martes, 9 de junio de 2015

Deja que fluya…



Las energías de este tiempo son de fluir y fluir… Pareciera que llevamos un volcán dentro nuestro y también en el exterior… Cambios energéticos radicales nos afectan a todos y recobrar el equilibrio resulta una verdadera ordalía…

Sí… estamos pasando por una prueba.

Nuestras frecuencias están siendo aumentadas al máximo mientras se activan campos energéticos dormidos en nuestros ser. Muchos no son capaces de resistirlo. Hay miedo, incertidumbre, desesperanza… pero también hay aceptación, confianza, esperanza y valor…

Somos la clara expresión del Yin y el Yang manifestada ahora en el planeta… La mitad resistiendo el cambio y sufriéndolo. La otra mitad entregada a los sucesos permitiéndose fluir y disfrutando de esta energía maravillosa…

Se diría que es una cuestión de actitud. Pero es mucho más que eso. Es un tema de vibración: Solo los que están en sintonía con los planos altos pueden darse el lujo de fluir… Solo quienes han derribado las corazas de la personalidad y abandonaron la tiranía del ego pueden manifestar su esencia y vivir desde el corazón… Quienes no hicieron la tarea tienen que trabajar el doble para ajustar sus propias vibraciones a las que están reinando hoy en el planeta.

El ego es una vestidura tenaz que todos llevamos desde el mismísimo día en que arribamos a este planeta y alguien dijo: “pero que hermoso bebé”…  luego otro dijo: “es igualita a su padre”… y hay quienes dijeron: “tiene un carácter muy fuerte”, “es muy inteligente”, “tiene sensibilidad”, “será exitoso”… Y así… Todos reforzaron esa vestimenta y pasamos a creer que somos el Ego… y duele darnos cuenta que no es así… Que somos espíritus y almas que necesitamos, para vivir la experiencia humana, vestirnos con un ego terreno… Ese está siendo nuestro mayor aprendizaje hoy… por eso hay dolor, porque ese vestido llamado ego ha crecido con nosotros y nos envuelve completamente impidiendo el flujo desde el interior. Desprenderlo produce desgarros, heridas, contracturas… y por estos días todos, sin excepciones, estamos viviendo este proceso de microcirugía energética que nos va soltando, desprendiendo capa por capa este ego que ha quedado completamente obsoleto… ya no se usa porque no es compatible con las nuevas energías. Lo que se lleva es la desnudez del alma, la autenticidad, la honestidad y el fluir…

Por eso, si estás viendo tu vida convulsionada, que las situaciones se te van de las manos, sucesos que escapan a tu control y te sientes un poco –o bastante– a la deriva es porque estás evolucionando... pero aún te quedan capas de ego por soltar que impiden que puedas manifestar tu verdadero SER… Por eso tus emociones se desbordan y te inundas (tristeza)… por eso tu volcán interno entra en erupción (cólera) y olas de frio te congelan (incertidumbre)… Como es adentro es afuera y tal vez te toca vivir en el exterior lo que estás evitando vivir internamente…

No hay nada que temer… Solo te estás limpiando… Todo tu Ser se está alineando a frecuencias superiores, tu conciencia se eleva y la claridad empieza a reinar en tu vida…

Mientras te despides de Otoño suelta esos restos de coraza egoica, pero se muy consciente de este proceso… Vívelo en total conciencia… Es un  renacer porque mientras tu ego va muriendo tu verdadero SER empieza a ver la luz…

Mientras tanto, deja que fluya…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...