miércoles, 14 de agosto de 2013

Asistencia Celestial



El Cielo está revolucionado… la tensión entre Urano y Plutón es suavizada por el gran trino de agua y un grupo de planetas en Cáncer nos mantienen profundamente emotivos… como es arriba es abajo… Nosotros también vivimos una revolución interna y externa porque nuestros cuerpos de luz están siendo recalibrados y nuestros cuerpos físicos purificados para ajustarse a la nueva vibración… y mientras nos desprendemos de lo no esencial, tanto en nosotros mismos como en nuestra vida, los chacras se expanden para vibrar en frecuencias superiores… y el alma duele…

Tal vez esté doliendo porque en esta profunda limpieza 2013 han ido quedando atrás algunas personas, algún trabajo, algunos lugares que frecuentábamos, algún rol que ocupábamos en la sociedad, algunas certezas, y muchos sueños… Pero a medida que avanzamos nuestro paisaje va cambiando y debemos aceptar que en el camino de la verdadera evolución el panorama cambiará muchas veces porque es imposible avanzar sin antes renovarnos interna y externamente.

Y mientras nos perfeccionamos, sin desatender nuestras labores cotidianas, vamos resolviendo conflictos y desafíos –que hoy no son pocos– para seguir limpiando nuestra energía… todo esto sin abandonar el trabajo interior que nos ha llevado al profundo conocimiento de nosotros mismos y a la revelación de nuestra verdadera identidad… y así mientras más nos acercamos a la esencia, más grandes son los retos a los que nos vemos enfrentados…

Este 16 de agosto cumpliremos 26 años de la primera Convergencia Armónica, cuando en 1987 José Argüelles lanzó una campaña de boca a oído llamando a los 144.000 "danzantes del Sol" a reunirse cerca de los lugares sagrados en el amanecer del 16 y 17 de agosto, para "abrir las puertas a los últimos 26 años del Gran Ciclo Maya de 5.125 años".  Ese fue el primer impulso hacia el cambio de la conciencia humana y desde esa fecha hasta hoy hemos vivido una verdadera revolución interior. Si miras hacia atrás podrás ver como nos hemos ido transformando y liberando… y ahora comprobamos que, para convertirnos en mariposas, no queda casi nada…

El 25 y 26 de agosto se formará la nueva Estrella Cósmica en el Cielo para equilibrar la anterior del 29 y 30 de julio que era yang, con esta otra de pura energía yin y es así como la Tierra y todos nosotros recibiremos oleadas de amor compasivo para sanar e ir cerrando viejas heridas. Es el tiempo de la sanación del alma, por lo que seremos inundados de energía luminosa y sanadora… Se despertará creatividad así que es el tiempo de reinventarte, de crear el nuevo Ser amoroso, compasivo y espiritual que habitará el nuevo Mundo hacia el cual nos dirigimos.
Como les he dicho en el anterior post, vivimos un momento único e importantísimo en la Gran Historia Cósmica y no sería precisamente un lujo  desperdiciarlo. Aprovecha esta energía para tu propio crecimiento realizando este sencillo ejercicio explicado aquí

Entretanto a seguir ejercitando el sagrado deber de mantenernos centrados y conscientes… porque esto –por más difícil que nos esté pareciendo– es una experiencia maravillosa que podremos dejar plasmada para que otras generaciones puedan ver como fue que nosotros vivimos en la Tierra la gran llegada de la Luz… y a no olvidar que no estamos solos… en este momento crucial somos guiados a cada paso porque siempre, en todo momento, y ahora más que nunca, contamos con toda la asistencia Celestial…

Feliz arribo mis queridísimos lectores!

Me®

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario

Déjanos tu huella...