domingo, 23 de marzo de 2014

Expreso del Recuerdo


 Desde hace unos meses empezaron a llegar a mi correo invitaciones para vivir un viaje lleno de nostalgia en el Expreso del Recuerdo. Un trayecto creado para revivir los viajes de nuestros abuelos, cuando las cosas sucedían con algo menos de prisa y los viajes se disfrutaban de verdad. Ahora todos van pendientes de su móvil o de la Tablet y prestan muy poca atención al viaje en si y… ¿Disfrutar del paisaje? ¿Qué es eso?

El tren tiene capacidad para más de 450 pasajeros en los 8 vagones rescatados por la  Asociación Chilena de Conservación del Patrimonio Ferroviario y finamente restaurados para recordar el pasado glorioso del ferrocarril. Hay verdadero amor en el equipo de trabajo y es tal la pasión con que se entregan a su labor, que muchos no reciben otro pago más que la satisfacción de sacar adelante esta obra y cumplir un sueño… y eso le impregna un aura especial a este paseo que se realiza entre Santiago y el Puerto de San Antonio por el antiguo ramal ferroviario a la costa.
El equipo ha debido restaurar numerosos trayectos de la vía ferroviaria lo que tiene un altísimo costo y por esta razón se hacen imposibles de llevar a cabo otros proyectos como el viaje a Cartagena o a  Pichilemu.

El tren sale a las 8:15 en punto de la mañana y recorre el valle central pasando por las comunas de Padre Hurtado, Talagante y Melipilla en donde se detiene por algunos minutos. Durante el viaje también podemos disfrutar de mirar –y fotografiar– los cordones de la Cordillera de la costa y cruzar los túneles de Malvilla. Llegamos cerca del mediodía al mar en la ciudad de San Antonio generando mucha alegría entre los vecinos del principal puerto del país quienes aplauden recibiendo la llegada del convoy. Realmente nos sentimos unas celebrities al bajar del tren.

El boleto, en cualquiera de sus vagones, incluye el transporte de ida y regreso entre la capital y el puerto además de servicios de desayuno de ida y onces (tecito) de regreso. También cuenta con un coche restaurant donde puedes comprar lo que desees.

Nos embarcamos de regreso a las 17:00 horas, llegando a Santiago pasadas las 20 hrs. Con el corazón lleno de gratitud por este regalo no solo a los sentidos sino también al alma.

La atención brindada por los jóvenes voluntarios de la Asociación Chilena de Conservación del Patrimonio Ferroviario es minuciosa y ofician de guías turísticos anunciando el paisaje que aparecerá por cada ventana durante el trayecto.
Yo viajé en el salón comedor con mi padre y mis hermanas y repetiremos la experiencia en Primavera, cuando el paisaje esté teñido de verdor y todo sea florecer… En realidad es una experiencia digna de repetir…

Por eso, querido amigo lector, he querido compartir esta bella experiencia, con la intención de motivarte a invitar a tus padres o abuelos a embriagarse con la nostalgia del Expreso del Recuerdo… también puedes llevar a tus hijos para que conozcan como se viajaba en el pasado y siempre será una aventura llena de complicidad con la familia.

Para mayor información: Boletería trenes turísticos, Estación Central. 
Horario de atención: lunes a domingo de 9 a 21 horas. 
Fono (+562) 2585 5991 

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...