Seguidores

domingo, 22 de noviembre de 2015

Luna Llena en Géminis: El conocimiento te hace libre…



Noviembre trajo regalos de todo tipo, y en este plenilunio llega a confortarnos con la energía Gemi-tariana que no vive su mejor momento con el Abue Saturno hospedado en la casa del Centauro.

La cosecha se viene abundante. El Sol ya se encuentra sagitariando desde hace unos minutos y su energía nos permite expandirnos interna y externamente... Ya que no puedo viajar en esta época escogeré un buen libro y me regalaré el disfrute de una gran aventura.

La Luna ya está coqueteando con el Sol acercándose a Géminis y nos entran deseos de curiosear en eso que llamamos creencias… Ufff, hay tanto paño que cortar en este tema, sobre todo con los últimos sucesos que han marcado la noticia ¿Hasta donde puedo estar preso de una creencia? ¿Cuánto puedo hacer para alcanzar el cielo prometido?

Hay creencias llenas de luz que nos permiten crecer, expandirnos, evolucionar y llegar hasta el Cielo… Es maravilloso creer en uno mismo, confiar en que somos merecedores de la total abundancia que regala el Universo… Creer en la vida, en los seres humanos, en la naturaleza siempre pródiga y fecunda…  Creer que no estamos solos, que somos sostenidos por fuerzas superiores y que aunque caigamos no nos lastimaremos… Sí, es bello creer…

Pero hay creencias limitantes, empequeñecedoras… creencias que oscurecen, que encarcelan, que castran, que estancan… Es terrible creer que todo aquel que piensa distinto a ti es tu enemigo. Igual de horrible es creerse dueños de la verdad absoluta y pensar que el resto es ignorante… y muy triste es estar convencido de que para ganarte el cielo debes eliminar a todos tus contrarios, a todos los que no están de acuerdo con tus objetivos… Sí…también puede ser muy feo creer…

Poner la FE en algo lo convierte en realidad… Ya lo dijo el Maestro Jesús:
En verdad os digo que cualquiera que diga a este monte: ’Quítate y arrójate al mar, y no dude en su corazón, sino crea que lo que dice va a suceder, le será concedido’. (Marcos 11:23) y cuando estás convencido de algo, no solo creyendo, sino también sintiendo que algo es así, no importa lo que esto sea, creas una realidad.

Ya es del conocimiento de todos que hemos creado el mundo en que vivimos, que estamos creando nuestras vidas, que así atraemos enfermedades, carencias, dolores, solo porque estamos convencidos que eso nos sucederá… y los menos crean realidades alegres, abundantes, maravillosas…

Mente y Corazón trabajando en armonía, convencidos de algo lo traen a la realidad… y eso puede ser maravilloso, pero también doloroso…

Tiempos de claridad… Ya no podemos echarle la culpa a nadie de lo que sucede en nuestras vidas y en todo el mundo… Millones de personas pensando en la guerra crean una guerra… Billones de personas teniendo creencias de escasez, de desigualdades, de no merecimiento, de victimismo, de explotación y sometimiento, crean continentes enteros viviendo esa cruda realidad…

El Sol en Sagitario, con su desparpajo habitual nos dice: ¿De qué te quejas? Eres el responsable de tu propia realidad personal y colectiva… Y la Luna en Géminis nos susurra: No se crean todo lo que dicen, investiguen, saquen sus propias conclusiones… y el conocimiento te dará libertad

Y esa ese es el regalo que nos trae esta Luna Llena geminiana: Conocer, descubrir, ampliar, expandirnos, agrandar nuestro mundo para poder ser libres. Cuando conoces la verdad nadie puede manipularte porque tú estarás en conocimiento de todas las partes de una situación. No sirve conocer solo un lado de la verdad, eso limita, empequeñece. Hay que pasar por Géminis (conocimiento) para llegar a Sagitario (Sabiduría).

Cerramos el ciclo abierto en la Luna Nueva en Escorpio que permitió emerger desde las sombras verdades veladas por siglos… Ahora podemos ver con claridad… Queda la curiosidad, el deseo de investigar, el impulso de conocer y esa energía nos la entregará la Luna cuando llegue con sus maletas cargadas de suvenires para todos sus amigos el 25 de noviembre y se hospede por 30 días en Géminis…

Feliz Luna Llena y aún más feliz encuentro con la verdad…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

sábado, 21 de noviembre de 2015

Reparando Alas…



La claridad reinante en este nuevo tiempo nos ha vuelto a todos muy conscientes de que poseemos un maravilloso par de alitas que hemos fortalecido, entrenado y ajustado para alzar el vuelo.
Se diría que nadie nos ha regalado estas alas. Nacimos con ella en el nivel energético… poco a poco nos atrevimos a manifestarlas en la vida cotidiana dejando atrás el miedo y la vergüenza, dos energías  de la vieja era pisciana que ahora han quedado obsoletas… Es más preciso decir que conquistamos nuestro propio par de alas. Son las alas del despertar, de la liberación de creencias limitantes, de pensamientos castradores, de energías paralizantes… Son alas de libertad, de confianza en uno mismo, de felicidad por descubrirnos, de gozo por Ser y estar aquí… de Amor.

