sábado, 29 de marzo de 2014

Luna Nueva en Aries: Renovarse o morir…


 Como ya les decía en la primera nota del año, las energías dosmilcatorceanas son para reinventarse o morir y llegamos hasta hoy con la Luna Nueva en Aries que apura, obliga a la renovación

Celebramos el Equinoccio, que fue el inicio del Año Nuevo astrológico con un fuerte impulso hacia lo nuevo. Otoño invita en el Sur a despojarnos de lo viejo y Primavera en el norte los lleva al renacer. Nadie puede seguir pegado en donde estaba porque las energías han mutado tanto que ya nada es como ayer todo se está transformando y bastaría con hacer el ejercicio de regresar con la mente hacia fines del año pasado, 4 meses atrás, para darnos cuenta que las cosas se han modificado de un modo increíble. ¿Dónde quedaron esos sueños?  Ah seguro que los has cambiado por otros ¿Y esos planes y proyectos? Están todavía ahí pero han debido modificarse

Aries es el niño del zodiaco que avanza en una constante búsqueda pero esta vez el viaje del héroe es hacia el encuentro de si mismo, de su identidad.
Venimos saliendo de la era pisciana en que estábamos fundidos en el océano cósmico y costaba el tema individual. Generalmente la búsqueda espiritual se hacía en grupos y por ello no satisfacía a muchos. Ahora la búsqueda es personal y cada quien debe encontrar su propio camino haciendo lo que resuene con su alma, aquello que contenta al corazón. Es un camino solitario algo que no gusta mucho pero lleno de aventuras que nos permitirán crecer y renovarnos.

Cuando el Sol entra en Aries nos rejuvenecemos y somos cautivados por el entusiasmo. Es hora de usar toda esta energía para hacer el trabajo que el Universo nos está pidiendo: Ir hacia en encuentro del Yo Soy, abrazar nuestra naturaleza divina y empezar a vivir de una forma más consecuente y creativa. Seguir haciendo lo de siempre, respondiendo como títeres a la manipulación de otros o moviéndonos en patrones de conducta creados con fines de control, nos estanca y detiene nuestra evolución. Una fuerza poderosa nos embarga y es el valor ariano, la osadía y la necesidad de movernos desde donde estábamos.

El trío maravilla de estos días son el Sol, la Luna y Urano que promueven  ir al rescate de lo esencial, de lo más puro de nosotros para poder manifestarlo. Dejamos de ser los autómatas de antaño y nos estamos replanteando todo… La publicidad ya no nos hace correr para adquirir este u otro accesorio o cosmético que prometen la felicidad o juventud eternas. La mayoría tiene muy claro que el tener, ni el hacer los volverá felices y el programa de la búsqueda interior se ha instalado en la mayoría de nosotros… Cambio… Cambio… energía ariana y necesidad de comenzar, pero esta vez dirigiendo nosotros El Carro y no dejarnos arrastrar por lo que va quedando del sistema.

Para todos aquellos que me preguntan constantemente por los cambios esperados después del 21-12-12 les digo que dejen de buscar afuera… los cambios están ocurriendo en forma acelerada dentro de nosotros, en el corazón, en la conciencia… en el alma. Y eso es lo que empezaremos a manifestar ahora, con este recomenzar, con esta renovación que nos trae la Luna Nueva en Aries.

Para todos mis queridos lectores ¡Feliz renovación!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...