viernes, 2 de enero de 2009

Predicciones...




Siempre a principios de año el tema de las predicciones se pone en boga y oigo unas mil veces la pregunta ¿Son reales o efectivas las predicciones? Y debo responder lo mismo: Si eres un ser despierto, ningún horóscopo puede predecir tu accionar, pero si eres un ser dormido y vibras en bajas frecuencias, seguramente actúas como autómata de un sistema que es completamente predecible y necesitas dejarte llevar por lo que otras personas te dicen y ya sabes que “Si lo crees lo creas” y es así como podrías tú mismo crear las condiciones para que lo predicho te suceda y eso puede ser maravilloso… o catastrófico…

Como astróloga, no puedo creer en las predicciones porque se que nada esta escrito... Nacemos como un libro con hojas en blanco y toda nuestra vida consiste en llenar esas páginas con experiencias. Pueden abrirse ante nosotros múltiples posibilidades de futuros posibles a los cuales accederemos según aquello que decidamos CREAR en nuestras vidas... y CREAREMOS de acuerdo a como VIBRE nuestra Energía.

La palabra horóscopo viene de “hora de nacimiento” y por lo mismo es el significado que se le da a la carta natal personal. Los horóscopos generales son parte del folclor de un pueblo y no representan una realidad.
Debo reconocer que alguna vez hice horóscopos para un medio importante del país, que ahora vive su decadencia así como muchos medios escritos, pero tuve el valor de renunciar a los pocos meses porque sentía que faltaba a uno de los  principios fundamentales de la astrología y sobre todo estaba cargando con un karma fuerte. Como siempre me dejé llevar por lo que me decía mi alma y se que no me equivoqué porque después de eso se abrieron muchas puertas en mi vida.

La Carta Astral u horóscopo personal es como la carta de un navegante. Tienes escrito la ruta, pero eres el capitán del barco y solo tú decidirás como conducir tu nave para llegar a destino. Tú decides cuanto tiempo te tomarás en llegar a tu Sol (destino) y que herramientas (planetas) utilizarás y los caminos o atajos por los que irás…

Si quieres saber lo que “el destino te depara” hazte una carta astral con la que podrás descubrir la misión que has elegido cumplir en este planeta y de la cual muchos nos alejamos ya que al nacer olvidamos el propósito de la encarnación. La carta astral sirve para recordártelo.

Recuerda que un horóscopo te hace libre y si lees por ahí que “te cuides de pasar bajo una escalera”; o que “no te subas a un avión”, tómalo como una humorada porque esos no son horóscopos reales y solo representan la mala praxis de la astrología.  No eres una marioneta del Universo y por lo tanto posees libre albedrío… Tú lees el mapa –la carta astral– y así preparas el viaje y asumes las consecuencias… Eres el único dueño de tu destino ¿No te parece eso hermoso?

Mer
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...