Seguidores

martes, 21 de junio de 2011

Como vivir el Invierno



Hoy martes 21 de junio a las 13 horas y 16 minutos se da inicio al solsticio de invierno en el hemisferio sur y con ello las noches se alargan y los días se acortan permitiéndonos mayor recogimiento en nuestras vidas.
El Taoísmo define el invierno como un periodo muy Yin, por sus cualidades femeninas, maternales, interiores, fluidas y receptivas. Es un tiempo de pasividad en donde la naturaleza y nuestro cuerpo permanecen en un estado de quietud para recoger toda la energía que almacenará para usar en los periodos más activos que vendrán (primavera y verano).

Somos seres solares, nos nutrimos de la energía del sol… Nos comportamos como verdaderas baterías humanas ya que el astro rey nos carga y nos vitaliza con su luz y calor, por eso en los días soleados nos sentimos tan plenos y en los días nublados y fríos bajan nuestras frecuencias y nos sentimos algo aletargados y nuestra fuerza se concentra en almacenar el poder energético que usaremos en el futuro… buscamos el sol, nos acercamos al fuego y nos nutrimos de esa energía calórica. Nuestra dieta debe basarse en alimentos que produzcan calor. Debemos cuidarnos de los excesos de café, azúcar y carbohidratos. Es bueno consumir muchas verduras crudas y cocidas y también legumbres y frutos secos.

En invierno nos invade la nostalgia. Es un tiempo para vivir hacia dentro, no solo del hogar sino de nosotros mismos. Cuando vivimos desde y hacia adentro es cuando acumulamos el poder… Vivir hacia fuera nos hace derrochar energías. El solo gesto de hablar nos hace usar una gran cantidad de fuerza, sino observa cuando has estado débil o enfermo el gran esfuerzo que cuesta balbucear algunas palabras… Reservamos energía acostándonos temprano, durmiendo mucho, alimentándonos bien, haciendo silencio, quedándonos en casa y leyendo mucho… Es como la savia recorriendo nuestro interior y fortaleciendo nuestras raíces.

Ya pronto el sol volverá a acercarse a la tierra y a calentarla con su luz y calor… Volveremos a sentirnos plenos y vitales cargados con esa energía solar… Mientras tanto ocupémonos de cargarnos del poder necesario para vivir en plenitud.

Vivamos el invierno con alegría y dediquémosle este tiempo a la persona más importante de nuestra vida: nosotros mismos

Almacenemos energía y lucidez para recibir a la Primavera..!

Me®

viernes, 17 de junio de 2011

El Sabio


.۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞.
El sabio se mantiene alejado de la rivalidad,
de la codicia y de la confusión
producida por los deseos.

El sabio es feliz al vivir,
es bondadoso y armoniza con todos,
es sincero al hablar, equilibrado
y recto en el trabajo y en la vida.

Cuando acaba su obra, se retira oportunamente,
su respiración es fresca como la de un niño,
y busca siempre beneficiar a los hombres.
El sabio es difícil de comprender,
es cauteloso como quien atraviesa
un río en invierno,
prudente como quien tiene enemigos,

reservado como el huésped de una casa,
sencillo como la madera, tranquilo como un valle
y profundo como las aguas de un lago.
El sabio posee poco
porque se ha olvidado de las cosas,
su presencia es modelo para todos los hombres.
No se muestra, por eso resplandece,
no se vanagloria, por eso sobresale,
no se exalta, por eso merece elogio,
es humilde y se mantiene íntegro.

Permanece independiente,
aunque viva rodeado de gloria y esplendor
nunca pierde la paz.
El sabio no es impetuoso,
y nunca pierde el dominio de sí mismo.

El sabio no ofende a nadie,
y nunca halla motivo para rechazar a nadie.

El sabio es aquel que se conoce a sí mismo,
que quiere conquistarse a sí mismo,
más que conquistar a otros.

El sabio, contemplado,
no parece digno de ser mirado,
oyéndolo, no parece digno de ser escuchado,
sin embargo, contiene en sí todas las virtudes.
El sabio parece que no hace nada y,
sin embargo, nada queda sin realizar.

