martes, 30 de octubre de 2007

Pleito a la luz



La oscuridad pensó que la luz cada día le estaba robando protagonismo y entonces decidió ponerle un pleito. Así lo hizo y llegó el día fijado para el juicio. La luz llegó a la sala antes de que llegara la oscuridad. Allí estaba el juez y los respectivos abogados.

Esperaron y esperaron. La oscuridad estaba fuera de la sala, pero no se atrevió a entrar. Simplemente, no podía. Así que, pasado el tiempo, el juez falló a favor de la luz.

La luz es la Consciencia y Sabiduría... La oscuridad es inconsciencia e ignorancia... Allí sonde llega la Luz de la conciencia la ignorancia se anula... No existe... oscuridad no puede anular a la luz, pero la luz no piensa siquiera en entrar en pleito con las sombras porque es incapaz de verlas...

Cuento tradición zen

Mer
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...