viernes, 23 de noviembre de 2007

El Control



Puedo entender a quienes encuentran tan repugnante al ego que quieren deshacerse de él. Sin embargo, el ataque al ego es sólo un disfraz sutil del ataque a uno mismo.

Su destrucción no serviría de nada aun si pudiera lograrse. Es vital mantener la maquinaria creativa intacta.
Cuando lo despojamos de sus sueños feos, inseguros y violentos, el ego deja de ser feo, inseguro y violento, y toma su lugar como parte del misterio.
La realidad única nos ha revelado un valioso secreto: quien crea es más importante que el mundo entero.
De hecho, es el mundo. Vale la pena hacer una pausa para asimilarlo.
De todas las ideas liberadoras que pueden cambiar la vida de una persona,
quizá ésta sea la más poderosa. Pero para llevarla a la práctica, para ser auténticos creadores, debemos liberarnos de múltiples condicionamientos.
Nadie nos pidió que creyéramos en un mundo material, pero aprendimos a considerarnos seres limitados.
El mundo exterior no te proporcionará respuestas espirituales mientras no asumas tu papel de creador de la realidad.
Esto parecerá extraño al principio, pero establecerá un nuevo conjunto de creencias:

Todo lo que experimento es un reflejo de mí. Por tanto, no tiene sentido tratar de escapar. No hay a dónde ir, y como creador de mi realidad, no me interesaría huir aun si pudiera.

Mi vida es parte de todas las demás. Mi conexión con todos los seres vivientes me impide tener enemigos.
No siento necesidad de oponerme, resistirme, vencer o destruir.

No necesito controlar nada ni a nadie. Puedo inducir cambios transformando lo único que está bajo mi control: yo. 

Deepak Chopra


Mer
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...