jueves, 27 de diciembre de 2012

Rituales para recibir el año nuevo 2013



Año Nuevo, vida nueva y para tener la vida que añoramos nos prepararemos con estos sencillos rituales a hacer durante 3 días… que no son nada entre los 365 días que vienen y de nosotros depende que sean gratos o no.
Día 29:
Limpia tu hogar. Empieza pasando el plumero por el techo y las paredes y barriendo desde adentro hacia afuera y visualizando como sale una nube de energía negativa mientras repites: “Paz y armonía en mi hogar”. Ordena tu closet, separa y despréndete de todo lo que no vas a usar, conserva solo lo que necesitas; no acumules energías estancadas.
Una vez que hayas terminado con la limpieza quema en una fuente metálica un poco de salvia mezclada con romero y recorre todas las habitaciones con este humo… Puedes quemar varitas de incienso de canela y lavanda si lo prefieres. Luego haz sonar unas campanas o vasos de cristal para que las altas vibración de sonido alejen todo lo que está vibrando en bajas sintonías.
Anda a la peluquería y corta o recorta tu cabello, hazte un masaje capilar, arregla tus uñas y todo lo que necesites para estar bella. Luego prepara la ropa que usarás para despedir el año viejo y ve a la tienda si necesitas comprar prendas nuevas, trata de que sea en tonos amarillos, naranjos  o dorados que atraen la energía positiva.
Día 30:
Por la mañana, tomarás una cubeta con agua en la que has puesto una ramita de ruda desde la noche anterior y recorrerás toda la casa salpicando los muebles con la misma ramita mientras repites: “Abro las puertas de mi casa y de mi alma toda energía positiva”.
Por la tarde escribe en una papel todo aquello que no te gustó del año que se va y medita acerca de las razones por las que esas experiencias no te gustaron… luego ponlas en una fuente metálica y quema ese papel mientras repites “Que quede solamente el aprendizaje que obtuve de estas experiencias.” Sopla las cenizas restantes en el jardín.
Pon flores frescas en toda la casa, de preferencia plantas en macetas para que no termines con la vida de una flor al cortarla, pero llena de aromas tu hogar para que las bajas energías no tengan cabida en ningún rincón de tu casa.
Día 31:
Levántate con calma, olvida las prisas. Medita unos minutos y luego escribe en una hoja de papel todo lo que esperas para este 2013 y lo pones bajo una vela blanca o dorada dejando que esta se consuma durante el día, mientras repites: “Desde hoy atraigo todo lo bueno a mi vida”.
En la entrada de tu cada pon una canasta grande con todas las frutas de la estación que encuentres: Piña (ananá), mangos, papayas, naranjas, mandarinas, limones, uvas, bananas y arándanos, y algunos frutos secos como nueces, almendras, pasas de uva e higos para traer abundancia a tu vida y la de todos quienes entren en tu hogar.
Decora tu mesa en tonos amarillos y dorados, que no falte el agua, el vino, abundantes frutas y pan entre lo que servirás a tus invitados. No mates animales para poner en tu mesa y la Tierra honrará esa decisión trayendo hasta ti abundancia durante todo el año.   
Por la tarde, una vez que hayas terminado con la preparación de los festejos  y hayas creado tu Pozo de la Abundancia, regálate un baño de tina en donde habrás puesto 1 cucharada de miel, algunas ramitas de romero, pétalos de rosa y cáscaras de limón o naranja. 
Luego vístete y arréglate para esperar a tus invitados. Guarda entre tus ropas la hoja con tus deseos escritos… llévala contigo durante toda la noche. Regala abrazos, sonrisas, buenos deseos y al momento de acostarte guarda tu lista de deseos en un cajón o entre las hojas de un libro que te transmita vibraciones positiva. Luego acuéstate y sueña que todos tus deseos se han cumplido…
Y así será…
Cuando termine el año2013, revisarás tu lista y verás cuantos de tus deseos cumpliste y la quemarás... luego leerás aquí mismo, en este blog, un nuevo ritual para esperar el 2014.
Felicidad, alegría y prosperidad para ti y todos tus seres queridos durante todo este año que está llegando… 

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...