miércoles, 2 de diciembre de 2009

La Ascensión…



Para explicar la ascensión me gusta el ejemplo que alguien dio de estar en una gran escalera rodeado de todos los seres queridos: parientes, hermanos, amigos, novio, esposa, hijos, etc. Todos vibrando en un mismo tono y cogidos de las manos. De pronto uno de ellos sube de nivel y el resto debe esforzarse por alcanzarlo, a la vez que esa persona debe permanecer volteada e incómoda -casi con tortícolis- para permanecer en contacto con el resto… y nuevamente asciende un escalón más… la situación se pone bastante incómoda ya que para permanecer unidos debe hacer un gran esfuerzo y tanto el que está más arriba como los de abajo sienten el tirón en sus hombros… y sigue subiendo… hasta que deberá tomar una decisión: dejar atrás al resto y seguir avanzando o mantenerse en el mismo nivel, para no quedar separado de sus afectos.

En la vida no todos estamos en el mismo nivel evolutivo. Hay quienes están más arriba y otros que nos siguen detrás, pero todos, en mayor o menor medida, vamos avanzando, a veces muy poquito, apenas unos grados, pero siempre progresamos, aunque en términos mundanos no lo parezca.

La ascensión es individual y también colectiva, pero en nuestra evolución personal debemos aceptar que en el camino se irán quedando algunos afectos ya que al no estar vibrando en el mismo tono que el otro, de pronto sentimos que no hablamos el mismo idioma… Esa es la etapa de los desapegos, una fase que puede ser dolorosa, pero es necesaria ya que al dejar atrás los apegos queda el sentimiento en su total pureza y podemos encontrarnos con el amor noble y verdadero hacia los demás…

A veces nos creemos indispensables en la vida de otros y frenamos nuestro progreso en pos del bienestar de otros, sin darnos cuenta de que nuestro avance va unido al de los demás… Cuando yo paso al siguiente escalón dejo ese espacio libre para que lo ocupe otra persona y así sucesivamente… Cuando me estanco, también obstruyo el camino de los demás y creo estancamiento a nivel colectivo. Siempre llegarán otras personas a ocupar el trabajo que dejas libre, o llegará alguien que entregará amor a esa pareja que ya no amas… Todos estamos encadenados por aprendizajes mutuos y particulares porque somos solo un engranaje más de esta enorme maquinaria cósmica de la que somos parte y debemos desapegarnos también de ciertas ideas que impiden el funcionamiento armonioso de este mágico Universo.

No temas dejar atrás muchas cosas… Avanzar requiere mucho de fortaleza y voluntad porque en cada escalón hay muchas lecciones que aprender y si postergamos el aprendizaje, no solo estancamos nuestra evolución sino también la de los demás… Soltar algo deja el espacio vacío para que sea ocupado por lo nuevo que entrará a mi vida… Soltar algo es decirle al Universo: Ok, estoy listo para que me envíes ese regalo que tienes para mi...

La ascensión es verdaderamente un camino al Cielo, porque cuando nos entregamos a transitar por esta vida como lo que es -una escuela- nos llegan regalos maravillosos y recibimos, como dice la biblia, el mil por uno ya que soltamos algo y llegan a nosotros mil cosas nuevas y maravillosas…

Y nosotros nos encontraremos en otro post, como siempre, aquí, en la escalera… siempre avanzando…

Abrazos para todos mis queridos lectores... y sigan subiendo... 

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...