias veces en este blog, pero nunca es demasiado tratándose de refrescar la memoria y crear conciencia: Cuando Mercurio, deidad un tanto díscola, que trabaja como puente entre nuestros mundos interno y externo, entra en fase retro, es como si el encargado de comunicaciones de la empresa se tomara vacaciones… ¿que pasa? Se acumula el trabajo en su oficina… las cartas llegan y de tanto amontonarse se pierden… la computadora tan atiborrada de mensajes que está a punto de  estallar… el teléfono suena y suena…
Pues así mismo nos pasará en la vida… porque no está el tío Mercurio para hacer las conexiones necesarias para que los mensajes lleguen, para contestar el teléfono, los correos y todos los papeles que se siguen amontonando en su escritorio.
Todo lo vinculado a comunicaciones y viajes nos hará detenernos un momento para re-flexionar…

Es un periodo para desarrollar –al máximo– la virtud de la paciencia… porque todo se retrasa y al final no sale como esperas… pero sale.
Y aquí hago una aclaración: Vamos a derribar el mito aquel de que las cosas no funcionan cuando Mercurio retrocede. Es cierto que todo se complica, que hay confusiones, malentendidos y demoras… pero todo puede solucionarse siendo muy claros al expresarnos y tomando 2 comprimidos de 500 mg de Paciencita cada 3 horas… y listo… Las cosas se retrasan, el caos cunde… pero con la pastillita anteriormente indicada las cosas estarán justo antes de querer tirarnos por la ventana del piso 30…

Todo pasa por algo y si Mercurio, ágil deidad que rige nuestra mente, retrocede para revisar sus pasos, nos está pidiendo que le imitemos y miremos hacia atrás… ¿Cuántas barrabasadas hemos dejado a nuestro paso? Pero la mayoría de los desastres cotidianos los hacemos desde la inconsciencia porque vamos tan acelerados que actuamos sin pensar… y es porque nos movemos por la vida dirigidos por el hemisferio izquierdo del cerebro. Vamos queriendo ser tan adecuados, racionales y lógicos que nos comportamos como robots… Sííí, obsérvate como vas por la vida… ¿Cierto?

Y estos días –27 en total– en que desde la Tierra veremos al Sr de las comunicaciones en moción retro, son la oportunidad de desenchufarnos del modo racional para conectar con nuestro hemisferio derecho del cerebro y desde allí comandar nuestros pasos en modo emocional… ¿Te parece difícil? Me imagino que es como soltar el control y empezar a fluir… Te sentirás más liviano, mucho más auténtico y sobre todo en calma y con atisbos de felicidad.

Desde la energía de Tauro a la de Aries hay un cambio radical… es como salir del estado zen para meternos en una cápsula de prueba para astronautas… pero para nuestro encargado mundial de comunicaciones lo más terrible sería estar en zen (en el caso que logre entrar en ese estado).

Re-trocedamos… re-capitulemos nuestras vidas conscientemente y desde el corazón, sanando el alma, re-para el daño causado, re-tribuye ese favor, re-compone esa relación, re-mienda tu carácter, re-staura esos años de alejamiento… re-forma tu vida…

En Tauro nos recuerda que somos seres valiosos, no por las posesiones materiales de cada uno sino porque llevamos dentro de nosotros miríadas de luz traída desde otros mundos, otras galaxias… Estamos aquí para iluminar, no para ensombrecer… Ese es nuestro valor.
Y en Aries re-nacemos… volvemos a ser niños y nos re-conectamos con la alegría, el juego, la diversión y sobre todo el entusiasmo por la vida…

Feliz re-paso mis queridos lectores!

En Alegría, Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...