lunes, 2 de febrero de 2009

Taroterapia




Entre las muchas opciones que tenemos para sanar nuestra alma se incluye la Taroterapia, término creado para definir el método de sanación a través del Tarot.

Las cartas del Tarot pueden ayudarnos a detectar aquellos bloqueos que llevamos en nuestro inconsciente y que son los causantes de que el flujo natural de nuestra energía se estanque, creando verdaderos tapones energéticos que son responsables de los conflictos que hoy presentamos. Una vez detectado el problema, podemos investigar la causal y así, conociendo las razones y orígenes de estos bloqueos es que empezaremos la terapia de saneamiento, para liberarnos.

El Tarot puede ser usado en 3 niveles de interpretación: físico, mental y álmico*, o lo que algunos llaman espiritual  y con ello podemos lograr descubrir en qué nivel se encuentran los conflictos humanos. Sabemos que revisando el pasado, podemos llegar a entender el porqué de las circunstancias presentes y con ello proyectarnos hacia el futuro. Siempre estamos a tiempo de poner soluciones.

La taroterapia nos proporciona asistencia cuando queremos confrontar  nuestras  necesidades en cualquiera de los niveles antes mencionados. Una simple, pero profunda lectura de Tarot puede ayudarte a hacer consciente cuáles son tus trabas y pedir ayuda para solucionarlo.

Comúnmente las personas se acercan buscando una lectura de tarot con la ilusión de que obtendrán soluciones mágicas, predicciones que anuncien abundancia y prosperidad, pero La magia que todos esperan del tarot, ocurre cuando comprendemos que somos los tejedores de nuestro destino y que toda causa o problema fue gestado por nosotros mismos en un pasado remoto y que seguiremos gestando las circunstancias del futuro. Ahí está la predicción del Tarot: que debemos hacernos cargo de lo que emitimos como vibración ya sea en palabras, pensamientos u obras…

Ya pasó el tiempo de las soluciones mágicas. Ahora todos sabemos que para resolver conflictos debemos trabajar en ello. Ya pasaron los tiempos de buscar afuera, es hora de buscar adentro las respuestas,  y en eso el Tarot se transforma en un excelente terapeuta, siempre y cuando sea guiado por una mano experta.

*álmico: Se reconoce al alma como el almacén del inconsciente y aunque muchos confundan alma y espíritu, son dos cosas distintas y el espíritu es luz radiante siempre, imposible de enfermar.


Me® 

Publicar un comentario

Déjanos tu huella...