lunes, 17 de agosto de 2009

Coloreando mi vida con Mandalas


Mandala nace de manda "esencia" y la "contenedor". Un mandala es capaz de contener nuestra esencia y por eso el Budismo y el Hinduismo lo contemple entre sus rituales de sanación y progreso espiritual.
Generalmente cuando traemos algún rito a occidente corremos el riesgo de mecanizarlo con lo cual pierde su sentido. Todo rito sirve para crear más consciencia ya que exige que estemos en el aquí y el ahora y no en el ayer ni en el mañana.
Los occidentales solemos repetir mantras, hacer mudras y movimientos de manera mecánica y es así como se repite el padrenuestro mientras se piensa en si llevar empanadas o comida china para el almuerzo… O hacemos la señal de la cruz con los dedos mientras estamos pensando en cualquier otra cosa. Somos los reyes de la mecanicidad y nos cuesta mucho estar presentes en el aquí y en el ahora.
Darle color a esos círculos llamados mandala es un verdadero ejercicio de meditación en donde concentro mi mente y mi quehacer solo en una cosa: pintar esa rueda que representa mi ser, mi totalidad…
Cuando dibujamos un Mandala estamos expresando en esa rueda nuestra visión del mundo y por eso es muy importante estar concentrados para que así podamos expresar nuestro ser… Lo ideal es ir desde mi centro hacia lo externo… desde mi SER hacia mi personalidad.
Cada color es una emoción expresada en la vida… El rojo es el entusiamo y la pasión, el verde nuestros sentidos, el amarillo nuestra alegría y lucidez, el azul tu paz, el morado y lila hablan de tu desarrollo espiritual… Así veremos como vas integrando estos espacios a tu vida por medio del color.
Si eliges los colores al azar, tanto mejor porque los ha elegido el alma para expresarse.
Hay quienes quieren pintar un mandala para tener un colorido cuadro en su sala y asisten a mi taller solo con ese deseo, lo que no es malo, pero no es el sentido de la creación y coloración de estas ruedas tan mágicas para todos. Otros compran un mandala ya pintado porque les parece bonito… No importa, es la conexión que han tenido con ese dibujo lo importante…
Bueno… Ahora no hay excusa para dejar de colorear una rueda… Anímate y selecciona una plantilla aquí y empieza a ponerle colores a tu vida…
Me®

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.
Publicar un comentario en la entrada

Déjanos tu huella...