El sabio hace del corazón de los demás
el suyo propio.
Con el bueno obra de forma buena,
con el malo obra de buena forma.

El sabio se parece a un niño,
nada ni nadie le daña.

El sabio se da cuenta de las cosas
que para los demás pasan inadvertidas,
y estima por igual las grandes y las pequeñas.

El sabio no combate, mas siempre vence,
y no teme a la muerte.

El sabio es, en fin, quien está en armonía
con la naturaleza.

Tao Te King
.۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞..۞.
Me®

miércoles, 15 de junio de 2011

Inspiración…



La inspiración es de los actos más mágicos, bellos y sagrados que el Universo  pudo regalarnos…

Es Inspirar, atraer hacia nosotros toda la fuerza de la energía universal para hacer con ella algo maravilloso… y de la inspiración surgen cosas tan sublimes como un poema, una canción, una Capilla sixtina, una Pietá, un libro, una joya, un paseo, una cena, una declaración de amor… Si miramos el trasfondo de cada experiencia o cosa descubriremos que aquello que nos hace más felices proviene de la inspiración de alguien…

Todos podemos ser seres inspirados, solo basta con entregarnos, confiar en que todo viene desde espacios superiores y permitir que el Cielo fecunde nuestra mente, alma, corazón… y desde allí gestar la divinidad para concebir maravillosas obras…

A veces cuesta inspirarse o conectarse con ese espacio sagrado que tenemos dentro, aún sin saber que lo poseemos… Otras amanecemos inspirados y brotan de nosotros gestos, palabras y acciones que llenan de felicidad a otros y a nosotros mismos.

Inspirar viene del latín inspiratio. La inspiración es el proceso o resultado de inspirarse o inspirar (hacer que el aire del exterior ingrese a los pulmones o atraer pensamientos luminosos en la mente) y no tiene que ver con el acto de permitir la entrada del aire por nuestra nariz (respirar) sino que hace referencia a la iluminación, que alguna fuerza superior, divinidad o el propio Universo motive a alguna persona o grupo para realizar bellas acciones.

Para inspirarnos solo debemos abrir la mente y el corazón para recibir todo el poder que reina en la galaxia, esa fuerza expansiva y creativa que está actuando en todo momento…

Océanos de inspiración bañan todo el planeta esperando a que tú te sumerjas en ellos y empieces a nadar…
Milillones de semillas giran danzando entre las partículas del prana esperando que el cielo surque el aire fecundándolo con los bellos colores del arcoíris permitiendo que afloren las ideas… Desde allí, desde esa fusión alma, corazón, cielo se gesta la belleza de lo nunca antes creado…

Permite que los dorados rayos del Sol aniden en tu corazón porque es allí donde se gesta el amor que es capaz de abarcarlo todo.

Confía en tus capacidades. Tú eres el único que puede abrir de par en par las puertas a la inspiración y las puertas del corazón se abren desde dentro. Los demás pueden empujar desde afuera pero eres tú y nadie más que tu quien saca la llave de esa coraza que te impide conectar con tu espacio sagrado para inundarte de energías luminosas y sacar lo mejor de ti.

Dale una oportunidad al Cielo y déjalo residir en tu corazón… Reconcilia tu mente y tu espíritu, para que corazón y alma se abracen y nos entreguen su sagrada concepción…

Recuerda que toda obra es el fruto de la inspiración… tus hijos son tus obras y todos ellos vienen de la inspiración… de ese inspirar lo mágico y sagrado del Universo para manifestarlo en la realidad.

Por ahora cierra los ojos… tararea tu canción favorita… Si quieres puedes dar unos pasitos de baile… Ya se ha empezado a gestar algo bello en ti… Estás inspirado…

Me® 

 Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

martes, 14 de junio de 2011

Dale vida a tus sueños


Unos más y otros menos, pero todos tenemos sueños.

Un sueño puede ser eternamente eso: solo un sueño… depende de ti hacerlos realidad y no me digas que no puedes, que no tienes tiempo, dinero ni capacidad porque todos, absolutamente todos estamos en capacidad de concretar sueños y no tiene que ser por arte de magia sino que dando pequeños avances y por eso necesitas tener claro hacia donde quieres ir para preparar cada uno de los pasos que debes dar. El Mapa de los sueños suele ser de gran ayuda en estos casos.

