miércoles, 13 de febrero de 2008

Permanecer firmes antes la pruebas



“Seguís una enseñanza espiritual: realizaréis grandes descubrimientos y os dará grandes alegrías; pero no os protegerá de las dificultades. Cualquiera que sea el camino que se emprenda, bueno o malo, siempre nos encontramos con obstáculos y pruebas. Estos obstáculos y estas pruebas no son las mismas y son vividas de una manera diferente, esto es todo.

La debilidad es uno de los grandes peligros que acechan a los discípulos. Como han elegido el camino de la luz, imaginan que avanzarán sobre una alfombra de rosas, que todo será fácil, maravilloso… y sucede que reciben unos golpes que no esperaban, que no comprenden, y esto es lo que les hace vulnerables. Así pues, a partir de hoy, pensad por anticipado que deberéis pasar por pruebas, que las personas pueden ser malintencionadas, maledicientes, ingratas, y esperad lo peor.

El día que lleguen las pruebas, en la medida que habréis sido prevenidos, permaneceréis firmes e inquebrantables, no sufriréis decepciones, ¡incluso ni os daréis cuenta que habéis sido ofendidos! Y es así cómo llegaréis a ser capaces de ayudar también a los demás.”


Omraam Mikhaël Aïvanhov

 Mer

Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...