lunes, 5 de marzo de 2012

Todos podemos meditar



Muchos me escriben preguntando que deben hacer para meditar y no puedo invitarlos a mis clases ya que viven en otros países o en ciudades lejanas.

Meditar no es algo difícil. Las trabas las tenemos en la mente ya que estamos acostumbrados a aprender las cosas de un modo teórico y aplicarlas para rendir un examen

Les contaré que a mi me costó mucho aprender a meditar. Lo intenté varias veces en distintas etapas de mi vida y con distintos maestros y siempre abandonaba al ver que no obtenía resultados… y ese es el problema: esperamos resultados de todo y con la meditación hay una ausencia de un resultado tangible y la experiencia es tan personal como saborear un helado o mirar una pintura... cada cual lo percibe de un modo distinto.

Quizás el mayor obstáculo que encontré al meditar, fue precisamente la ansiedad por alcanzar un estado de paz… y mientras más lo deseaba, más ansiosa me ponía, creando una barrera entre mi silencio y yo.
Luego de mucho probar y después desistir, un día me encontraba tumbada de espaldas en la arena de la playa y el tiempo se detuvo. Estaba mirando las pequeñísimas partículas de prana y de pronto sentí que estaba ahí, en ese instante único y maravilloso y no existía nada más que el cielo, yo y la danza de yin yang del prana… y descubrí que eso era meditar: Anclarme en ese instante único del presente y dejar el pasado atrás y no pensar en el futuro. Desde ahí me volví adicta a la meditación y me detenía en mi capsula del tiempo en cualquier momento y lugar… mi ansiedad y mis rabietas desaparecieron y todos los días buscaba encontrar ese pedacito de cielo que se hacía cada vez más grande.
Con el tiempo aprendí a diferenciarme “yo” de mi ego y sentí que esa es la felicidad: liberarnos de la tiranía del ego… y nada más…

Tengo amigos muy racionales, a los que respeto mucho, pero no entienden esto de la meditación y dejar de pensar… ¿Para que dejar de pensar cuando la capacidad de pensar es lo máximo? Somos esclavos de la mente –o ego- ya que toda nuestra educación ha girado en desarrollar solo nuestras habilidades mentales y rendirle culto al ego, fomentando la competencia entre los humanos y creando el exitismo… Meditar es erradicar todas esas falsas creencia y desaprender muchas cosas para poder SER y ESTAR en el aquí y ahora.

Los que creen que solo pueden meditar sentados en un cojín con las piernas en posición de loto  y haciendo el mudra Chi con las manos, no conocen la amplitud de técnicas que tiene la meditación, desde lo más simple a lo sofisticado.

Para algunos meditar es tan solo sentarse en el jardín por 10 minutos y sentir la fragancia de una flor. Estando allí, embriagando cada sentido con aromas  florales no puedes dejar que tu mente viaje hacia el pasado o el futuro, simplemente estás allí gozando de ese instante y esa es una meditación preciosa… así como cuando te quedas bajo la lluvia sintiendo las gotas caer sobre tu rostro y lo disfrutas tanto que ni el pasado ni el futuro importan… Meditar es simplemente estar en el aquí y el ahora… Y eso si que es un trabajo difícil…

Y por eso todos podemos meditar… porque meditar es centrarnos en el presente, abandonando las presiones egoicas… es difícil, pero posible para todos los habitantes del planeta…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...