Cuando tienes claro lo que quieres es muy fácil poner a andar los sueños. Por ejemplo si quieres bajar de peso ¿Por qué esperar hasta el lunes? Solo empieza ya, eliminando de tu nevera todos los alimentos altos en calorías y reemplazarlos por frutas, verduras y una férrea voluntad.
Si tu sueño es cantar como María Callas, puedes inscribirte en un curso de canto y hacer espacio en tu vida para ensayar y cantar… cantar todos los días.
Si tu trabajo ya no te satisface solo tienes que dar los pasos necesarios para encontrar uno de tu agrado y dejar de estar en un lugar donde no te sientes bien.
Si sueñas convertirte en escritora toma algún curso de redacción, haz un hueco en tus actividades diarias para escribir aunque sean solo 30 minutos y empieza a escribir…
Si adoras las plantas y quieres tener un invernadero empieza hoy mismo creando el espacio físico para acomodar las plantas y adquiero una planta, la semana que viene otra y ni cuenta te darás cuando tengas un invernadero lleno de variedades de matas.

Si tu sueño es realmente valioso no te importará invertir tiempo y dinero en luchar por alcanzarlo así que busca oportunidades, llama a quien debes llamar, toma cursos de lo que debas tomar, asiste a los lugares que te ayudarán, regálate tiempo, crea espacios en tu vida y sobre todo dale energía –pensando, visualizando– todos los días a esos sueños…

Las energías han empezado desde hace mucho a marcar nuevos comienzos  y estoy segura que dentro de ti se manifiesta un descontento. Anhelas buscar nuevos horizontes, hallar nuevos caminos, y salir de ese estado confuso en que te encuentras. Ahora es el momento… Atrévete a salir adelante, a crear tu propia vida y sobre todo a ser feliz…

Y si estás contenta con la vida que tienes y solo quisieras agregarle un ingrediente más… pues ve por ello…

La vida es un instante y no puedes dejar que pase de largo sin haber hecho hasta lo imposible por realizarte y ser feliz.

Solo empieza ahora mismo y que nada te detenga en este maravilloso trabajo que es darle vida a los sueños

Me® 

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

domingo, 12 de junio de 2011

¿Es la espiritualidad un negocio?


El tema de los pagos o donaciones por servicios espirituales viene preocupando a la humanidad desde hace siglos y en todas las tradiciones religiosas, culturales se destaca la virtud del "no cobrar", aunque en la realidad sea distinto.
Hay quienes practican el don de la sanación como un verdadero apostolado y otros ven este servicio espiritual como un negocio más.

En todos los ámbitos encontraremos distintos niveles y planos ya sea en la conciencia o de trabajo: Hay quienes permanecen en el plano inferior y solo buscan la sobrevivencia material, por lo cual sentirán que cada cosa que hagan debe ser retribuida con dinero. Otro plano es el del servicio en donde la persona desea sentirse útil a su comunidad y el solo hecho de poder ayudar le sirve como retribución, aunque esperan a cambio ser reconocidos como servidores públicos. Y están quienes sienten un profundo compromiso con toda la humanidad y más que necesitar darse al resto y se sienten tan conectados con aquellos que sienten sus pares, sus hermanos, con la tierra, con la naturaleza misma que dan y se dan sin esperar retribución material ya que están convencidos de que el universo actúa como un boomerang y te devolverá lo que envías.

A veces los planos se entrecruzan y podemos encontrarnos con personas con un alto desarrollo espiritual que quiere ponerle un valor comercial a su trabajo y es cuando nos damos cuenta de que los planos de luz no colaboran con ellos poniéndoles trabas hasta que sueltan el aspecto mercantilista de su trabajo.
Hay también una máxima que reza: “lo similar atrae a lo similar “y siempre habrá personas que deban aprender de la experiencia del comercio espiritual ya que están vibrando en esa tonalidad y es así como encontramos médicos, abogados, educadores y hasta sacerdotes que solo ven el aspecto material en sus vidas... y otras personas se conectarán con la mística del sanador que es feliz colaborando en la creación de una sociedad menos materialista.