Ser libre y darte cuenta de que tienes alas son uno solo… y cuando empiezas a usar tus alas de pronto ves como éstas pueden debilitarse, quebrarse,  soltarse y romperse, porque te estrellas contra el muro de la discriminación, de la intolerancia, de la falta de amor y respeto por el prójimo… Te paralizas en la frontera de las críticas, de la envidia, del desamor, de la carencia, de la discriminación… Hay un mundo allá afuera que sigue durmiendo acunado por el sistema y bajo el arrullo de los miles de distractores que han creado para mantener tu atención presa del “afuera” y no conozcas el paraíso que es vivir desde “dentro”… y siguen en ese sueño profundo que les mantiene convencidos que su único fin en esta vida es ser “buenas personas” y muy productivos...

Pero tú, que has despertado y te lanzaste en vuelo al descubrir que llevas el poder dentro de ti, que nada puede detenerte, que eres el artista que modela y da color a su vida, de pronto sientes que tus fuerzas no alcanzan, caes y te encuentras con las alas rotas… decepcionado… abatido y sin ánimos para volver a elevarte y, lo que es aún peor, sin motivaciones para reiniciar vuelo… Entonces es tiempo de reparar alas…

Cuando las alas se rompen perdemos la esperanza. Caemos en una especie de desencanto. Nos cuesta estimularnos para seguir… y es que una vez que hemos probado la libertad se hace difícil retornar a la cárcel.

Reconocernos libres, descubrir que estamos aquí en este mundo para cumplir una misión le dan poder a nuestras alas… ¿Quién no ha sentido deseos de volar cuando conecta con su poder intrínseco? Muchos se sintieron tan libres que dejaron sus casas, cambiaron sus nombres, abandonaron una vida a sueldo, por correr tras sus sueños y los perdimos de vista porque se elevaron tan alto batiendo sus alas… de pronto los vemos planeando cerca nuestro y son esos a quienes llamamos locos…

Y es que hay que estar un poco –o muy– loco para cortar las cadenas y lanzarse en vuelo porque al sistema no le gusta ni le conviene que abandones tu zona de comodidad (más bien la zona de confort de ellos) y te despreciarán, te perseguirán y te crucificarán de mil maneras…

Solo aparecen las alas a quienes descubren la magia del amor propio. Amor por lo que Yo Soy y no por como soy o lo que represento… Amor por esa divinidad emanando desde mi hacia ti y desde ti hacia mi… Amor por todo lo que veo y lo que toco. El amor es solo uno y no importa a quien lo des no cambia en esencia. Puedes amar a muchos seres y siempre sentirás el mismo Amor por todos… lo demás es apego.

Toda la potencia que tienen tus alas se llama Amor. Amor por ti mismo, amor por ese SER que eres tú y que es a quien tuviste descuidado por mucho tiempo. El reencuentro con nosotros, ese abrazarnos para reconocernos, aceptarnos, honrarnos y empezar a cuidarnos nos hace crecer unas alas enormes, aptas para todo tipo de vuelo… Y solo cuando estamos llenos de Amor podemos amar a otros. Nadie está en capacidad de dar lo que no tiene y solo cuando te repletas de una buena cantidad de amor propio fortaleces tus alas. Estar con alguien a quien brindas toda tu atención no es amor. Puede ser escapismo, refugio, apego… porque el amor no atrapa, no genera dependencia, no encarcela… El amor te libera y tonifica tus alas.

Entonces... Bríndate todo el Amor que puedas (nunca es demasiado). Regálate tiempo, espacio y concédete mimos de todo tipo. Permítete fluir desde el corazón y relaciónate con las personas de alma a alma. Dale vacaciones a tu ego y llámalo solo en casos de extrema necesidad… Tú ya puedes caminar solo… Siéntete merecedor de todo lo bueno y bello de este mundo. Puedes alcanzar las metas que te propongas con el deseo y la voluntad puesto en ello.

Convéncete que no viniste al planeta a caminar, menos a arrastrarte… Estás aquí para volar

Así que levántate… ese solo gesto reparó totalmente tus alas. Ahora ajústalas con tremenda dosis de autoestima, muévelas… Notarás que tus alas crecieron más, se volvieron más fuertes y resistentes… Entonces estás listo para volar.

