jueves, 20 de marzo de 2014

Cumpliendo Sueños


 Todos anhelamos cumplir nuestros sueños, algunos más grandes, otros más pequeños, pero a todos nos unen las ansias por llegar a esa cima que en nuestra mente hemos construido.
Para muchos esa cima es escalar posición social, para otros ganar prestigio, otros quieren ser reconocidos y hacen cualquier cosa por llamar la atención; para la mayoría es tener esto o aquello y para mi siempre ha sido tener todo tiempo del mundo para dedicarme a lo que realmente me apasiona que es el arte, en todas sus manifestaciones.

Tengo un gran sueño, rodeado de otros pequeñines… me estoy ocupando de alcanzar los más pequeños que son los escalones en los que me apoyaré para ir por el más grande…

Nunca he sido de ambiciones materiales. Hubo un tiempo en que tuve demasiado y aprendí que la felicidad no está en tener y que con todo lo que tengas no puedes comprar algunas cosas… Mis ambiciones –yo prefiero llamarlos sueños– siempre han sido más por la realización personal y por sentirme feliz.

Hace muchos años, por allá por el 2002-2003, cuando empecé a trabajar con la Internet navegaba buscando textos de mis autores favoritos ya que en aquel tiempo escribía el horóscopo para un medio nacional en el que enlazaba algunos links en cada signo… Googleando a Omraam Mikhaël Aïvanhov llegué hasta el Portal Dorado y pensaba en como me gustaría tener un Portal, o tan solo una pagina, quizás un blog donde poder expresar mis pensamientos… Siempre he escrito pero me daba pavor que alguien me leyera porque tenía un trauma desde niña, cuando mis hermanas se reían de mis escritos y me llamaban “Corín” por Corín Tellado ya que decían que le ponía demasiada azúcar a las palabras… Ahora me río de eso, pero en su tiempo me traumó bastante.

Hace un tiempo empecé a publicar en Portal Dorado… sentía que estaba cumpliendo uno de mis sueños y no pedía más… Al final del año pasado mandé una nota para ser publicada y el día 1 de enero de este año, me levanto temprano a revisar mis correo y, como les comentaba en una nota anterior,  recibo la sorpresa de que mi buen amigo Koldo Aldai me invita a participar del portal como editora… me quedé primero anonadada y luego emocionada: estaba cumpliendo uno de mis sueño… Y claro, obvio que alcé los brazos al Universo y dije: ¡Gracias!

En estos días, vía Skype, le di algunos dolores de cabeza a Koldo mientras me enseñaba a usar el editor del portal… y ya he empezado a publicar.

Hace unos 10 años mis hermanos me regalaron un violín porque sabían que desde siempre he querido sacarle sonidos a ese sublime instrumento… empecé a tomar clases pero las practicas se me hacían difíciles por no tener el espacio adecuado y “molestar” con mis chirrido a otros… y lo dejé…
Este verano en la playa conocí de "causalidad” a alguien y cuando me dijo que era maestro de violín pensé que era una señal… pero cuando supe que vivía a dos cuadras de mi casa sentí que era la gran señal con fuegos artificiales y música que el universo me enviaba… y ya he tenido dos clases de violín y estoy fascinada.

Y se que este año será para seguir cumpliendo sueños. De algún modo me lo susurraba mi ser interno desde muy joven, porque cada vez que me hacían alguna pregunta empezada con ¿Cuándo? Yo respondía “en broma” lo tendré para el 2014…

Por eso mis queridos lectores les digo que nunca pierdan la Fe… los sueños se cumplen…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...