Hay quienes persiguen a los “comerciantes del espíritu” como en una verdadera cacería de brujas sin darse cuenta que en eso están interfiriendo el karma de esas personas y el suyo propio.
El planeta, el Universo, da cabida a todos y en ellos conviven desde las energías más elevadas a las más groseras y nosotros no somos quienes para hacer juicios sobre ello. Cada persona ha elegido aprender sus lecciones y si practicamos la tolerancia les ayudaremos a avanzar hacia la luz.

Es cierto que a veces nos molesta ver como algunos reducen el desarrollo espiritual a un mero negocio, pero les recuerdo lo que alguien dijo alguna vez: El que esté limpio de culpas que lance la primera piedra…”
Me® 

Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

viernes, 10 de junio de 2011

Maestra Vida


Constantemente la vida nos está dando lecciones porque somos sus discípulos. A veces nos tardamos años en aprehender algo y hay quienes se pasan la vida sin aprender nada igual como muchos que salen de la escuela sabiendo apenas leer, escribir o sumar y restar…

A todos nos pasa en algún área de la vida que se nos repite la historia, cambia el personaje pero el conflicto es el mismo, ya sea un problema de autoridad con jefes o subalternos, dificultad con la pareja, los padres o los hijos… cambian las circunstancias pero si revisas el meollo del asunto es siempre el mismo y es eso justamente lo que debemos trabajar.

A veces la solución es más simple de lo que creemos y consiste en tan solo abrirse a la situación que oficia de maestra y empezar a vislumbrar soluciones. Puede ser que no dependa solo de ti y que la otra parte no esté dispuesta a colaborar, pero lo importante es la relación que estés teniendo tú con el conflicto. Si te quedas pegado en enojos, rabias, rencores no saldrás nunca del entuerto así que conviene soltar, no empantanarte sino que salir hacia la superficie. Si hay que conversar, hazlo, si hay que saldar deudas, hazlo, si debes pedir perdón, hazlo y sobre todo: si debes corregir, hazlo… y enfrenta de otro modo el conflicto. Si siempre estás culpando a los demás de lo que sucede no estás teniendo una actitud madura porque los adultos asumimos responsabilidades.
Escapar tampoco es una alternativa válida. Hay que tener el valor de mirar a la cara todos los dilemas que nos aquejan porque solo así podemos solucionarlos.
Una vez que hemos integrado la enseñanza que la vida nos quiere dar, nunca más se nos repite ese problema. Podrán venir otros, pero en ese tema específico, hemos sido graduados.

Cuantos tienes que dar examen en la universidad ¿Qué haces? Estudias, te preparas… Pues con la vida debiéramos actuar igual: Prepararnos…

La mayor parte de las situaciones en que nos aproblemamos es por apego, por no querer dejar ir algún tema y por quedarnos pegados sufrimos y agrandamos un problema que podría ser pequeño en su momento pero el ego, al no soltarlo, va creando una madeja enorme en donde se van enrollando más y más hilos cada vez…

De ahora en adelante, cuando tengas un conflicto, ya sea interno, con otras personas o con el colectivo, simplemente detente unos instantes y medítalo, razónalo y pásalo por el corazón… Inicia acciones. Haz lo que debas hacer para solucionarlo. No permitas que el orgullo, la soberbia o la cobardía te impidan dar un paso hacia la solución… y verás como, una vez enfrentado ese tema, lo superarás para siempre y… LECCION APRENDIDA NUNCA MAS REPETIDA… No volverás a enfrentarte a esa dificultad nunca más. Podrás verte en otros aprietos, pero la vida te otorga un certificado de TEMA  SUPERADO y ese asunto puntual no lo volverás a enfrentar jamás…

Recuerda siempre que somos pasajeros de la vida… no nos quedaremos eternamente aquí. Hemos venido solo a aprender las lecciones que nos enseñará nuestra Maestra Vida…

Me® 

 Si reenvias este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre ni el texto. Cita la fuente correctamente. Se consciente de tu ética espiritual.

Déjanos tu huella...