Te espero allá arriba, en el alto cielo… Donde me fusiono con el viento y puedo ver todo con mayor claridad y pureza…

Feliz vuelo!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

domingo, 15 de noviembre de 2015

Descorriendo el Velo…



Dicen que ver con claridad es abrir mucho los ojos y otro tanto la mente… yo opino que principalmente hay que abrir el corazón para poder “sentir” las emanaciones de lo que es verdadero, corriendo el velo de lo ilusorio, que ha cubierto al planeta por siglos.

Estos tiempos son de una lucidez casi total… difícil engañarse porque si nuestros ojos nos confunden, el corazón grita “danger, danger…” y son muchos –cada día más– los que han aprendido a escuchar al corazón.
El concepto de manada está en extinción, somos ovejas que han salido del redil porque aprendieron a pensar por si mismas y abandonamos la “mente colectiva” en donde algunos piensan y el resto se deja llevar por esas ideas sin rebatirlas… y entre acciones manipuladas para hacerte creer ciertas cosas, entre publicidad que te dice que, como y donde vivir, comprar, comer, vestir, viajar, etc. y tanto cine jolibudense que fomenta la separación y promueve la inflación del ego, nos hemos escurrido por un costado de la masa uniforme siendo guiados por los susurros del alma… y así avanzamos hacia la claridad…

De pronto nos enteramos que hemos sido victimas de grandes manipulaciones… Así como cuando niños nos asustaban con el viejo de la bolsa, con la gitana roba niños, o con el cuco (coco) para lograr lo que se esperaba de nosotros, así mismo los que se creen poderosos en el planeta, manipulan las acciones y la información que nos transmiten solo para mantenernos bajo control. Así, tal cual, como en las películas se ha creado el bando de “los buenos” y “los malos”… Los buenos son todos los que piensan como yo y viven de acuerdo a esos pensamientos (o simulan hacerlo) y malos son los que piensan y actúan diferente… Ese es el paradigma en que hemos estado viviendo por mucho tiempo.

A comienzos de este siglo, cuando derribaron las torres gemelas dejando al descubierto una oscura planificación para mantener a la población mundial “de un lado” sembrando miedo, horror y desamparo… muchos sentimos dolor y vergüenza… Fue el inicio del gran despertar colectivo de ese american dream en que vivíamos… Hoy muy pocos se creen esta masquerade y otras tantas que han salido, están saliendo y saldrán a la luz…

Cuando conocimos la noticia de los atentados en Paris, rápidamente las redes sociales empatizaron con el país galo, “todos eran Paris” y elevaron sus “Prays for Paris” enarbolando la bandera francesa en sus perfiles, quizás desconociendo que ese ataque a la ciudad luz fue la respuesta Siria a los numerosos ataques galos…
No justifico la violencia. No estoy a favor de la guerra. Eso si, me asombra y me duele profundamente ver como este mundo se horroriza y llora por la muerte de un francés y no es capaz de inmutarse por la muerte de un niño sirio… ¿Qué diferencia a estos dos seres humanos? ¿Es porque pensar distinto lo convierte en un enemigo?

Muchas veces hemos conversado aquí mismo en este blog respecto a que lo que sucede afuera no es más que el mero reflejo de lo que pasa dentro de nosotros… ¿Con quien estoy en guerra? ¿A quién estoy bombardeando? ¿Cuántos ataques diarios envío a mis semejantes? Porque la guerra no es afuera… Todo siempre es adentro.

La Paz comienza dentro de mi… Y desde ahí proyecto.
Nos ha tocado vivir y sintonizar con esta barbarie porque aún estamos aprendiendo a vivir en paz… Somos meros aprendices y algunos pésimos discípulos porque le entregan la responsabilidad de sembrar y velar por la paz a los demás…

He recibido muchas invitaciones a rezar, hacer tiempos de silencio, meditar y orar por las pérdidas en Francia y me parece válido. Pero no soy muy dada a las performances. Soy partidaria del trabajo consciente, por lo que quiero invitar a todos mis queridos, y siempre leales, lectores a que cada día, durante toda nuestra vida terrena nos tomemos un tiempo de reflexión cuando estemos prontos a lanzar un misil verbal a la pareja, el vecino, el compañero de trabajo, la empleada… A practicar la aceptación y tolerancia cuando no nos dejen avanzar con el carro, cuando nos tengan horas esperando en la consulta del dentista, cuando alguien nos adelante en la cola del supermercado…
Y cuando son los demás quienes nos envían misiles ¿Los devolvemos? O nos paramos un instante en el lugar del otro para comprender las motivaciones que tiene para hacernos blanco de su odio?

