Seguidores

domingo, 21 de julio de 2013

Baño de Luz...



Después de un periodo agitado, en donde reinaron el caos y la frustración, lentamente las cosas retoman su cauce normal y nos hacemos cargo de la situación. Hemos cruzado la barrera 3D y en este nuevo “espacio” no son buenas las soluciones racionales y estudiadas. Comprobamos que ya no sirve reaccionar con las acostumbradas y ya obsoletas formas tridimensionales ante los desafíos que nos envía el Universo… ahora se impone usar la creatividad, así que durante todo este periodo nuestra tarea es desarrollar a full todos nuestros talentos. La nueva vibración corporal y terrena es de fluir… fluir… y fluir… siempre desde el corazón…

Cuando vinimos a la Tierra traíamos un pacto álmico: El de cocrear un planeta luminoso, más compasivo, generoso y evolucionado, casi un Cielo en la Tierra… y llegó la hora de trabajar en ello. Como decía en el post anterior, la creatividad está en el aire y podemos disponer de toneladas de ella para iniciar nuestra labor cocreadora.

Hemos recibido tanta energía en lo que va corrido del año y, aunque al principio resultó un verdadero choque energético debido a que no estábamos acostumbrados a tanta luminosidad, en la actualidad cae sobre nosotros un verdadero baño de luz que nutre nuestra memoria celular y recalibra nuestras frecuencias vibratorias… y ésta se intensificará mucho más el 29 y 30 de julio, cuando se abrirá un portal estelar formado por planetas que se alinean formando una Gran Estrella Cósmica o Hexágono Místico constituido por un trígono de Agua y otro de Tierra que son los elementos con que vamos a construir nuestro Nuevo Mundo… El Cielo nos ofrece la oportunidad de bañarnos conscientemente con este fluido luminoso para sintonizar nuestro ADN con la dimensión a la que ascendemos y ajustar vibraciones... Luego, el 25 y 26 de agosto, una nueva alineación planetaria dará vida a una segunda Estrella Cósmica cerrando así este periodo de nutrición energética… pronto estaremos aptos para anclarnos en las dimensiones superiores. Por el momento seguimos este viaje que a ratos es vertiginoso y en otros pausado, pero siempre hermoso y purificador.

Este baño de luz permitirá que se revelen todos los secretos… Nada puede ocultarse ante esta poderosa claridad lumínica y todos los rincones de la Tierra son alumbrados, así como los de nuestra psiquis… Nunca hubo oscuridad en nosotros, era solo ausencia de luz y la luz ha llegado… Conoceremos las verdaderas -u ocultas- razones de cada situación que hemos vivido y se aclaran muchos de los recuerdos agolpados en nuestra mente y que  precisan de sanación: entrégalos a la luz…

Nada que temer.. nos preparamos para romper el capullo y abandonar el estado de pupa, dejando atrás la tiniebla silenciosa que nos reconcilió con nuestra propia oscuridad. Fue un tiempo de profunda sanación para cada uno y por eso fuimos tan remecidos, porque había que despertar y soltar apegos.
Poco a poco hemos ido sintonizando con las nuevas frecuencias y el camino se hace más llano, aunque no exento de ondulaciones, pero no son más que coletazos de la Serpiente de agua que hace su trabajo muy concienzudamente pues no quiere que nadie se duerma en este periodo de total depuración y sanación…

Y mientras seguimos todos juntos hasta el final de este viaje, en medio de esta vorágine, encontremos un momento para alzar los brazos hacia el cielo y  decir: ¡Gracias Universo por tanta luz derramada sobre nosotros!

… y el Universo seguirá respondiendo generoso…

Hasta la próxima mis queridos y leales lectores…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

domingo, 7 de julio de 2013

Es Tiempo de crear...



Ha sido emocionante llegar hasta esta etapa. Iniciamos el segundo semestre del año después de un periplo muy sanador por la primera mitad de este serpenteante 2013.

Aunque las energías siguen estando muy mezcladas y aún no sabemos diferenciar lo que pertenece a las ruinas del viejo mundo de las energías que salen a encontrarnos desde el nuevo mundo, nos sentimos tranquilos y a la vez ansiosos… con nuestros corazones henchidos por la emoción de estar aquí, a pesar de tener el alma un tanto magullada después de haber quitado a jirones varias capas de ego, pero estamos vivos, en toda la extensión de la palabra.

Y para los que creen que llegaremos a algún lugar físico lamentaré decepcionarlos porque así como el viejo mundo estaba construido por energías, el nuevo mundo también lo está y se vive sintonizando con las frecuencias de una dimensión superior… y viene con un plus: lo creamos nosotros mismos con todo el potencial de que disponemos hoy para vivir esto desde la conciencia, que es donde ocurre todo.

Mucho de la desorientación que nos invade es porque estamos perdiendo -literalmente- la razón, ya que hemos estado activando fuertemente el lado derecho del cerebro y nos sentimos más conectados al alma y la emoción… nos motivamos a hacer cosas distintas porque la creatividad anda suelta.

