miércoles, 18 de agosto de 2010

Movimiento...



 La existencia es un movimiento perpetuo. Incluso cuando hoy sólo debemos continuar con las actividades del día anterior, ningún día se presenta en idénticas condiciones. De un día para otro,  ¡cuántas cosas pueden cambiar! En el trabajo, en la familia, en la sociedad. Es necesario siempre adaptarse. Si no se está preparado, ¡llegan las sorpresas! Y sabemos los efectos producidos por las situaciones inesperadas: la incertidumbre, la agitación,  el trastorno.

  Cada día se presentan nuevos problemas a resolver. ¿Cómo vais  a conseguirlo si no habéis visto claro lo que vivisteis el día anterior? Solamente podéis estar seguros del mañana si hoy habéis sabido consolidar las bases de vuestra vida psíquica. La forma en que experimentéis los acontecimientos exteriores, sólo depende de vosotros mismos, de vuestra capacidad de organizar vuestro mundo interior. Es esta organización la que se reflejará en vuestra percepción de las cosas: cuando llegue el día siguiente, los acontecimientos os encontrarán preparado y determinado."

    Omraam Mikhaël Aïvanhov

Me®
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...