La paz se construye segundo a segundo, cada día, en toda circunstancia, con todas las personas y conmigo mismo… Es cierto, todos somos Francia, y también todos somos Siria y somos todos hijos de este Universo…

Sin importar en que latitud del planeta vivamos, el color de la piel y las ideas, las creencias, costumbres, gustos y edades, somos todos seres espirituales compartiendo esta experiencia humana y juntos avanzamos, ahora más que nunca, hacia la Luz…

El velo ilusorio se ha descorrido y el que tenga ojos que vea…

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

miércoles, 11 de noviembre de 2015

Ritual de Luna Nueva en Escorpio: Trascender…



Aunque Escorpio no goza de mucha popularidad y es el signo más incomprendido del zodiaco, esta puede ser la energía celeste que más te ayude a trascender las limitaciones terráqueas… Tal vez porque se adentra en oscuras profundidades para investigar lo que está oculto para el resto y logra llegar a la esencia de las cosas, ya sean personas o situaciones… por eso descubre desde muy joven todo el juego tridimensional y no se deja engañar por ese sueño que algunos llaman vida…
El sabe que hay algo más… No puede ser que la vida sea solo prepararnos para ser productores de este sistema, emparejarnos, reproducirnos, adquirir bienes, prestigio, fama, dinero… envejecer… y… nada más… Por eso busca incansablemente hasta que encuentra las verdaderas razones de la existencia terrena y desde ese día se vuelve un loco para los demás porque comienzas una nueva vida…

Y si… todo lo anterior es un poco mi historia: Buscar las trascendencia, llegar a lo esencial de todo y todos y vivir de acuerdo a los dictados del corazón…

Trascender significa superar los límites de la existencia misma. Es ver todo con una óptica superior. Encontrarle verdadero sentido a la vida y dejar de vivir bajo el diseño que crearon otros.

Este Ritual escorpiano te invita a hacer de tu vida algo trascendente, único, propio y maravilloso.

Esta noche se generoso contigo y regálate un espacio de tiempo para meditar y luego reflexionar acerca de tu vida. ¿Eres feliz?  ¿Estás haciendo lo que te gusta?  ¿Despiertas entusiasmado por las mañanas?  ¿Sientes que tu niño interior te agradece haber cumplido los sueños que tenías? ¿Has dejado de buscar afuera la felicidad? Si respondes a 3 de estas preguntas de forma positiva, estás encaminado… Si son menos… Te encaminarás hoy…

Todos los seres humanos, ya sea que nacieron en mayo, julio o diciembre tienen un lado Escorpio y eso lo puedes descubrir en tu Carta Natal… Ese lado escorpiano es el que transformará el área de la vida que está tocando y esa parte tuya trascenderá.

¿Por dónde evoluciono? Preguntan muchos y les respondo: Por el área que tienes a Escorpio y de la forma que indique el signo ubicado allí… Ta vez difícil de comprender para ti, pero lo importante hoy es que sabes que no importa que seas Libra, Acuario o Sagitario, tienes al Señor Escorpio trabajando para ti y con su ayuda podrás trascender toda limitación.

Las limitaciones son siempre energéticas ya sea en forma de ideas o creencias nosotros creamos fronteras en nuestro campo de aprendizaje y filtramos las experiencias… De pronto hay muchos que llegan a mi consulta diciendo “No quiero saber nada del amor, porque se sufre mucho” y esa es una fuerte limitación para amar… otros vienen afirmando que “jamás volverán a creer en alguien” y esa barrera los obliga a vivir desconfiando… ¿Por qué limitarnos? No importa cuantas veces nos traiciones, podemos seguir creyendo… y si el amor resultó doloroso una vez no tiene que serlo siempre… Si fracasamos en el intento podemos seguir insistiendo hasta lograrlo. Lo importante es sacar adelante nuestros sueños…
Si quieres ser pintor, escritor, cineasta, bailarín, actriz, poeta, o fotógrafo borra de tu mente aquello de que quienes se dedican al arte viven en la miseria, porque tu mente crea y lo que crees creas

En este ritual –que harás a diario desde hoy– imaginarás una goma gigante que cada vez que tengas un pensamiento limitante lo borrará mientras repites Cancelar pensamiento y lo cambiarás por otro. Por ej. Cuando pienses: No estoy capacitada para ese trabajo, rápidamente lo cancelas, imaginas  la goma borrando ese pensamiento y lo cambiarás por otro que repetirás varias veces –7 es un excelente número– para hacerlo consciente. Puedes decir ahora: Ese trabajo se adapta a mis capacidades o la que tú prefieras…
Borra todo pensamiento negativo, encarcelador, limitante o destructivo…

Trasciende todo lo que aprendiste hasta hoy y empieza a desaprender, para reaprender… Será como volver a nacer porque empiezas a vivir una vida nueva, una vida que tú mismo estás creando a tu gusto y medida…

Feliz Luna Nueva Trascendente!

En Amor y Conciencia.

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...