Hoy nos toca convertirnos en arquitectos para construir la maqueta de nuestro hogar soñado; escultores para dar forma a nuestros ideales, pintores para colorear cada uno de esos anhelos, artesanos para pulir cada detalle ensoñado... Hoy nos hacemos cargo de nuestra vida y nos toca crearla… Nos hemos convertido en adultos. Atrás se quedaron las viejas estructuras en donde la humanidad se sostenía y en donde éramos como pequeños niños que necesitábamos una mano que nos guie. Acabamos de graduarnos y empezamos a fluir… todo lo vivimos desde dentro y nos lanzamos hacia la gran aventura de cumplir nuestro contrato álmico, ese que ha quedado impreso en el Universo.

Todos estamos aquí por alguna razón pactada de antemano y lo que vivenciamos es parte del aprendizaje que elegimos hacer individualmente y de manera colectiva. No hay casualidades ni premios ni castigos… Todo ocurre de un modo sincrónico y perfecto.

Todavía nuestro cuerpo no se adaptó del todo a las nuevas energías y a ratos nos sentimos mareados, como si tuviéramos un pie en el viejo mundo y otro en el Nuevo… y así mismo es. Nos encontramos entre las fronteras de los dos mundos y sus respectivas vibraciones son tan disímiles que no es tan fácil pasar de una a la otra. Y mientras seguimos creciendo, madurando, despertando… creando conciencia en este viaje que no por acontecido deja de ser maravilloso…

Seguimos acompañándonos en este proceso amigos lectores y mantengan la confianza intacta porque se vienen tiempos de mucha luz… 

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

lunes, 1 de julio de 2013

Y pasamos Junio…



Así como los abuelitos celebran el 1 de septiembre porque pasaron agosto, así estamos nosotros de contentos porque sobrevivimos a junio, lo que no es menor, debido a las tremendas sacudidas de la nave 2013, que ocasionó un caos de proporciones en nuestras vidas... pero no cantemos victoria porque julio se viene lleno de sorpresas, aunque trae el gran regalo de la reconciliación: Es hora de reconciliar nuestro pasado y nuestro presente, hora de aceptar que todo lo que hemos experimentado ha sido la preparación para este momento tan especial que vivenciamos ahora.

Para muchos es difícil comprender lo que está sucediendo porque no son del todo conscientes que vamos viajamos por la gran carretera cósmica. Es una odisea personal y también colectiva. Nos dirigimos hacia dimensiones superiores mientras nuestros cuerpos viven la metamorfosis necesaria para ajustarse al sistema de vida de ese Nuevo Mundo y nos encontramos como crisálidas, suspendidos en el espacio/tiempo, en total quietud, silencio y oscuridad terminando este proceso de purificación profunda… nos estamos limpiando y recalibrando porque ajustamos todas nuestras moléculas a la nueva vibración… mientras el destino nos llueve lentamente para lavar tanto karma acumulado durante todas las encarnaciones que tuvimos en 3D aprendiendo, creciendo, despertando…

Nos encontramos en la fase de crisálida y permaneceremos en ese estado durante todo julio, en una profunda sanación física, mental, emocional y espiritual, para poder soltar hasta la última capa de ego: ese capullo con que nos protegimos durante tantas vidas… Debemos quedar tan ligeros, que podamos por fin elevarnos.
Pero el ego se resiste a abandonarnos, por eso la ansiedad y el cansancio nos mantienen casi inertes… nuestras emociones se alteran para liberar todas las energías almacenadas en el interior y durante el día los continuos mareos nos obligan a estar más quietos, sintiendo como oleadas de calor recorren nuestro cuerpo quemando así los residuos energéticos que liberamos… y desde arriba nos asisten seres superiores que anhelan nuestro retorno a casa… no estamos solos porque hay Ángeles y Maestros que nos llevan cogidos de la mano.

Solo queda desprendernos del capullo para alzar el vuelo, ese capullo compuesto de toda nuestra información kármica, del programa de creencias limitantes que nos dio la ilusión de separatividad, de todos los paradigmas heredados de ancestros… y vamos despojándonos poco a poco de esa envoltura porque, aún en medio de la soledad, del caos y la confusión, tenemos la confianza de que algo maravilloso sucederá cuando seamos libres.

El cielo nos regala agua purificadora formada por un gran trino entre Júpiter, Neptuno y Saturno que crean esta potente energía curativa que nos bañará a todos sin excepción, continuando con el proceso depurativo del alma… También 4 planetas en retrogradación nos invitan a ir hacia el interior para encontrarnos y alcanzar la tan anhelada paz…

Seguimos viajando y ajustando, equilibrando, limpiando y sanando para llegar al estado de total pureza que necesitamos para habitar ese Nuevo Mundo que nos está esperando… y en medio de este tormentoso viaje nos estacionamos en el invierno del lado sur del planeta para recibir la calma, el silencio y la oscuridad que necesitamos para que la oruga madure y pueda usar sus alas. Mientras las energías del signo Cáncer cubren totalmente a la Tierra que gesta dentro de si el nuevo mundo, así como nosotros gestamos en nuestro interior al humano consciente.

Mientras tanto queda seguir transitando, en estado latente… esperando… resistiendo… confiando… agradeciendo… porque muy pronto ya no habrá más oscuridad y contemplaremos la vida desde lo alto, agitando nuestras  alas multicolores porque nos habremos transformado en mariposas…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...