domingo, 30 de marzo de 2014

Volver a Empezar…


Cuando la vida se derrumba, cuando nuestros proyectos caen hechos añicos, cuando quien amamos nos traiciona, cuando ese trabajo en que habíamos puesto tanta energía nos abandona es cuando la vida te está pidiendo volver a empezar

No se porque cuesta tanto empezar de cero cuando en realidad es la oportunidad de iniciar una nueva aventura por esta vida… pero claro, nos han enseñado a planificar cada suceso de nuestra vida, sin dar cabida a las sorpresas y sufrimos al no poder cumplir esos planes, cuando debería entusiasmarnos hacer otros…

La vida no es un viaje por un camino recto sino una ordalía llena de curvas, encrucijadas, puentes, túneles, montañas, valles, mares y ríos… es un viaje que puede ser muy entretenido solo si cambias tu percepción de ello…

Y estamos todos los días volviendo a empezar, cada mañana al despertar renacemos, cada vez que entramos al aula del colegio o a la oficina en el trabajo volvemos a empezar… cada semana estamos reiniciando la tarea, cada mes, cada año, cada cumpleaños, cada sonrisa, cada palabra es un renacer… entonces ¿Por qué nos cuesta tanto empezar de nuevo?
Si no ofreciéramos tanta resistencia al cambio no habría necesidad de que todo se desmoronara para volver a empezar. Bastaría con darnos cuenta de que ya no somos felices en donde estamos, que nuestros ideales han cambiado, que ese trabajo ya no nos realiza o que  esos círculos que frecuentamos ya no satisfacen nuestros ideales… Sería fácil si no nos hubiesen programados para retener y conservar todo. La sociedad juzga a quienes van cambiando de trabajo, de pareja, de lugares… cuando lo único que debiéramos hacer es escuchar al corazón para estar en cualquier lugar, situación o relación… es simple, pero lo hacemos tan complicado…

Las energías de este tiempo nos llevan a fluir y eso es darle paso al alma para que se manifieste y escuchar al corazón. Si estás en un trabajo que odias y debes tomar pastillas para soportar la presión que te causa, tal vez deberías buscar otro que te haga más feliz, aunque la remuneración sea menor… o quizás debas dejar de estar colaborando en el cumplimiento de los sueños de tu jefe y la vida te esté invitando a ir a concretar tus propios sueños.
Si estás en una relación por costumbre, por temor a la soledad o porque económicamente te resulta más conveniente, tal vez sea hora de que pongas oído a tu corazón para ver que te aconseja al respecto… y si creciste, pero tu grupo de amigos se mantiene intacto, sin dar cabida a lo nuevo –o al revés– será que el Universo te está gritando que cambies…

Siempre parece difícil volver a empezar porque nos saca de la zona de confort y debemos caminar hacia lo nuevo. Pero lo nuevo también puede resultar muy atractivo, cuando no interviene el ego… porque es ese tirano quien no quiere que cambies porque está muy cómodo donde te tiene y te recuerda constantemente ¿Qué van a decir los demás si… ? Es eso lo que te mantiene anclado en la infelicidad. Tu Ego.

Te recuerdo que cuando debas partir de este planeta, tu ego permanecerá acá, esperando poder tiranizar a otro ser y serás tú, el verdadero Ser que te habita, quien se encontrará con la terrible verdad de que por miedo, cobardía o vanidad no se permitió vivir la vida como una gran aventura llena de experiencia nuevas que integrar… y tendrás que volver a repetir de grado (vida) para poder volver más crecido y seguir avanzando en la espiral evolutiva…

No importa si tienes 25, 30, 40, 70 u 80 años… siempre podrás volver a empezar, aunque sea en el mismo lugar, pero con otra visión, con una nueva conciencia y sobre todo con una vibración más elevada… porque volver a empezar siempre es ascender…

A todos mis queridos lectores les estoy dando un empujoncito para que se animen a volver a empezar… justo hoy, cuando la Luna, el Sol y Urano en Aries nos gritan en coro y a todo pulmón: ¡ATRÉVETE, VUELVE A EMPEZAR!

Feliz recomenzar…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...